Colesterol en perros

Colesterol en perros: todo lo que debes saber

Igual que sucede en las personas, unos niveles altos de colesterol en sangre en los perros son perjudiciales para la salud. Por ello, vamos a contaros todo lo que debéis saber sobre el colesterol en perros.

Pero primero, ¿qué es el colesterol?

El colesterol se trata de una sustancia cerosa muy parecida a la grasa. Está presente en todas las células del cuerpo.

El organismo necesita algo de colesterol para producir hormonas, sustancias que le ayuden a digerir los alimentos y para sintetizar la vitamina D.

Es decir, el colesterol no solo es uno de los lípidos que el cuerpo genera de manera natural, sino que además es necesario.

Los problemas vienen cuando los niveles de colesterol en sangre son muy excesivos. Esto produce lo que se conoce como hipercolesterolemia o hiperlipidemia.

Dicho problema, no solamente afecta a los humanos, sino que, en menor medida, también puede perjudicar a los perros.

El colesterol en perros es posible

Colesterol en perros en niveles altos

Que tu perro tenga el colesterol alto significa que tiene unos niveles muy excesivos de esta sustancia en el torrente sanguíneo.

No obstante, hay que distinguir una elevación temporal, de un cuadro de hiperlipidemia.

Por ejemplo, al comer o al pasar por situaciones de mucho miedo o estrés, es habitual que los niveles de colesterol en el can aumenten. Sin embargo, esto es algo eventual. En unas horas deberían normalizarse.

Por el contrario, cuando se realiza una prueba de sangre tras haber pasado el animal en ayunas de 8 a 12 horas y los resultados arrojan unos niveles de colesterol en perros muy alto, sí que se trata de problema.

¿Cuáles son los síntomas del colesterol alto en los perros?

El colesterol alto en los perros puede no mostrar síntomas de primeras, por lo que es complicado reconocerlo.

Debido a ello, muchos canes son diagnosticados cuando las señales son mucho más evidentes. Es ese el principal motivo por el cual las visitas regulares y preventivas al centro veterinario son tan fundamentales.

Algunos de los síntomas más evidentes del colesterol en perros son:

  • Dolor abdominal.
  • Convulsiones.
  • Moretones o parches en su piel.
  • Alteraciones del sistema nervioso.
  • Formación de bultos anaranjados o de tonalidad amarilla en su piel, rellenos de grasa.

Las causas del colesterol alto en perros

Cuando un perro tiene el colesterol alto, hay que detectar su causa. Los motivos son muy variados, por ello, habrá que contar con ayuda profesional para encontrar la raíz del problema.

Normalmente, el colesterol en perros suele relacionarse con problemas metabólicos, una dieta inapropiada, anomalías congénitas y un estilo de vida sedentario.

Pero veamos con más detenimiento, cuáles pueden ser las causas y los factores de riesgo.

Causas del colesterol en perros

Alimentación desequilibrada

Un exceso de alimentos ricos en grasas, lácteos, carnes o productos industriales, pueden ser detonante de colesterol alto en perros.

Embarazo

Las perras en periodo de gestación pueden ser muy vulnerables a desarrollar colesterol alto.

Es importante cuidar la alimentación de la perra embarazada, así como mantener una actividad física apropiada para ella.

Hipotiroidismo canino

El hipotiroidismo en perros suele estar asociado con el colesterol alto.

Ciertas enfermedades

Además del hipotiroidismo, hay otras enfermedades que pueden ser razón de que se dé el colesterol en perros. Entre esas enfermedades está el síndrome nefrótico, la diabetes, la pancreatitis o la colestasis.

Sedentarismo

Una actividad física deficiente es también un motivo habitual de la aparición de esta patología en los canes.

La vejez

A medida que el perro se va haciendo mayor, suele mostrar mayor predisposición a acumular grasas en su organismo. Por ello, será necesario cuidar bien la alimentación del perro anciano y su actividad física.

¿Se puede tratar el colesterol en perros?

Si un veterinario ha confirmado que tu mascota sufre hipercolesteremia, habrá que ponerse manos a la obra para comenzar a reducir esos niveles.

Normalmente, algunas recomendaciones suelen ser:

  • Cambio en la dieta.
  • Modificación en la rutina de ejercicios.
  • Aportar suplementos como los ácidos grasos Omega 3.
  • Puede suceder que el veterinario recomiende fármacos que ayuden a reducir los niveles de la grasa en sangre.

Se puede tratar el colesterol en perros

Colesterol en perros: ¿se puede evitar?

Sí, es posible evitar el colesterol alto en perros. Y no solo es posible, es necesario.

Para ello, se pueden tomar ciertas medidas:

  • Proporcionar una dieta completa y equilibrada.
  • Garantizar que el perro haga ejercicio físico diario.
  • No dar alimentos prohibidos para perros.
  • Realizar consultas preventivas anuales y cada 6 meses una vez que el perro llegue a la vejez.

Como veis, el colesterol en perros es posible y cuando este es alto, hay que controlarlo. ¡No descuides la salud de tu mascota!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 1 =