El síndrome de Pelger Huet en perros

El síndrome de Pelger Huet en perros

El síndrome de Pelger Huet en perros es una enfermedad hereditaria que consiste en la hiposegmentación de un tipo de glóbulos blancos llamados neutrófilos. Esta segmentación provoca que algunos núcleos de sus células puedan incluso llegar a no tener ningún lóbulo.  Por lo general, se trata de una enfermedad no peligrosa y puede afectar a varias razas de perros, como el foxhound americano, el basenji o el pastor australiano, entre otros.

Síntomas del síndrome de Pelger Huet en perros

Síntomas del síndrome de Pelger Huet en perros

El defecto congénito benigno del síndrome de Pelger Huet en perros puede ser de dos tipos: heterocigotos u homocigotos. El más común es el primero y se manifiesta por unos neutrófilos maduros con forma de banda y de metamielocitos (un predecesor de leucocitos granulares). Este defecto en los heterocigotos no implica problemas del sistema inmune, predisposición a infecciones o deficiencias en la función de los glóbulos blancos.

Sin embargo, cuando el síndrome de Pelger Huet en perros se manifiesta en los homocigotos, generalmente afecta al útero y es letal. Los perros que consiguen sobrevivir presentan leucocitos con núcleos redondeados u ovalados que son perceptibles en un análisis de sangre.

Algunos samoyedos presentan anomalías heterocigotas y de esqueleto, como por ejemplo las mandíbulas poco desarrolladas o el sobredesarrollo de los cartílagos. Sin embargo, no se ha confirmado que esto tenga relación directa con el síndrome de Pelger Huet en perros.

Causas del síndrome de Pelger Huet en perros

Se cree que el síndrome de Pelger Huet en perros podría deberse a una transmisión autosómica dominante de esta anomalía canina. Sin embargo, la transmisión autosómica dominante con penetración parcial parece darse especialmente en perros de raza pastor australiano.

Causas del síndrome de Pelger Huet en perros

(Foto via: pinterest)

Diagnóstico y tratamiento del síndrome de Pelger Huet en perros

Es bastante habitual encontrar esta enfermedad por sorpresa al realizar analíticas de sangre. Para determinar la consanguinidad de esta condición se realizan frotis sanguíneos de los progenitores y hermanos del perro en cuestión.

El síndrome de Pelger Huet en perros no requiere tratamiento y la vida de un perro con esta anomalía suele ser completamente normal, aunque en ocasiones se controla la cría de perros afectados para eliminar la enfermedad en generaciones futuras.

Etiquetas: , , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post