Alimentación de los conejos en cada etapa de su vida

Alimentación de los conejos en cada etapa de su vida

¿Te has decidido a dar un hogar a un conejo? ¡Son mascotas estupendas! Cariñosos, suavecitos y muy dulces. Para asegurarte de que le das los cuidados que necesita, sabes que puedes contar con nosotros. En este post te hablamos de la alimentación de los conejos; ¡presta atención! Hay cosas que cambian según su edad.

La alimentación de los conejos recién nacidos

La alimentación de los conejos recién nacidos

La alimentación de los conejos recién nacidos es fundamental para que sobrevivan, cosa que no es nada fácil. Cuidar a un gazapo durante sus primeros días de vida es algo complicado y la supervivencia no está garantizada, por eso debes esforzarte al máximo para lograrlo.

Es muy importante que cuentes con la ayuda y supervisión de un veterinario, te dará los consejos y pautas que debes seguir para cuidar al conejo en esta etapa tan delicada. Tu conejito necesitará atención constante, 24 horas, por lo que podrías pedir ayuda a familiares, amigos u otras personas de confianza para que te ayuden a hacerte cargo.

Tendrás que procurarle un nido cómodo, calentito y blando en el que vivir. Además, ten en cuenta que es muy delicado, cuanto menos manipules al gazapo, mejor.

¿Cómo debe ser la alimentación de los conejos recién nacidos? Lo ideal es una mezcla de leche para gatos, leche de cabra y preparado especial lácteo para crías de animales que encontrarás en tiendas para mascotas. Lo mejor es que allí les cuentes tu caso y podrán recomendarte las mejores fórmulas y las proporciones más adecuadas.

El conejo deberá comer tres veces al día, quizás alguna más. Las cantidades siempre serán muy pequeñas, ya que su estómago tiene muy poca capacidad en este momento. Utiliza una jeringa sin aguja, ten mucho cuidado y no le fuerces a comer si no quiere más. Tendrás que pesarlo cada día para llevar un control de su peso; si no engorda, pasa a darle de comer 4 veces diarias.

A partir de la cuarta semana de vida habrás superado la etapa más complicada y estará listo para empezar a comer alfalfa, avena o heno.

La alimentación de los conejos jóvenes

La alimentación de los conejos jóvenes

Después de pasar la fase de exclusiva lactancia y hasta los 3 meses de vida, tu conejo se considera joven. Llegada la cuarta semana, el riesgo de muerte ya es menor, pero aún existe: sigue siendo bastante vulnerable y necesitando atención permanente. Ya habrá crecido algo, así que necesitará que le crees un nuevo nido, de características similares al anterior, pero más grande para tener más espacio donde moverse y corretear.

Tu conejo ya debería saber alimentarse de forma independiente. Basta con colocar unos cuencos con agua y comida y él se alimentará. ¡Pero no hay que descartar completamente la leche todavía! En  menor proporción, debería seguir tomándola; en caso de estar en la naturaleza, ¡su madre todavía le estaría dando leche! Pero disminuiremos la cantidad de leche e introduciremos alimentos sólidos como avena o pienso especial para conejos, preferiblemente húmedo.

A partir de la séptima semana puedes descartar la leche completamente y empezar a alimentarle exclusivamente con alimento sólido. La base consistirá en pienso para conejos y heno, que puedes complementar con raciones más pequeñas de frutas y verduras. Tomate, lechuga, col, pepino, espinacas, alfalfa, zanahoria, manzana, pera, melocotón, plátano, uva… Sólo asegúrate de pelarlas y quitar todos los huesos o semillas, además de cortarlas en tamaños pequeños para que lo pueda comer fácilmente. Con el tiempo irás descubriendo qué es lo que más le gusta y diseñar una dieta variada según sus preferencias.

La alimentación de los conejos adultos

La alimentación de los conejos adultos

Los conejos se consideran adultos a partir de los 7 meses. A partir de ahora, la dieta consistirá en lo mismo que cuando era joven, pero cuidando las cantidades para evitar la obesidad. Las proporciones dependen del tamaño del conejo, pero podríamos decir que, de media, un conejo come al día:

  • 30 gramos de pienso
  • Heno ilimitado, lo pones a su disposición y comerá todo lo que le apetezca
  • Un gajo de fruta
  • Pequeña ración de hortalizas y/o verduras

Lo ideal es ir variando los tipos de fruta y verdura que le das para que su dieta sea completa. Además, como complemento, le puedes dar una vez a la semana un alimento para conejos basado en cereales.

 

La alimentación de los conejos ancianos

La alimentación de los conejos de más de 6 años es igual que la de los adultos. Sin embargo, puede ocurrir que pierda peso; en ese caso, puedes aumentar levemente la proporción de pienso hasta que recupere su peso habitual.

Recuerda que es muy importante seguir las pautas del veterinario durante toda su vida, pero en la ancianidad los cuidados deben ser especialmente delicados. Recuerda darle mucho cariño a tu conejo, una buena higiene, una dieta adecuada y las atenciones veterinarias necesarias para prevenir enfermedades y parásitos. Con unos cuidados adecuados, un conejo anciano puede vivir aún bastante tiempo.

 

¿Sabías que la alimentación de los conejos va variando según crecen?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 5 =