Consejos para pasear al perro en invierno

Consejos para pasear al perro en invierno

Tu perro debe salir a la calle cada día a pasear. No importa que haya más calor, más, frío, que llueva o que estemos en medio de una pandemia mundial, tu mascota tiene que bajar a la calle o al parque para hacer sus necesidades. Eso sí, en algunas ocasiones, debes tomar ciertas precauciones, como cuando llega el frío invernal. Por ello, aquí encontrarás una serie de consejos para pasear al perro en invierno.

Los perros en invierno

La capa de pelo que recubre a tu perro no es un “adorno”. Dicho pelo les protege del frío, así como de las quemaduras solares. No obstante, hay canes que, por ciertas características, son más vulnerables al frío que otros.

Es el caso de aquellos perros que tienen el pelo muy corto, los más mayores y los cachorros.

La hipotermia en perros es igual de peligrosa que en los humanos, pudiendo poner en riesgo la vida de tu mascota.

Por esa razón, es muy importante que sepas cómo proteger a tu fiel amigo del frío con estos consejos para pasear al perro en invierno.

Los perros en invierno

Consejos para pasear al perro en invierno

Es cierto que el invierno no es igual en todos los lugares del mundo. Mientras que en algunos sitios las temperaturas se sitúan por debajo de los 0 grados, en otras partes se vive el invierno alrededor de los 20º.

Es evidente que estos consejos van asociados a los lugares más fríos, pero aunque no sea tu caso, te recomendamos que los tengas en cuenta por si alguna vez viajas con tu perro a uno de ellos.

Ponle un abrigo si es necesario

Si te preguntas si es necesario ponerle un abrigo a tu mascota, lo cierto es que depende de su pelaje, de su edad, de su estado y de salud y de su raza.

Este último factor, el de la raza, es muy relevante, ya que las hay que no requieren de abrigo por ser canes que proceden de sitios muy fríos y genéticamente están preparados para soportar mejor las bajas temperaturas. Es el caso del Husky Siberiano o el Terranova.

No lo saques si lo acabas de bañar

Si ha sido su día de baño, lo ideal es que no lo saques de paseo justo después. Por mucho que hayas usado el sacador para secarle el pelo, no puedes estar 100% seguro de que no queden restos de humedad. Y si es así y lo llevas a la calle un día frío, la hipotermia está asegurada.

Lo mejor es que esperes un par de horas tras el baño

Usa el arnés y la correa correcta

Otro de los consejos para pasear al perro en invierno que debes tener en cuenta es emplear un arnés en lugar de un collar. De esta manera, te asegurarás tener un mejor agarre y evitarás los resbalones, especialmente si el perro es de raza grande y tiene mucha fuerza o si, en general, es un perro que tira de la correa.

Respecto a la correa, es mejor que para el invierno emplees una sólida, es decir, no de las que sean retractables. Tendrás un mayor control sobre tu mascota.

Tips para pasear al perro en invierno

Protege sus patas

Las almohadillas de los perros suelen sufrir mucho con el frío, por lo que lo mejor es protegerlas. Existen botas específicas para ellos, pero lo cierto es que suelen resultarles bastante incómodas de primeras, por lo que lo ideal es que si vives en un sitio en el que nieva y quieres colocárselas, acostumbres a tu mascota desde cachorro a ellas.

Otra manera de proteger sus patitas es recortando el pelo que sobra entre las almohadillas. En él se suelen acumular nieve y residuos que no le harán bien.

Chubasquero para los días de lluvia

Si el día del paseo está lloviendo, lo ideal es que coloques a tu perro un chubasquero especial para él. En este caso, sin importar cuál sea la raza del mismo, ya que pasear mojado por completo no es agradable para ninguno.

Además, al llegar a casa debes asegurarte de que el animal queda bien seco para que no pase frío.

Duración del paseo

Otro de los consejos para pasear al perro en invierno, tiene que ver con la duración del paseo. Este no puede ser tan corto que no le dé tiempo de hacer sus necesidades, pero sí que puedes acortarlo un poco más de lo habitual (máximo 25 minutos) y salir un poco más.

Es decir, repartir el tiempo total de paseo diario en más “dosis”, de tal manera que evitéis exponeros al frío durante un tiempo prolongado y continuo.

Revísalo al llegar a casa

Cuando vuelvas a casa tras el paseo en un día invernal, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Si la temperatura de tu hogar es agradable, retírale el abrigo si lo tenía puesto.
  • Limpia bien sus patas para eliminar restos de suciedad, nieve o barro.
  • Seca bien las patas de tu perro o su cuerpo entero si es necesario y si se ha mojado.
  • Como consejo general, tanto por tu salud como la de tu mascota, no pongas la calefacción demasiado elevada en tu hogar, pues el cambio al salir a la calle puede ser muy perjudicial.

¿Has tomado nota de estos consejos para pasear al perro en invierno? ¡Que el frío no te impida ponerlos en práctica!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 17 =