protege las almohadillas de tu perro del frío

¡Cuida las almohadillas de tu perro durante el frío!

Al igual que a nosotros se nos pueden agrietar las manos cuando bajan mucho las temperaturas, los perros pueden sufrir las mismas heridas en sus almohadillas. ¡Por eso es muy importante que las cuides y protejas!

cuida las almohadillas de tu perro

Efectos del frío en las almohadillas de los perros

Cuando bajan las temperaturas, la sequedad del frío puede provocar que las almohadillas de nuestras mascotas se resequen más de la cuenta. Esto hará que surjan grietas y heridas, que si no se curan bien podrían acabar en una infección.

Recuerda que ellos caminan sobre sus almohadillas. Imagina que tu vas descalzo y con heridas en los pies… ¡piensa lo mal que lo pasarías! Por eso, debes proteger a tu peludito.

Sí, es cierto que el tejido que forma las almohadillas de los perros no es tan sensible como nuestra piel. Es mucho más fuerte, pero al caminar sobre él se va desgastando. Si a eso le sumamos la sequedad del ambiente, la cosa se complica.

Cuando tu perro tiene una herida en sus almohadillas se convierte en un gran foco de infecciones por la basura que pueden arrastrar, los hongos, etc. Además, ¡le produce un gran dolor! Así que toma nota, ¡vamos a darte unos cuantos consejos para que cuides a tu perro!

Consejos para proteger las almohadillas del frío

  • Uno de los consejos básicos para que las almohadillas de tu can no sufran en invierno es que las mantengas hidratadas para combatir la sequedad del frío. Hay cremas especiales para ello, puedes consultar con tu veterinario.
  • Por otra parte, el ejercicio físico diario, necesario para todos los ámbitos de la salud canina, también le ayudará a fortalecer la zona, endureciendo las almohadillas.

También puedes tomar nota de estos consejos generales que te ayudarán a mantener las almohadillas de tu peludo siempre bien.

  • Tras cada paseo, revisa que no tenga clavado nada en ellas. Si hay alguna espiga, por ejemplo, retírala inmediatamente.
  • Lava sus patitas al llegar a casa. De esta forma eliminarás la tierra que, al humedecer ellos mismos con su saliva, luego puede endurecerse.

En caso de que salgan grietas o heridas, aun habiendo tenido cuidado, debes limpiarlas y curarlas bien para que no se produzca infección.

Recuerda que si vas a sacar a tu perro por la nieve, hay unos “zapatitos” especiales para ellos que evitarán que se hagan daño en las almohadillas.

¡Y no solo es importante proteger las patitas de tu perro del frío! El calor del asfalto y las aceras puede quemarlas y causarles el mismo dolor. En este caso, también es muy útil la utilización de esos protectores, como hizo el pasado verano la policía de Zúrich con sus perros policía.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post