limpiar la cara a un gato

Tips para limpiar la cara a un gato

Aunque los gatos son muy dados al aseo propio, hay una zona de su cuerpo a la que le es muy complicado o imposible acceder de forma completa con la lengua y necesitan de nuestra ayuda: el rostro. Te damos unos cuantos tips para limpiar la cara a un gato de manera correcta.

Limpiar la cara a un gato: partes importantes

Esa carita preciosa que tiene tu felino debe ser limpiada con cierta frecuencia y para ello debes tener en cuenta varias partes: los ojos, la nariz, la boca y las orejas. ¡Veámoslo con detalle!

limpiar la cara a un gato empezando por los ojos

Limpiar los ojos a un gato

Cuando la suciedad o las legañas son muy pocas, basta con coger una gasa esterilizada o uno de esos discos desmaquillantes de algodón que esté sin usar y empaparlos en suero fisiológico.

Luego, pásalo del lagrimal hacia fuera, nunca hacia el interior del ojo. Repite esto varias veces con suavidad, ya que primero deberá ablandarse la suciedad para que sea más fácil retirarla.

Coge otra gasa u algodón, vuelve a empaparlo y pásalo también por debajo y por encima del ojos. Recuerda: siempre con movimientos suaves de dentro hacia fuera y cuidando no tocar el globo ocular.

Otra opción muy buena y natural para limpiar los ojos de tu gato cuando tiene legañas o una leve infección es la manzanilla.

Prepara la infusión y déjala enfriar. Luego, podrás utilizarla con una gasa o algodón empapado en ella.

Eso sí, cuando las secreciones sean densas y/o muy constantes o el gato tenga heridas en los ojos, debes acudir de inmediato a un veterinario, ya que el tratamiento posiblemente deba ser médico.

La nariz

En otras ocasiones, al limpiar la cara a un gato, quizás sea la nariz la parte de la que haya que retirar suciedad. ¡Y es que los gatos son muy aventureros y a veces meten la naricita donde no deben!

¿Tu gato ha llegado a casa con la nariz llena de tierra? Bien, pues ayúdale y no permitas que trague o respire esa suciedad.

Igual que en el anterior caso, lo ideal es que escojas una gasa esterilizada y suero o un poco de agua vale también.

Empapa la gasa, escurre el líquido restante y rodea tu dedo con ella para más precisión.

Con mucha delicadeza, pasa tu dedo con la gasa por los bordes de la nariz y por el centro.

Si la suciedad es persistente y no sale con una pasada, realiza pequeños movimientos hacia fuera, es decir, nunca hacia dentro de la fosa nasal.

limpiar la nariz al gato

Limpiar la cara al gato: los oídos

Muchas veces nos olvidamos de los oídos de nuestros gatos y aparecen en ellos problemas como la otitis.

Podemos ayudar muchísimo a nuestro felino manteniendo una buena higiene de sus oídos si, una vez a la semana, les limpiamos la cera y demás suciedad que hay en ellos.

Dado que en este caso la suciedad puede que no la veamos tan a simple vista como en los otros, busca para esta tarea un lugar con mucha luz para la observación.

Para la limpieza superficial de la zona externa de la oreja, es decir, sin entrar en el conducto auditivo, podemos usar una gasa con un poco de agua o suero.

Sin embargo, para eliminar la cera del conducto necesitaremos otra gasa y un spray ótico especial para mascotas que podrás adquirir en tu centro veterinario o tienda especializada en mascotas.

Estos sprays específicos para limpiar las orejas a tu gato, lo que hacen es ablandar la cera para que sea más fácil su retirada.

Eso sí, muy importante: jamás debes usar un bastoncillo o hisopo de oídos para humanos. Esto puede causarle mucho daño a tu felino.

Tras aplicar el spray como indique su propio envase o como te haya explicado el profesional, debes rodear tu dedo pequeño con la gasa y proceder a la limpieza con pequeños movimientos circulares muy suaves, extrayendo los depósitos.

Si la gasa se impregna de cera y suciedad muy pronto, coge una limpia y continúa repitiendo el proceso todas las veces que sea necesario.

La boca y los dientes

No todas las personas que tienen un gatete a su cargo conocen la importancia de la higiene bucal de su mascota.

limpiar la cara a un gato incluye el limpiar su boca

Para empezar, si un día, por ejemplo, descubres que tu gato come tierra, (además de buscar el motivo y poner solución), deberás retirar los restos de su boca.

Para ello, simplemente puedes usar una gasa o trapo suave y limpio, humedecerlos en agua y pasarlo por las zonas sucias con movimientos suaves.

Los bigotes de los gatos son muy sensibles y a ellos no les gusta que se los toquen. Por eso, debes ir con mucho cuidado al tratar esa zona.

Otro aspecto importante es el el cuidado dental de los gatos y, dentro de él, el limpiarle los dientes.

Para limpiarle los dientes al gato necesitas un cepillo especial y una pasta de dientes específica. 

Hay cepillos exclusivos para gatos cuya forma te facilitan su uso. Si no, puedes emplear uno para niños o los dedales de silicona que también existen para este fin.

La pasta de dientes debe ser específica para animales, ya que esta se la pueden tragar sin causarles daño. Jamás emplees pasta de dientes para humanos.

Para acostumbrar a tu gato a esta rutina, lo ideal es empezar desde cachorro dándole a oler y probar un poco de pasta para que se familiarice con ella.

Busca el momento adecuado en el que el gato esté tranquilo. Siéntate cómodamente y sujeta la cabeza de tu gato con firmeza, pero sin hacerle daño. Con los dedos súbele los labios y comienza la limpieza de arriba a abajo. Lo ideal sería repetir esto, al menos, 3 veces por semana.

 

Ahora ya sabes cómo limpiar la cara a un gato, parte por parte. ¡Deja que tu gatete luzca su precioso rostro libre de suciedad!

Etiquetas: , , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.