Por qué a mi gato le gustan las cajas

¿Por qué a mi gato le gustan las cajas?

De todas las “excentricidades” que pueden llevar a cabo nuestros felinos, hay una por la que muchas personas nos seguimos preguntando cada día: ¿por qué a mi gato le gustan las cajas? En este artículo intentaremos darte las razones que explican ese extraño gusto.

¿Por qué a mi gato le gustan las cajas?

El motivo de por qué a mi gato le gustan las cajas y se vuelve loco cuando ve una de ellas, no es solo uno. ¡Toma nota de todos ellos!

Las respuestas a por qué a mi gato le gustan las cajas

Les da seguridad

Buscar pequeños lugares donde esconderse es un comportamiento instintivo de los gatos. Por eso, es más normal de lo que imaginas ver a tu felino metido dentro de una caja, pero también de una bolsa, una maleta de viaje o una mochila.

En la naturaleza, introducirse en un pequeño espacio les permite ocultarse de los depredadores. Pero, a la vez, esto también les facilita acechar a sus presas sin ser vistos.

Al estar dentro de una caja, tanto si quieren protegerse como controlar a sus presas, los gatos sienten que todo lo que se acerque a ellos estará claramente visible.

Y en caso de tratarse de su premio… ¡podrán saltar sobre la presa sin que se lo espere!

Es un lugar acogedor y calentito

Otra de las razones de por qué a mi gato le gustan las cajas es porque, además de la seguridad que les supone sentirse protegidos, también les proporciona la tranquilidad y comodidad necesarias para descansar.

La temperatura es un factor importante es este aspecto. Cuando el animal está metido en un espacio reducido, se ve obligado a adoptar posturas que ayudan a mantener su calor corporal.

Razones de por qué a mi gato le gustan las cajas

De forma general, a los gatos les gusta esconderse. Sin embargo, hay que añadir que expertos de la Universidad de Utrecht (Holanda) descubrieron que los felinos experimentan una reducción de estrés al introducirse por sí mismos en cajas.

Por eso, no te debería extrañar si en un momento de alteración de tu gato, este busca refugiarse en una de ellas. ¡O si tiene frío! Pero tranquilo, como ves, no siempre que se meten en las cajas es por miedo.

Aunque debes recordar: es tu responsabilidad cuidar de tu gato y proporcionarle un ambiente adecuado y tranquilo para vivir.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.