trufa canina o nariz de perro

Nariz de perro: 10 curiosidades sobre la trufa canina

Hoy os queremos hablar de una parte fundamental de la anatomía de tu perro: ¡su nariz! Y es que la trufa canina es una parte muy importante de su cuerpo y esconde mucha información. ¡No te pierdas estas curiosidades sobre la nariz de perro!

trufa canina o nariz de perro

Datos curiosos sobre la nariz de perro

Dado que el olfato es el sentido más importante para los canes, no es de extrañar que su trufa sea tan esencial para ellos. ¡Pero hay mucho más! Atento a estas curiosidades.

1. Es su “huella dactilar”

No hay dos trufas iguales, por eso se dice que la nariz de un perro es su equivalente a la huella dactilar humana. Ya hay países en los que se registran las impresiones de la trufa canina para identificarlos.

2. La nariz de perro puede cambiar de color

Hay razas de perros cuya trufa cambia de tonalidad según la época del año sin que esto signifique algo grave. Sin embargo, también pueden cambiar de color por haber estado en contacto algún material o por una quemadura solar.

3. La trufa canina necesita protegerse del sol

Es una de las partes de su cuerpo más propensa a quemarse por el sol. Por eso, es importante que se la cuides con un protector solar específico para ellos.

4. Es una buena alarma

Una alergia canina puede provocar que a tu perro se le seque la trufa. Ojo, esto no quiere decir que si la nariz de tu perro está seca, el peludo esté enfermo sí o sí. Simplemente puede pasar que los propios cuencos donde come y bebe no están hechos de un buen material y les cause reacción.

5. Nariz mejor que boca

¿Sabías que el olfato de tu amigo peludo es unas 10.000 veces más sensible que su sentido del gusto? ¡No es de extrañar que huelan todo antes de comerlo!

6. La nariz de perro es un detector y clasificador de olores

Un perro es capaz de distinguir más de un millón de olores y clasificarlos, de ahí que sean tan buenos rastreadores. Son capaces de distinguir en los aromas matices muy sutiles.

7. Hay trufas “mejores” que otras

Y es que aquellos perros con hocico corto y de cara plana tienen menos células receptoras olfativas que las que tienen los perros de hocicos largos.

8. La trufa tiene dos cavidades independientes

Por este motivo se puede decir que los perros no respiran y huelen por el mismo sitio, como sí hacemos las personas.

La nariz de perro tiene un tejido plegado que la divide en dos cavidades, cada una para una función.

9. Las orejas largas ayudan a la nariz

Aquellos perros que tienen las orejas muy largas y además caídas les ayudan a airear los aromas hasta su trufa, con lo cual, pueden oler mejor.

10. La nariz de perro está húmeda por varios motivos

Los canes lamen su trufa con frecuencia para limpiarla y mantenerla húmeda. Esto es así porque de esta manera captan mejor los olores, por ello segregan también de manera natural esa humedad. Pero recuerda: que su trufa esté seca en un momento determinado, no tiene que indicar enfermedad.

¿Cuántas de estas curiosidades conocías ya?

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post