5 curiosidades sobre los perros de la raza bull terrier Inglés

5 Curiosidades sobre los perros de la raza bull terrier Inglés

La raza de perro bull terrier inglés, al contrario de lo que su nombre pueda sugerir, no está directamente relacionado con el pitbull terrier americano o “American bully”, aunque sí comparten algunos ancestros.

Los perros bull terrier inglés tienen una cabeza muy particular y los ojos triangulares. Son divertidos y activos, muy juguetones. Vamos a profundizar en el conocimiento de estos fascinantes perros, ¿te apuntas?

¿Cómo son los perros de raza bull terrier inglés?

Cómo son los perros de raza bull terrier inglés

Los perros de raza bull terrier inglés son corpulentos y musculosos, de presencia bastante imponente para lo pequeños que son en tamaño. Estas características hicieron que en sus orígenes fuera una de esas razas de perros que corrieron la mala suerte de participar en peleas caninas; tiene las ventajas de sus dos ancestros: la fortaleza física del bulldog inglés y la rapidez y agilidad del terrier inglés.

A día de hoy, los perros bull terrier inglés han perdido ese componente violento y son excelentes animales de compañía, con un carácter muy equilibrado. Aún hay, por desgracia, personas que los emplean (igual que a otros perros) para la lucha, pero estas prácticas cada vez se ilegalizan en más países.

El carácter de la raza de perros bull terrier inglés

El carácter de la raza de perros bull terrier inglés

(Foto via: expertoanimal)

El bull terrier inglés es un perro de temperamento fuerte, es muy tenaz y en ocasiones algo cabezota (característica frecuente en todas las razas terrier). Es algo tímido y reservado con los desconocidos, pero no por eso es agresivo o peligroso. También pueden ser un poco “especiales” a la hora de relacionarse con otros perros, pero si son socializados correctamente no tienen por qué generar ningún problema en este sentido; incluso pueden convivir con otras mascotas si lo hacen desde cachorros.

La fuerza y tosquedad de los perros de raza bull terrier inglés lo hacen un poco inapropiado para niños, especialmente si son pequeños. Puede ser algo bruto jugando y podría hacerles daño sin querer.

Les encanta estar acompañados, deben vivir dentro de casa con su familia. Además, tienen una tolerancia bastante mala a las temperaturas extremas, tanto el frío como el calor, así que no es un buen perro para estar todo el día en el jardín. Son perros muy leales, adoran a su familia y no soportan bien la soledad.

Los perros bull terrier inglés necesitan ser adiestrados en la obediencia y mucho ejercicio físico. Cuidado si dejas que salga solo al jardín, tiene mucho instinto de caza y podría querer atrapar pájaros, ardillas, lagartijas… ¡todo lo que se mueva! Aunque al principio cueste un poco que se centre, verás que es obediente y se deja educar fácilmente.

¡El perro de raza bull terrier inglés necesita mantenerse ocupado! Un perro de tanta energía no es buena ideal que se aburra, créenos. Juega, haz excursiones con él, deporte… ¡lo que quieras!

Características físicas de la raza bull terrier inglés

Características físicas de la raza bull terrier inglés
(Foto via: anipedia)

Los perros bull terrier inglés son pequeños o medianos, pero muy corpulentos y fuertes. A pesar de no ser un perro de guardia, sí impone respeto y es intimidante.

Su característica más particular es la cabeza, de forma ahuevada y muy plana. Sus orejas son delgadas y están muy juntas. Los ojos son también muy especiales, de forma triangular y de color oscuro. Su trufa es negra y las fosas nasales son muy evidentes. ¡Cuidado con su mandíbula! Es muy fuerte.

El cuello del perro bull terrier inglés es muy fuerte y musculoso, de forma arqueada. Su espalda es amplia y robusta y tiene unas costillas muy arqueadas. Por otro lado, su cola es ancha en la base y se estrecha hacia la punta.

Su pelo es corto, apretado y brillante. Puede ser de color blanco, negro, atigrado, tricolor o presentar manchas.

Existen dos variantes en la raza de perro bull terrier inglés, de tamaño estándar y pequeño, por lo que el FCI no establece medidas oficiales.

Historia de la raza bull terrier inglés

Conoces la historia de la raza bull terrier inglés

(Foto via: expertoanimal)

El origen de los perros bull terrier inglés se remonta a 1850, cuando se cruzaron al ya extinto English White terrier con perros bull en busca de un perro bello pero a la vez apto para la pelea. Y consiguieron encontrar a un perro excelente en esa tarea.

Su creador, James Hinks, tenía un perro bulldog llamado Old Madman. Este hombre logró mejorar notablemente las condiciones de vida de su familia humilde gracias a la cría de perros.

No se sabe con certeza cuáles fueron los cruces realizados para llegar a los perros bull terrier inglés, pero se cree que pudieron estar implicados el bulldog inglés, el English white terrier, el dálmata e incluso puede que el galgo inglés. A mediados del siglo XIX, ¡Hinks tenía ya decenas de perros! La cría de la raza bull terrier inglés continuó varias generaciones en la familia Hinks. Las personas que compraron sus cachorros también colaboraron en la cría y cruces de estos perros; no fue hasta ya el siglo XX cuando nació el primer perro bull terrier inglés de un color que no fuera blanco. A partir de entonces empezaron a nacer cachorros de más colores.

Salud de la raza bull terrier inglés

Salud de la raza bull terrier inglés

Por lo general, la raza bull terrier inglés no suele tener problemas hereditarios de salud. Sin embargo, debido a sus características sí es propenso a sufrir algunas enfermedades y dolencias:

  • Dislocaciones de rodilla.
  • Alergias en la piel.
  • Obesidad canina.
  • Comportamientos compulsivos.
  • Sordera, se da hasta en un 20% de los perros bull terrier inglés blancos y alrededor de un 2% de los perros de otros colores.
  • Suelen ser alérgicos a las picaduras de insectos.
  • Problemas renales.
  • Problemas de corazón, como estenosis aórtica y displasia de válvula mitral.
  • Aunque no es habitual que tengan enfermedades congénitas, se cree que puede ser hereditario el síndrome disociativo, con el cual el perro parece perder totalmente su interacción con el entorno.

Cómo cuidar a la raza bull terrier inglés

Cómo cuidar a la raza bull terrier inglés

(Foto via: mundoperros)

Si realizan ejercicio suficiente, los perros bull terrier inglés pueden vivir perfectamente en un apartamento. Sin embargo, el bull terrier estándar disfruta más si tiene a su disposición un patio o jardín donde correr.

El mantenimiento de su pelo es sencillo, porque como es corto no se enreda. Basta con cepillarlo unas cuantas veces por semana para mantenerlo sano y brillante.

La necesidad de ejercicio de los perros bull terrier inglés es bastante alta. Para que se mantengan en forma deben hacer ejercicio todos los días, y ¡cuidado con la comida! Son un pelín glotones, vigila bien sus raciones. Si no haces estas dos cosas, probablemente acabe teniendo sobrepeso.

Son muy inteligentes, pero quizás no sea la raza más fácil de adiestrar. Aunque aprenden fácilmente, ¡también se distraen con el vuelo de una mosca! Hará falta un poquito de insistencia y perseverancia, pero lo lograrás. Además, el bull terrier inglés es también buen guardián, ya que no duda en ladrar para avisar de cualquier ruido o presencia extraña. ¡Es un perro todo en uno!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post