abrigos para perros

Abrigos para perros: ¿son buena opción para el frío?

Cuando llega el frío no solo empezamos a sacar abrigos y bufandas para nosotros de nuestro armario. Muchos dueños de mascotas también se preocupan de que sus peludos no lo pasen mal al bajar las temperaturas, pero… ¿son los abrigos para perros una buena opción para ellos? 

abrigos para perros

Factores a tener en cuenta para usar los abrigos para perros

Los abrigos para perros no llegan a ser una mala opción de cara al frío, siempre y cuando se tengan en cuenta varios factores antes de decidir si tu mascota debe llevarlo.

Una cuestión importante es la raza de tu perro. No es lo mismo un peludo que pese 20 kilos que los pequeños chihuahuas, porque los perros de raza pequeña son mucho más sensibles al frío.

El comportamiento y la vitalidad de tu perro también influyen. Quizás si tu perro es muy activo, un abrigo le moleste en sus movimientos normales y más en sus juegos.

¿Y cómo es el pelo de tu mascota? Tendrás que tener muy en cuenta si es largo, cortito o si lo lleva rasurado, ya que un gran pelaje le ayuda a mantener mejor el calor y podrán prescindir de abrigos.

Por supuesto, el lugar de residencia también es importante. No es lo mismo vivir en una ciudad costera que en plena montaña, donde las temperaturas serán inferiores.

Si donde vives ha caído la nieve y vas a salir a pasear con tu peludo, es buena opción poner un abrigo, pero lo más importante es que no pase de golpe del calor de su cama a la calle. Si eso sucediera, podría afectar a su salud aunque lo hayas vestido.

Sin embargo, y a pesar de que a veces sí sea recomendable usar abrigos para perros, no hay que olvidar que los peludos son capaces de regular la temperatura de su propio cuerpo, con lo cual, mejor quitárselo al llegar a casa si crees que ya no es necesario.

¿Cómo deben ser los abrigos para perros?

Cuando vayas a comprar un abrigo para tu mejor amigo peludo, ten en cuenta estos detalles:

  • Su talla: no compres cualquier abrigo sin saber si le va a quedar perfecto. Puede ser muy incómodo para él.
  • El tejido: compra un abrigo de calidad. No hace falta que sea de marca, pero cuidado con el tejido. Un mal tejido puede hacer daño en la piel de tu perro, incluso causarle alergias.
  • Sin adornos: evita que los abrigos tengan lentejuelas, tachuelas, etc. que lastimen el cuerpo de tu peludo.

Además de los abrigos para perros, muchas personas les ponen a sus peludos accesorios para cubrir sus patitas. Los expertos desaconsejan su uso, salvo que vayas a pasear mucho rato por la nieve o si se trata de perros de operaciones policiales que van a adentrarse en terrenos que pueden dañar sus almohadillas.

Recuerda que esto no es una moda y que en caso de utilizar ropa para tu mascota será por su bien. Hay abrigos para perros que son monísimos, pero no pongas por delante el que tu peludo luzca súper coqueto a su comodidad.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post