la nariz de los gatos

La nariz de los gatos: ¡presta atención a sus cambios!

Ese pequeño triángulo que es la nariz de los gatos, es un instrumento muy poderoso para él desde que nace y muy superior a tu nariz.

Los felinos dependen día a día de su sentido del olfato, eso lo sabemos. Pero, ¿te has parado a observar si su nariz ha cambiado? Hoy te explicamos los cambios que puede sufrir la nariz de los gatos para que estés muy atento a ellos.

cambios en la nariz de los gatos

La nariz de los gatos puede cambiar, ¿eso es bueno o malo?

Los motivos por los que la nariz de tu gato puede cambiar son varios. Algunos de ellos no implican nada grave y con otros hay que tener mucho cuidado. Vamos a ser más específicos.

La nariz de tu gato tiene heridas

Normalmente, cuando de un día para otro observas que la nariz de tu felino tiene una herida, posiblemente habrá sido causada por un factor externo. Puede ser que se haya hecho un rasguño él mismo o se lo haya provocado otro gato en una pelea.

En ese caso será importante desinfectar la herida, pero también acudir al veterinario. Recuerda que si un gato callejero ha agredido a tu mascota, puede haberle contagiado el SIDA felino.

La nariz de los gatos está muy seca o muy húmeda

Que tu felino tenga la trufita seca, no tiene que significar que esté enfermo, ni que tenga fiebre si además está caliente.

A los gatos les encanta rozarse con las cosas y eso puede hacer que por un momento su nariz se seque o se humedezca, al igual que si ellos mismos se limpian con sus patitas.

Los cambios de temperatura al salir a la calle pueden provocar estos mismos efectos, pero en ninguno de los casos tiene que significar algo grave.

Ahora bien, si estos síntomas se repiten continuamente y, además, notas cambios en los hábitos de tu gato, sí puede haber algún problema que necesite atención veterinaria. ¡Debes estar muy pendiente a esto!

La nariz del felino ha cambiado de color

Las trufas de los mininos pueden ser de diferentes colores dependiendo de la raza.

Puede ocurrir que la nariz de los gatos cambie de color, especialmente si es de tono claro, a un tono más intenso. Esto simplemente puede significar una variación de la presión sanguínea del gato, pero es síntoma de que es un gato saludable.

La nariz de tu gato moquea

Si tu gato está perfectamente sano, no tendría que moquear. Como mencionamos anteriormente, un cambio de temperatura externo, puede humedecer la nariz de los gatos, pero esta debe llegar a ser, como mucho, una secreción leve y, además, transparente.

Si notas que tu gato tiene mocos amarillos o muy espesos, debes acudir a un especialista.

¿Te vas a fijar ahora un poco más en la nariz de los gatos? ¡Su salud puede depender de ello!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post