4 factores de riesgo peligrosos de la anestesia en mascotas

4 factores de riesgo peligrosos de la anestesia en mascotas

A veces es necesario someter a nuestras mascotas a una cirugía, ya que algunas enfermedades y accidentes no dejan otra opción. En la mayoría de los casos estas operaciones resultan exitosas y sin complicaciones, pero es importante prestar atención a algo que a veces puede pasar desapercibido: ¿es segura la anestesia en mascotas? ¿Qué riesgos supone anestesiar a un animal? Hablamos del tema en este post.

Factores de riesgo de la anestesia en mascotas

Factores de riesgo de la anestesia en mascotas

Los efectos de la anestesia, tanto si es general o local, duran más allá del final de la intervención médica, por lo que en las horas del postoperatorio conviene mantenerse alerta a la evolución del animal convaleciente. ¿Qué factores pueden suponer un riesgo en la anestesia en mascotas?

 

La edad de la mascota

En el caso de los cachorros muy pequeños, es conveniente mantener bien la temperatura durante la intervención quirúrgica, si no en el estado de anestesia podrían sufrir hipotermia.

Los órganos de los perros de edad avanzada a veces no funcionan en su plenitud, y una anestesia podría alterar más aún su función natural. Incluso podría ocurrir que un perro mayor con una presión arterial demasiado baja podría perder la funcionalidad de un órgano.

Además, en perros mayores que sufren ciertas enfermedades, como diabetes, la anestesia puede causar problemas durante la intervención.

Cuando se va a operar a un perro anciano, es importante analizar su sangre y su salud para descartar posibles conflictos con la anestesia.

Factores de riesgo de la anestesia en mascotas
(Foto via: misanimales)

Peso de la mascota

La dosis de anestesia en mascotas va adaptada a su peso; por eso, los perros pequeños, con menos grasa y masa muscular, necesitan menos cantidad que los perros más grandes.

En perros pequeños o muy delgados, la anestesia puede suponer un peligro, ya que al no haber masa muscular a la que ir puede acumularse en el organismo y suponer demasiada carga para el corazón. Además, cuanto más delgado es un perro, mayor riesgo hay de que sufra una hipotermia bajo los efectos de la anestesia.

Por otro lado, un perro obeso podría ser difícil de posicionar durante la intervención y tener dificultades para respirar estando anestesiado. Por eso, a menudo se usa un tubo de respiración en estos casos.

 

Raza del perro

Las razas braquicéfalas, es decir, las de hocico y nariz más corta (pekinés, pug, bulldogs, Boston terrier, bóxer…) tienen mayores dificultades para respirar ya que sus fosas nasañes son muy pequeñas. Suelen tener problemas respiratorios a menudo durante su vida, una esperanza de vida menor… Y esto se puede agravar con una anestesia.

Por otro lado, los perros que han sufrido un colapso traqueal también corren riesgo de sufrir problemas durante la anestesia, y el postoperatorio suele presentar tos durante unos días. Para evitarlo o disminuirlo, a veces se prescriben antibióticos y antitusígenos.

Factores de riesgo de la anestesia en mascotas

Condiciones médicas específicas

En general, podemos decir que la anestesia en mascotas no supone un riesgo muy alto. Estudios han demostrado que el riesgo de muerte por una anestesia es menor del 2%, incluso en perros enfermos.

Eso sí, si tu perro tiene alguna condición específica, como enfermedad del corazón, pulmonar o de cualquier otro tipo, conviene valorar si es conveniente realizar la operación bajo anestesia, es decir, si el beneficio que se obtendrá vale la pena a pesar del riesgo.

Además, el perro debe prepararse para la anestesia. Por ejemplo, si tiene insuficiencia cardíaca, no se le puede anestesiar así como así, se tiene que tratar esa condición para poder proceder con la anestesia y la intervención. Las enfermedades hepáticas, renales, miopatías y de otros tipos deben tenerse en cuenta antes de someter a la mascota al estado de anestesia.

 

Antes de una intervención quirúrgica deben valorarse todas las condiciones sanitarias del animal para que la anestesia en mascotas no suponga ningún problema adicional.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post