Consejos para curar las almohadillas de los perros

Consejos para curar las almohadillas de los perros

Las almohadillas de los perros son una de las partes de su cuerpo más expuestas, y además difíciles a la hora de curar. Si tienes a un compañero perruno, ¡presta especial atención al suelo que pisa tu mascota! ¡Podrías necesitar curar sus almohadillas!

Consejos para curar las almohadillas de los perros

Pero… ¿qué puede causarle a mi perro una herida en las almohadillas?

Si tu perro ha sufrido alguna lesión, lo mejor es curarle rápidamente.

Las almohadillas de nuestro perro son su zona más expuesta, y es que el parque, la playa, la calle… aparte de ser el lugar idóneo para hacer deporte y jugar, ¡también puede ser un lugar de riesgo! Tu mascota puede encontrarse con:

  • Vidrios y cristales rotos
  • Piedrecitas que se le pueden clavar
  • Chatarra
  • Desperdicios

Además de esto, las almohadillas de los perros también puede llegar a sufrir grietas y quemaduras a causa de pisar superficies demasiado frías o demasiado calientes.

¿Qué puedes hacer para evitar que tu mascota se haga heridas en sus almohadillas? Una precaución que nunca está de más es que al salir de casa vayas un poco pendiente del suelo por donde pisas. Quizás pases por una zona con cristales rotos y tú no te des cuenta porque llevas zapatos, pero tu perrete sufrirá.

Por otro lado, al volver a casa, lo ideal es que revises sus patas, si tu mascota se ha hecho daño, ¡lo detectarás rápidamente!

Pero, ¿todos los peligros están fuera de casa? ¡No! Tu vivienda también puede tener sus riesgos, sobre todo si se ha roto algo o tienes algún objeto afilado.

¡Las patitas de tu perro deben estar bien cuidadas!

Curar las almohadillas de mi perro en casa

almohadillas de los perros

No siempre es recomendable que cures tú mismo las almohadillas de tu mascota.

¿Crees que las lesiones de tu perro pueden ser graves? ¿Tiene una herida profunda y no deja de sangrar? ¿Tiene algún cristal incrustado? ¡No dudes en visitar a tu veterinario! El podrá realizar las curas más complicadas y, en casos extremos, realizar las intervenciones necesarias.

Si la herida en las almohadillas de los perros no es muy grave, solo es algo superficial, podrás realizar la cura tú mismo. ¡Pero no te la juegues si no estás seguro!

Si al final lo haces, observa la evolución de la herida y ante la menor duda, ¡consulta a tu veterinario!

¿Cómo curar las almohadillas de los perros?

Curar las almohadillas de mi perro en casa

Si estás ante un caso donde puedes realizar la cura en casa, lo primero que debes hacer es desinfectar la herida. Utiliza una gasa empapada en solución antiséptica. ¿No sabes qué puedes utilizar? La Clorhexidina, puede ser lo más indicado.

¡Recuerda! Los animales tienen un PH de la piel diferente al de los humanos, ¡no utilices productos para humanos! ¡Podrías provocarle algún daño!

Después de haber desinfectado la herida, lo mejor es ponerle algún tipo de vendaje, de esta forma evitaremos que la herida se infecte por estar en contacto con la suciedad del suelo.

almohadillas de los perros

¿Qué puedes utilizar para vendar la herida? Dos o tres capas de gasa enrollada serán suficientes. Eso sí, no aprietes demasiado el vendaje.

¿Tu mascota está todo el rato intentando morderse la zona de la herida? Intenta estar pendiente para evitarlo, si no puedes estar pendiente, ¡lo mejor sería utilizar un collar isabelino!

Si la herida evoluciona bien, recuerda cambiar el vendaje a diario hasta que sane completamente.

Mientras esté en recuperación, cuando saques a tu mascota a la calle, cubre su pata con algún tipo de plástico o, si tienes oportunidad, adquiere unos protectores especiales que son como zapatos para ellos. Así evitarás posibles infecciones. Además, esos protectores también te ayudarán cuando saques a tu perro en épocas de temperaturas extremas, por ejemplo cuando nieva. ¡Debes proteger sus almohadillas muy bien del frío!

Y no lo olvides: si la herida empeora, ¡recurre a tu veterinario de urgencia!

Etiquetas: , , ,
Siguiente Post