5 razas de gatos exóticos

5 razas de gatos exóticos

Los gatos han sido adorados a lo largo y ancho del mundo durante toda la historia. ¡Por algo será! La verdad es que son únicos y muy especiales. Si a ti también te encantan, es posible que quieras conocer razas más inusuales, datos curiosos… ¡Aquí tienes 5 razas de gatos exóticos!

Las razas de gatos exóticos más populares

Si te apasionan los gatos, no puedes perderte las razas de gatos más exóticos, ¿te animas a leer más?

El gato esfinge o sphynx

el gato esfinge

Nuestra primera raza de gatos exóticos es el gato esfinge, conocido también como gato sphynx o egipcio, es una raza bastante reciente. Se desarrolló durante la década de los años 70 y que ha alcanzado una gran fama debido a su más notable rareza: la falta de pelo. 

Más bien, falta de pelo visible. La verdad es que los gatos esfinge sí tienen pelo. Tienen un gen recesivo que les hace crecer un pelo muy corto y fino, pero que resulta prácticamente imperceptible a la vista. Por eso parece que están completamente desnudos.

Como en realidad sí tiene pelo aunque no se vea, al contrario de lo que muchos creen, esta raza no es apta para personas con alergia. 

Esta raza se caracteriza también por tener la cabeza bastante pequeña en proporción al resto del cuerpo, pero con unas orejas muy grandes. Su mirada es muy profunda y enigmática.

Los gatos esfinge tienen una piel muy sensible y desprotegida, además necesitan vivir en lugares no muy fríos, ya que no soportan muy bien las bajas temperaturas.

El gato esfinge tiene amantes y detractores; sin duda es una raza muy especial que no deja indiferente. ¿A ti te gusta?

Scottish fold

Scottish fold

El scottish fold es otra raza de gato bastante exótico. Como su nombre indica, esta raza es originaria de Escocia, aunque se sabe que sus antepasados son una gata sueca que se cruzó con un British Sorthhead. De hecho, guarda bastantes similitudes con él, como puede ser su apariencia robusta y redondita y sus orejas plegada.

¡El scottish fold es todo un peluchito! Además, su carácter acompaña; es muy dulce y cariñoso. Se lleva muy bien con los niños, por lo que es una mascota excelente para familias. También es muy sociable con otros animales, incluso de otras especies. Si buscas un gato y ya tienes otras mascotas en casa, la raza Scottish fold es una buenísima opción!

Además, tienen una buena salud y son fáciles de cuidar, no suelen necesitar cuidados especiales más allá del cepillado. Lo que no se debe hacer nunca es cruzar a dos gatos scottish fold porque propician problemas óseos muy graves.

Levkoy ucraniano

Levkoy ucraniano
(Foto vía: mundogato)

Mira la foto: ¿se te parece a alguien? Este es el levkoy ucraniano, el resultado del cruce de los dos gatos anteriores, el esfinge y el Scottish fold. Es un cruce muy reciente, apenas tiene tres o cuatro años.

Como ves, esta raza hereda las particulares orejas del Scottish fold, pero el resto del cuerpo se asemeja mucho más al del gato egipcio: volvemos a encontrarnos con un gato sin pelo, o más bien, con una fina pelusilla.

En esta raza se suele dar un dimorfismo sexual muy evidente, los gatos machos son notablemente más grandes que las hembras.

Esta raza de gatos exóticos es aún muy rara y difícil de encontrar, aún sigue en desarrollo. Pero en los pocos ejemplares que hay, ya se ha observado que heredan todo lo bueno de sus dos progenitores: son cariñosos, leales, familiares, sociables e inteligentes. El levkoy ucraniano es, sin duda, una raza muy especial.

Gato Savannah

Gato savannah
(Foto vía: quiet-corner)

Si hay una raza de gatos exóticos, es esta. Esta preciosidad es resultado de cruces de gatos con servales africanos. El serval africano es un gato salvaje procedente de África y que vive en la sabana.

El gato savannah se caracteriza por tener unas patas muy largas (es un gato realmente alto) y unas orejas grandes. Su pelaje es bastante similar al de un leopardo, que es lo que le da ese aspecto tan salvaje y exótico.

Los gatos savannah tienen un enorme sentido de la lealtad, casi comparable a la de los perros. Son tremendamente inteligentes y curiosos, lo que hace muy fácil adiestrarlos. ¡Les encanta aprender y pasar tiempo con sus dueños!

Esta raza de gatos exóticos no es fácil de encontrar, desde luego. Sus precios son altísimos e incluso están prohibidos en algunos países, como Australia, por miedo al impacto que podrían tener en la fauna local.

Gato Carey

Gato carey
(Foto vía: fimagenes)

En el gato carey no existe un estándar definido de cualidades físicas, estos gatos tienen montones de colores. Eso sí, todos ellos pardos, heredados de sus antepasados. El gato carey es la prueba de que los gatos mestizos son igualmente bellos y dignos de ser elegidos. Muchas veces nos dejamos llevar por la fama de las razas y nos olvidamos de que los gatos mestizos son igual de válidos. Además, suelen ser más resistentes y menos propensos a sufrir enfermedades. Lo mismo suele ocurrir con los perros.

Además, el gato carey tiene una historia muy interesante:

Existe una leyenda que dice que, hace siglos, el Sol pidió a la Luna que le tapara un rato para descansar. No buscaba más que una coartada para escapar y ser libre.

Un día, por fin, la Luna cedió y el Sol aprovechó para escapar. Para ello, decidió convertirse en el animal más ágil y veloz que conocía, además de así pasar desapercibido: una gata negra. Un rato después, la Luna se apartó sin avisar. Cuando el Sol se dio cuenta, corrió al cielo para volver a ocupar su lugar, tan deprisa que dejó en la Tierra parte de sus rayos, que quedaron atrapados en la gata negra. Por eso tiene esos tonos anaranjados.

Además, se dice que quien posea un gato Carey, encontrará su hogar lleno de energía positiva, tendrá buena suerte en la vida y contará con las propiedades mágicas de este fascinante gato.

 

¡Nos encantan los animales con historias detrás! ¿Conocías estas razas de gatos exóticos? ¿Tienes alguno?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post