yoga con gatos

Yoga con gatos: ¡descubre todos sus beneficios!

El yoga es una de las mejores opciones para mantener nuestro equilibrio frente a la ansiedad o el estrés que nos produce el día a día. Pero desde los años 90 se introdujo en Asia una práctica un poco especial y diferente. Se trata del ‘cat yoga’. ¡Te hablamos de los beneficios de practicar yoga con gatos!

yoga con gatos o cat yoga

Cómo surge el yoga con gatos

Cuando los gatos despiertan lo primero que hacen es estirarse bien y esto les ayuda a mantenerse en forma. Tan bien lo hacen nuestros amigos felinos que en el yoga existe la ‘Postura del gato’ para imitarlos.

Si practicar yoga ayuda a tu salud física y mental y tener un gato en casa tiene múltiples beneficios, ¿por qué no juntarlos? ¡Es una magnífica idea con resultados comprobados!

Cada vez son más los que se suman a esta práctica y en Estados Unidos está causando gran sensación.

Allí, en diversos centros de yoga, se les ocurrió la genial idea de colaborar con protectoras de animales. 

El fin es atraer a la gente a la práctica de yoga junto a los felinos abandonados y que, finalmente, los adopten. ¿No os parece una iniciativa maravillosa?

Múltiples beneficios de practicar yoga con gatos

La forma de proceder en las clases de ‘cat-yoga’ es que a los ejercicios de relajación que se realizan habitualmente se suma la presencia de los gatos.

Vía Instagram @sarabellycake
Vía Instagram @sarabellycake

Uno de los grandes beneficios demostrados de tener un gato cerca es que disminuye alrededor de un 30% las posibilidades sufrir un ataque al corazón. Por eso, son los animalitos perfectos para relajarnos.

Lo normal durante las sesiones de yoga con gatos es que, mientras las personas practican sus ejercicios, estos se muevan libremente por la sala y curioseen.

Al cabo de un rato, los felinos suelen tranquilizarse y tumbarse al lado o encima de las personas, transmitiendo una gran estabilidad emocional al humano.

Además, durante estas sesiones, el sonido del ronroneo produce un efecto relajante que hace que bajen los niveles de estrés y de tensión arterial.

Los gatos tienen la actitud perfecta para realizar yoga y es que su calma, ligereza, buenas vibraciones y flexibilidad son todo un ejemplo para los alumnos.

¿Te animas a practicar yoga con tu gato?

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.