perro setter irlandés rojo

Todo sobre el perro setter irlandés rojo

¿Qué es lo primero que necesitas saber sobre el perro setter irlandés rojo?

  • Altura: 55 – 70 cm.
  • Peso: 25 – 45 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 14 años.
  • Ideal para: Niños, deportes, senderismo, casas, caza.

perro setter irlandés rojo

(Foto via: pinterest)

El origen e historia del perro setter irlandés rojo

Hay una variante de setter irlandés, menos conocida, de color rojo y blanco; este es anterior y fue el origen de la raza setter irlandés rojo. Este último ganó tal popularidad que eclipsó a su predecesor,

En el siglo XVIII, el perro setter irlandés rojo y blanco se utilizaba para la caza de aves. Se trataba de una raza ya muy bien definida y asentada y a principios del siglo siguiente comenzó la cría del setter irlandés puramente rojo. La ansiedad de utilización de esta raza para la caza era tal, que hasta se mataba a los cachorros que no servían para esta actividad, por debilidades o defectos al nacer.

Se sabe que a mediados del siglo XIX nació un perro setter irlandés rojo no apto para la caza, por tener una constitución más delicada que el resto. Como era costumbre, el propietario deseaba deshacerse de él, pero para suerte del pequeño, otro criador se enamoró de él y decidió darle una buena vida. Ese cachorro se llamaba Champion Palmerston y causó sensación en exposiciones caninas, volviéndose casi famoso.

Esta popularidad es lo que dio origen a la raza de setter irlandés rojo que hoy conocemos, ya que este perro dejó mucha descendencia y muchos criadores empezaron a interesarse por ellos, no para la caza, sino para exposiciones.

Hoy en día este perro apenas se usa para la caza, es más popular como perro de exposiciones y sobre todo, es un excelente animal de compañía. A pesar de gozar de una gran belleza y excelente carácter, no ha logrado ser una raza realmente conocida alrededor del mundo.

Características físicas del perro setter irlandés rojo

características fisicas del setter irlandés rojo

(Foto via: Perrosysusrazas)

El setter irlandés rojo es un perro alto, esbelto y de líneas muy elegantes. Su pelo es muy característico de la raza, sedoso de color castaño rojizo, muy llamativo. El setter irlandés tiene un cuerpo muy atlético y musculoso, bien proporcionado.

La cabeza del setter irlandés rojo es alargada y delgada, de cráneo ovalado y hocico marcado. La nariz puede ser negra o color caoba y los ojos, medianos, también pueden variar en color, entre el avellana y el marrón oscuro. Las orejas son bajas, de caída doblada.

La cola del perro setter irlandés rojo es de inserción baja y longitud moderada; no la suele llevar más levantada que la altura de su lomo.

La característica más llamativa del setter irlandés es su maravilloso pelaje. Varía en longitud según la zona del cuerpo: en su cabeza, patas y orejas, es fino y corto, mientras que en el resto del cuerpo es largo, incluso llegando a formar flecos en el pecho, el vientre, la cola, etc. El color aceptado como estándar es el castaño rojizo (no se llamaría setter rojo si no fuera por esto). Se aceptan, también, algunas manchas blancas en el pecho, patas, dedos y cara.

Carácter de la raza setter irlandés rojo

Carácter de la raza setter irlandés rojo

(Foto via: pinterest)

El setter irlandés rojo es un perro alegre, sociable y cariñoso. Tienen una gran independencia e inquietud por conocer todo lo que los rodea. A pesar de ya no ser utilizado para estas tareas, sigue teniendo un fuerte instinto cazador.

Son perros generalmente fáciles de socializar, tanto con personas de todas las edades como con otros animales. Esto hace al setter irlandés rojo un perro ideal para familias con niños o que ya tienen otras mascotas en casa. Sin embargo, como siempre, el proceso de socialización es esencial para que el perro desarrolle capacidades apropiadas para sus relaciones futuras.

Por otro lado, su necesidad de ejercicio físico es muy alta. Si no se satisface, el setter irlandés puede desarrollar conductas nerviosas y destructivas, debido a su energía acumulada, que puede transformarse en ansiedad.

El setter irlandés es un perro que necesita formar parte de una familia activa que disfrute del ejercicio y las actividades al aire libre.

Cuidados del perro setter irlandés rojo

Cuidados del perro setter irlandés rojo

(Foto via: expertoanimal)

El pelaje, al ser largo, requiere de cepillado diario para evitar enredos. Aparte de esto, no necesita cuidados ni productos extra para mantener la salud capilar. El baño no debe ser frecuente, sólo cuando el perro esté sucio.

La necesidad más importante del setter irlandés rojo es el ejercicio. En este caso, no basta con los típicos paseos estándar con correa. El setter irlandés rojo necesita paseos largos y poder correr y jugar libre de correa en un lugar seguro (pipican, zona vallada, etc). Lo ideal para un setter irlandés es poder salir a zonas de campo.

Carácter del perro setter irlandés rojo

Aunque son perros de carácter independiente, por supuesto también necesitan cariño y atención. Además, es bueno que en los paseos socialicen con personas y otros perros lo máximo posible.

Disfrutan mucho dentro de casa con su familia, pero¡Esto no hace que sean perros aptos para vivir en apartamentos o pisos en zonas urbanas! Lo mejor es que tengan un jardín o parcela donde poder correr y jugar a su aire. Esto, por supuesto, no debe anular los paseos.

La educación y entrenamiento del setter irlandés rojo es sencilla, debido a su gran inteligencia. Debe realizarse siempre a través de métodos en positivo.

Salud de la raza setter irlandés rojo

Como tristemente ha ocurrido con muchas razas; el setter irlandés ha desarrollado tendencia a sufrir enfermedades hereditarias, debido a la cría indiscriminada. Las enfermedades más comunes son:

Con menor frecuencia, también pueden desarrollar patologías como la epilepsia, la hemofilia, la panosteitis o la osteodistrofia.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post