Cómo limpiarle la nariz a un gato

Cómo limpiarle la nariz a un gato

Puede pasar que, por diferentes motivos, percibas que la nariz de tu gato está un poco sucia. Si este es el caso de tu felino, a continuación te daremos algunas pautas sobre cómo limpiarle la nariz a un gato.

Pero primero, ¿qué le sucede en la nariz a tu felino?

La nariz de los gatos puede presentar cambios en algún momento de su vida y debes estar pendientes de ellos.

Por ejemplo, puede cambiar de color, pero eso no tiene por qué significar algo negativo.

Lo normal es que la nariz de un felino esté húmeda y limpia, pero que esté seca tampoco es sinónimo de que esté enfermo. Puede pasar, simplemente, por un cambio de temperatura o porque se acaba de rozar con algo y se le ha ido la humedad.

la nariz de un gato

Sin embargo, hay otros cambios que sí deberían preocuparte más.

Uno de ellos es si el gato comienza a moquear incesantemente. Sobre todo si la mucosidad es de color amarillo o verdoso y es espesa.

Otro es si el gato sangra por la nariz y no se debe a una herida superficial visible.

En ambos casos, es muy necesario que acudas con tu mascota a un veterinario para que la examine y determine la causa del problema.

Dicho esto, pasemos a explicar cómo limpiarle la nariz a un gato correctamente, en caso de que, simplemente, se la haya ensuciado.

Tips para saber cómo limpiarle la nariz a un gato

Algunos de los motivos por los que quizás te veas en la necesidad de limpiarle la nariz a tu gatete pueden ser que se la haya manchado de tierra al olisquear en la calle o con la arena de su bandeja, se le ha ensuciado comiendo o tiene unas secreciones muy leves, pero sabes de antemano por medio del veterinario que no es nada grave.

Para la limpieza simplemente necesitarás una gasa estéril y suero fisiológico o agua tibia. Eso ablandará la suciedad en caso de estar muy pegada y será más fácil retirarla.

  1. Coge la gasa y mójala con el suero o el agua.
  2. Necesitarás sujetar al gato en tus brazos. De frente y sin agarrarlo no podrás hacerlo, así que, o bien alguien sujeta al felino mientras tú limpias por delante, o serás tú quien sujete al animal con un brazo, mientras con el otro limpias.
  3. Por el centro de la nariz, pasa la gasa suavemente de abajo hacia arriba sin presionar. 
  4. Fíjate bien en los bordes de la nariz y retira la suciedad arrastrando hacia el exterior. Nunca muevas la gasa hacia el interior de los orificios o la boca. Si la suciedad pasa dentro, podría ocasionarle otros problemas.
  5. Intenta tocar lo menos posible los bigotes de tu gato. Para él son muy sensibles y no le gustará.
  6.  No uses para la limpieza una toallita, como las de bebés. Estas toallitas húmedas suelen contener perfumes y otros ingredientes que no hacen bien al olfato de tu felino.

Cómo limpiarle la nariz a un gato paso a paso

Como ves, salvo coger a tu gatito de buen humor y que se deje limpiar, saber cómo limpiarle la nariz a un gato no tiene mucha ciencia.

Pero recuerda siempre que si la causa de la suciedad es un motivo que pueda indicar enfermedad o infección, debes acudir de inmediato ante un profesional.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.