refugiado cuidando perro

El refugiado sirio que hizo lo posible por salvar a un perro atropellado

A pesar de que miles de sirios han sufrido y siguen sufriendo cada día, algunas personas nos dejan asombrados con su bondad y compasión por los demás. Un refugiado de apenas 8 años hizo algo por un perro que nos ha puesto la piel de gallina.

No dejó al perro solo en ningún momento

Huseyin El-Hasan es un refugiado sirio que vive en Turquía al que le ha tocado sufrir una de las mayores tragedias de la humanidad de los últimos años. Sin embargo, su gran corazón ha demostrado lo contrario.

Huseying iba caminando por la calle cuando, de repente, vio que un coche golpeó a un perro. El perro estaba al borde de la carretera tras ser atropellado, así que el niño corrió hacia él para salvarle. Cuando llegó lo dejó a salvo sobre la acera y fue a su casa a por una manta. A pesar de que su familia la podía necesitar por el frío, el niño no lo dudó: ¡tenía que salvar al animal!

protegio al can del frio

Cuando protegió al can del frío, fue directo a avisar a unos adultos que estaban en los alrededores para pedir ayuda. El equipo de rescate estaba en camino, pero aun así Huseying se quedó al lado del perro en todo momento. Hasta le acariciaba la cabeza para tranquilizarlo.

El agradecimiento del vicealcalde

Al llegar los servicios de cuidado de animales trasladaron al perro a una clínica veterinaria inmediatamente. Sin embargo, ya era demasiado tarde. A pesar de los esfuerzos de los veterinarios, no pudieron salvar la vida del perro. Murió por una hemorragia interna que le causaron las lesiones del atropello.

equipo de rescate

Como era de esperar, la noticia conmocionó a Huseying. Sin embargo, su acto de bondad no iba a quedar en el olvido: el vicealcalde de Kilis, una ciudad al sureste de Turquía, visitó la casa del niño con regalos para agradecerle lo que había hecho por el perro. ¡Incluso dejó comida y mantas para toda la familia!

alcalde

No es la primera vez que escuchamos la compasión y empatía por los animales en Turquía. Hemos conocido historias de todo tipo: desde tiendas que abren sus puertas a los animales para que no pasen frío, hasta respetar a Estambul como la ciudad de los gatos. Muchos países deberían aprender de ellos.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post

Comentarios

Añade tu comentario
    • Lola Espinosa Segura
    • marzo 9, 2017

    És impresionante la bondad humana, por suerte este mundo es mejor gracias a ello.Mi más sincero agradecimiento a este pequeño y a todos los que ayudaron.Mil gracias.

      • Admin
      • marzo 14, 2017

      Hola Lola,

      ¡estamos completamente de acuerdo! Menos mal que existen personas como estas en el mundo, ¿verdad? En Wakyma no perdemos la esperanza, e intentamos poner nuestro granito de arena día a día:).

      Gracias a ti por visitar nuestro blog:)

Lo sentimos. No se puede comentar.