Rinitis en tortugas

Rinitis en tortugas: qué es, causas y sus síntomas

Las tortugas son bastante sensibles en lo que respecta a sus vías respiratorias. Por ese motivo, la rinitis en tortugas es una patología bastante habitual entre estos animales.

¿Qué es la rinitis?

Empecemos definiendo qué es la rinitis. La rinitis se trata de un proceso de inflamación de las vías respiratorias altas. Este proceso se presenta con secreción de mucosa por las narinas (orificios nasales), de manera uni o bilateral.

La enfermedad puede surgir por varios factores: nutricionales, ambientales, inmunitarios…

Entre las especies que más se suele dar se encuentran las del género Testudo, como la hermanni, graeca, sulcata, pardalis o icata.

Tipos de rinitis en tortugas

Existen varios tipos de rinitis que se pueden dar en estos reptiles.

Tipos de rinitis en tortugas

Rinitis alérgica, ambiental o estacional

No son el mismo tipo de rinitis en los tres casos, pero se pueden agrupar, ya que son aquellas que se ven influenciadas por los factores medioambientales, como pueden ser:

  • Cambios de estación, especialmente en primavera, tras hibernar.
  • Alérgenos primaverales.
  • Exceso de humedad.
  • Cambios bruscos de temperatura.

Por otro lado, en la rinitis en tortugas también puede existir influencia del sustrato sobre el que viva el animal, ya que algunas partículas que inhalan al respirar pueden irritar sus mucosas.

En cuanto al sustrato, también influyen los suelos fríos o los que retengan mucha humedad, si se trata de especies de ambiente más seco.

En los casos de las rinitis estacionales, ambientales o alérgicas, la mucosa suele ser transparente e inconstante.

Sinusitis

La sinusitis es una inflamación de los senos nasales que se presenta también en forma de secreción mucosa por las narinas. En este caso, el moco puede ser más espeso y el estado de salud de la tortuga tiende a deteriorarse más.

Además, suelen verse afectados los órganos cercanos (párpados, ojos, etc.) provocando un estado de catarro continuo.

La sinusitis suele tener un origen bacteriano, pero también se relaciona con la falta de vitamina A.

Síntomas de la rinitis en tortugas

Algunas de las señales más evidentes de la rinitis en tortugas ya las hemos mencionado, pero vamos a destacar todos sus síntomas:

  • Secreción mucosa que puede ser más transparente o turbia dependiendo del tipo y la gravedad.
  • Pérdida de apetito.
  • Emisión de ruidos al respirar.
  • Debilidad.
  • Manchas blancas en el paladar.
  • Algunas tortugas marinas comienzan a flotar de lado, como si no tuviesen equilibrio. Esto es debido a que uno de sus pulmones no está recibiendo el suficiente oxígeno y, por tanto, no se expande como debería.

Síntomas de la rinitis en tortugas

Una de las peores consecuencias de la rinitis en tortugas es que se trata de una enfermedad muy contagiosa. Por ello, si una tortuga afectada vive con más, hay que tener mucho cuidado y actuar rápidamente.

Causas de la rinitis en tortugas

Aunque ya hemos mencionado algunos de sus causantes, veámoslos con más detalle.

  • La dieta de la tortuga, si esta es deficiente.
  • Un sistema inmunitario débil.
  • Virus.
  • Bacterias.
  • El ambiente.
  • Herpesvirus.
  • Cambios de temperatura (por debilidad de las defensas).
  • Estrés (hacinamiento, cambios de terrario o pecera, mudanza, molestias…).
  • Humedad (en el caso de las tortugas de tierra).
  • Masificación.
  • Contaminación ambiental y falta de higiene.

¿Se puede tratar la rinitis en tortugas?

En caso de detectar cualquier síntoma patológico en el animal, es de suma importancia acudir con él a un veterinario de animales exóticos para que le realice los exámenes pertinentes. Nunca hay que esperar a la situación empeore para tomar cartas en el asunto, pues la enfermedad podría volverse crónica.

Los síntomas de la rinitis en tortugas pueden no ser demasiado evidentes al principio, pero sus gérmenes sí contagiarán al resto de ejemplares. Por ello, es importante poner solución pronto, tanto para evitar la propagación de la enfermedad, como para que esta no derive en una neumonía.

Para el tratamiento de esta patología habrá diferentes opciones, entre las que el veterinario elegirá la correspondiente tras efectuar un cultivo de las mucosas a analizar y determinar qué bacteria o virus es el causante.

En función de ello, se indicará la aplicación de fluidificantes o mucolíticos por vía oral o de manera inyectable. Otras recomendaciones pueden ser los lavados nasales, antibióticos o desinfecciones de la cavidad bucal.

Si el causante de la rinitis en tortugas es un factor ambiental, el propietario del animal deberá acondicionar la pecera o terrario del animal de tal manera que acabe con el causante.

En cualquiera de los casos, siempre habrá que hacer lo posible para que la tortuga esté hidratada y alimentada. Si está muy inapetente, se le deben proporcionar sus alimentos favoritos y dejárselos muy cerca.

Tratamiento de la rinitis en tortugas

Otros consejos para sus cuidados

Cuando el cuadro es grave o comparte espacio con otras tortugas, se suele aconsejar el aislamiento en un recinto de pequeño tamaño, fuerte iluminación y temperatura de entre 25ºC y 32ºC. No obstante, lo primordial es seguir las indicaciones veterinarias.

Además, algunos médicos pueden recetar el uso de un inhalador. Este aparato se hace con una bomba de aire para acuarios, un recipiente donde irá el líquido a inhalar por el animal y un tubo de salida. Para su funcionamiento, se suele poner a la tortuga en un espacio pequeño y el recipiente con la medicación por debajo de ella, a través de una rendija.

Muchas veces nos aventuramos a adoptar a las mascotas sin ser conscientes de que en ellas se pueden dar ciertas enfermedades, como es el caso de la rinitis en tortugas. Por ello, es esencial estar informados de todas las posibilidades y poner de nuestra parte para cuidar la salud de los animales.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =