Descubre la raza de gato persa chinchilla

Descubre la raza de gato persa chinchilla

El gato persa chinchilla realmente en poco se parece al persa clásico, sobre todo en el comportamiento. El chinchilla es mucho más inquieto y juguetón. Además, con esos ojos verdes enamora a cualquiera. ¿Quieres conocerlo? Te lo contamos todo sobre el persa chinchilla.

Lo primero que debes saber es:

  • Tamaño: mediano, pero algo más pequeño que otros persas
  • Esperanza de vida: 15 años.
  • Estilo de vida: casas, familias, niños.

 

Orígenes del gato persa chinchilla

Orígenes del gato persa chinchilla
(Foto via: todosobremigato)

El color plateado del gato persa chinchilla fue un hecho inaudito cuando en 1980 una gata de color ahumado dio a luz a la primera gatita plateada. Fue tal la admiración de los aficionados a los gatos por este ejemplar que lo llegaron a denominar Corderito Plateado y al morir fue embalsamado y expuesto en el Museo de Historia Natural de South Kensington, Londres. Los gatos persas chinchilla se convirtieron en todo un hito, tanto que hasta una de las hijas de la Reina Victoria se dedicaba a criarlos.

Gracias a esa popularidad, el persa chinchilla continuó criándose y ha llegado hasta nuestros días.

 

Características del gato persa chinchilla

Características del gato persa chinchilla

El gato persa chinchilla es robusto, fuerte y compacto, con unas patas cortas pero poderosas y resistentes. Su cabeza es redonda y grande, con unas orejas pequeñas y muy separadas y unos grandes ojos vivos de color verde esmeralda u otros tonos de la gama. Su estructura ósea es algo más fina que la de otros gatos persas.

Su pelo es medianamente largo, muy denso y sedoso. De lejos aparenta ser puramente blanco, sólo observando a un gato persa chinchilla de cerca podrás ver las puntas plateadas de su pelaje.

 

Carácter del gato persa chinchilla

Carácter del gato persa chinchilla
(Foto via: youtube)

El chinchilla tiene una forma de ser bastante distinta a las del resto de gatos persas, es mucho más activo, juguetón y tiene el instinto cazador más desarrollado.

Se trata de un gato mimoso y cariñoso, pero siempre que sea por su propia iniciativa. Le gusta que le den cariño, pero sólo cuando él mismo la busque. De lo contrario, por lo general no le hará mucha gracia que lo cojan en brazos constantemente.

¡No para! Es activo tanto dentro de casa como fuera. Incluso le gusta mucho el frío, así que te pedirá salir a la calle hasta en invierno.

En casa es divertido, amoroso y fiel, ¡una mascota perfecta!

 

Cómo cuidar a un gato persa chinchilla

Cómo cuidar a un gato persa chinchilla
(Foto via: notigatos)

El cuidado del pelo de un gato persa chinchilla requiere cepillado frecuente para eliminar los pelos muertos y suciedad. En esta raza felina es interesante también mencionar la técnica del stripping, aunque es algo complicada para inexpertos, puedes preguntar a un peluquero felino.

También es necesario limpiar bien los ojos del gato cada día, con una gasa y suero fisiológico, para eliminar legañas y suciedad. Así estarás asegurándole una buena salud ocular. Presta atención también a la higiene de sus oídos.

Recuerda que no es necesario bañar a los gatos con demasiada frecuencia. La alimentación debe ser de alta calidad y apropiada a su edad y actividad física diaria.

 

Salud del gato persa chinchilla

Salud del gato persa chinchilla
(Foto via: hogarmania)

El chinchilla tiene una salud algo más delicada que las de otros persas. Algunas de las enfermedades frecuentes son:

Recuerda que es muy importante acudir a revisiones periódicas al veterinario para prevenir y detectar enfermedades, además de ponerle a tu gato todas sus vacunas y desparasitaciones.

 

¿Conocías al gato persa chinchilla?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post