Cuidados básicos de un loro para que esté sano y feliz

Cuidados básicos de un loro para que esté sano y feliz

Los loros son apreciados por su belleza y por su inteligencia, por eso, cada vez son más las personas que, al conocerlos, quedan prendadas de estas aves y deciden cuidar a una en casa. Sin embargo, antes de tomar esa decisión, es importante saber cuáles son los cuidados básicos de un loro para que esté sano y feliz, y no todos los conocen. ¡Aquí encontrarás una lista de ellos!

6 cuidados básicos de un loro para que esté sano y feliz

Las atenciones que requiere un loro influirán directamente en su salud y bienestar general. Por ello, es fundamental tener muy presente cuáles son esas necesidades principales.

1. La alimentación

Sin duda, es uno de los cuidados principales que requiere cualquier animal. Una dieta balanceada es esencial para el correcto desarrollo de tu loro.

Su comida tiene que ser variada, principalmente compuesta por verduras y frutas, por un lado, y de semillas y granos por otro.

Lo más ideal es combinar el pienso para loros de calidad con mixturas, para así proporcionarle los nutrientes correctos. Además, entre las frutas y verduras más apropiadas para él están la manzana, el melocotón, el plátano, el pimiento, las zanahorias, el brócoli, el tomate, el calabacín y el melón, entre otros.

Además, 1 0 2 veces por semana, se recomienda ofrecerle otros alimentos, como son el huevo duro, el arroz y el yogur.

Por otro lado, es importante tener muy presente también qué alimentos son tóxicos para los loros, evitando así ofrecérselos y caer en el error de hacerles enfermar. Entre esos alimentos está la cebolla, el ajo, las setas, las galletas, el pan, el aguacate o el chocolate.

La alimentación es uno de los cuidados básicos para que un loro esté sano y feliz

2. La higiene

Los loros son animales muy vulnerables a las infecciones por parásitos internos y externos. Estos microorganismos, además, pueden multiplicarse con facilidad y “acoplarse” tanto al animal, como a su jaula y accesorios.

Por ello, es esencial que limpies en profundidad la jaula de tu loro, incluyendo todos sus juguetes y accesorios, al menos, 2 veces por semanas. Eso sí, los restos de comida y los excrementos deben ser retirados a diario, pues son un foco de bacterias.

3. Revisa su cuerpo

Otro de los cuidados básicos de un loro para que esté sano y feliz es algo tan sencillo como observarle. Sí, como lees.

Mirar con detenimiento a tu loro te va a proporcionar mucha información sobre su estado de salud físico y emocional. Por ejemplo, podrás detectar heridas en sus patas, problemas en el pico, pérdida de plumas, apatía, movimientos extraños o cualquier otro tipo de alteración en su apariencia o comportamiento.

Estos cambios te ayudarán a percatarte de que algo no va bien y acudir a tiempo a una consulta veterinaria especializada en animales exóticos para que un profesional ayude a tu mascota.

4. La jaula y el ambiente

El loro debe contar con una jaula amplia donde habitar con cierta libertad de movimientos, es decir, donde pueda realizar vuelos cortos.

Dentro de la misma, tendrá que disponer de ciertos elementos indispensables, como son su plato de comida y bebedero, juguetes, perchas a diferentes alturas e, incluso, un refugio por si lo necesita.

La jaula debe estar ubicada en un lugar adecuado. Esta no puede quedar a la intemperie, tiene que estar protegida de las inclemencias del tiempo. Sin embargo, a la vez es aconsejable que reciba luz solar (no directa) y esté al aire libre.

Por ello, es importante que muevas la jaula de tu loro cada vez que haga falta para colocarla según las necesidades sin poner en riesgo su vida. Piensa que un golpe de calor o una hipotermia pueden llegar a hacerle enfermar gravemente o a matarle.

5. Juguetes

Una parte fundamental del cuerpo del loro es su pico, el cual, en su hábitat natural, se pasan el día usando para liberar energía y desgastarlo.

Por ello, entre los cuidados básicos de un loro para que esté sano y feliz, no puede faltar poner a su disposición juguetes apropiados para loros de diferentes texturas, materiales y durezas, con el fin de que puedan interactuar con ellos con su pico.

6. Sociabiliza con él

Una de las razones que explican por qué algunos los loros son capaces de reproducir las palabras que sus dueños les dicen es por su alta capacidad para sociabilizar.

Eso significa que, sin duda, uno de los cuidados básicos de un loro para que esté sano y feliz es que la persona encargada de sus atenciones dedique tiempo diario, en exclusiva, a relacionarse con él.

Sociabilizar es uno de los cuidados básicos de los loros

¿Cuánto vive un loro?

La realidad es que la longevidad de un loro va a depender de su especie. Y no solo de eso, sino también de los cuidados que se le proporcione.

Aun así, estos son algunos ejemplos de lo que pueden vivir algunas especies de loros:

  • El guacamayo puede vivir entre 40-50 años.
  • El loro gris africano puede alcanzar los 40-60 años de vida.
  • Los pinzones no suelen vivir más de 10 años.
  • En el caso de las cotorras va a depender de su especie, pero pueden llegar a los 30 años.

Ahora ya sabes que los loros son animales que pueden tener una esperanza de vida elevada. De ahí que si quieres disfrutarlos durante todo ese tiempo, los cuides como se merecen.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + quince =