signos de deshidratación en gatos

¿Cuáles son los signos de deshidratación en gatos?

Los gatos no son animales que por naturaleza beban mucha agua y, sin embargo, estar bien hidratados es esencial para su salud. Cuando no consumen la suficiente cantidad de agua, pueden llegar a mostrar los principales signos de deshidratación en gatos. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Te invitamos a descubrirlos!

¿Por qué se puede deshidratar un gato?

Para considerar que un gato (y cualquier ser vivo) está deshidratado, los niveles de líquido en su organismo deben estar por debajo del nivel adecuado para que todo funcione correctamente.

Las causas por las que esto se puede producir son muchas y muy variadas. Algunas de ellas son las siguientes:

  • La principal es que no beba la suficiente agua. Por eso, hay que estar muy pendiente de que siempre la tenga a su disposición y controlar cada día la cantidad que ingiere.
  • Aumento del ejercicio físico.
  • El calor.
  • Diarreas.
  • Vómitos.
  • Lactancia.
  • Enfermedades como el hipertiroidismo, el cáncer y los problemas renales.
  • Cuando se presenta cualquier otra enfermedad, debido al riesgo de perder líquidos durante la misma, así como la falta de interés que provoca el malestar de la propia situación.

Cuando se da alguna de estas causas o varias de las mismas a la vez, pueden aparecer los signos de deshidratación en gatos.

causas que llevan a la deshidratación en gatos

Signos de deshidratación en gatos más comunes

Entre los síntomas que indican que un gato se encuentra deshidratado, están:

  • Falta de elasticidad en la piel. Si pellizcas con suavidad al animal, notarás que la piel no es tan elástica porque tarda en volver a su posición original.
  • El animal tiene un ritmo cardíaco más elevado del normal.
  • Tiene los ojos hundidos y resecos.
  • Letargia en gatos.
  • Jadea con intensidad.
  • Le puede costar respirar.
  • Pérdida de apetito.
  • Tiene la boca seca y sus labios se pegan a las encías.
  • Patas muy frías al tacto.

En caso de detectar alguno de estos síntomas, lo ideal es que se acuda al veterinario. Si el gato no quiere beber por voluntad propia, quizás haya que hidratarle con sueros por vía intravenosa o subcutánea en la clínica veterinaria.

¿Qué hago para que mi gato beba agua?

Como decíamos antes, el consumo de agua es esencial para un correcto funcionamiento del organismo. Esta ayuda a los riñones a trabajar, eliminando las toxinas de la sangre, además de que la hidratación favorece en otros aspectos, como en la salud de la piel o del pelo.

No beber agua podría hacer enfermar al animal e, incluso, llevarle a la muerte.

evita los signos deshidratación en gatos

A la hora de ofrecer agua a tu felino, piensa que si consume pienso deberá beber entre 50 y 100 ml de agua por cada kilo de su peso al día. La comida húmeda para gatos posee un volumen más alto de líquido en su composición (80%, frente al 10% del pienso), con lo cual, la ingesta de agua puede ser algo menor.

Dicho esto, hay ciertos tips que puedes poner en práctica para favorecer que el gato beba agua.

  • Cámbiala con frecuencia. A los gatos no les gusta el agua sucia ni caliente, esta debe estar fresca (pero no fría).
  • Coloca varios bebederos por casa.
  • Dichos bebederos deben estar en lugares accesibles y tranquilos para el animal.
  • Elige un bebedero de calidad. Los hay cuyos materiales son muy malos y desprenden olores fuertes que dan mal sabor al agua.
  • Usa agua potable. Si el agua del grifo no es potable en el lugar en le que habitas, no se la des a beber a tu mascota.
  • Habla con tu veterinario y modifica su alimentación si solo come pienso. Puedes empezar a combinarlo con la comida húmeda.
  • Haz que le parezca atractiva. Cuando estés lavando los platos, por ejemplo, deja que se acerque y observe el chorro de agua. Juega unos segundos con la misma a intentar atraparlo o cortarlo. Seguramente esto llame su atención y se acerque a probarla.

El consumo de agua para nosotros es tan básico que a veces nos olvidamos que para nuestras mascotas también lo es. Sin embargo, en el caso de los animales, es responsabilidad de sus tutores proporcionarle la cantidad de agua adecua y controlar que se hidraten.

De no ser así, podrían aparecer los signos de deshidratación en gatos (o cualquier otra mascota) y llevarle a un problema de salud grave.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =