¿Qué es un clicker y para qué sirve?

¿Qué es un clicker y para qué sirve?

A la hora de adiestrar a tu mascota, hay una herramienta que te puede ser de mucha utilidad: el clicker. ¿Has oído hablar de él? Te contamos qué es un clicker, cómo funciona y cómo te puede ayudar en la tarea de enseñar a tu mascota a escuchar y ejecutar las órdenes que le des.

¿Qué es un clicker?

Un clicker es un pequeño aparato, muy parecido al mando que abre los garajes, con un botón. Este emite un sonido parecido a un clic cuando lo pulsas.

El mecanismo es muy básico: en su interior cuenta, simplemente, con una chapa metálica que, al chocar contra el muelle del botón, provoca ese sonido.

Este aparato es un reforzador de conducta, el cual permite adiestrar a perros y gatos, mejorando tu comunicación con ellos sin castigos y premiando sus buenos comportamientos.

¿Cómo funciona un clicker?

Como hemos mencionado, el clicker es un pequeño pulsador en forma de cajita con un botón. Este funciona para reforzar conductas de manera positiva.

Cuando se pulsa el botón, se oye un pequeño clic. El objetivo del mismo es que el animal entienda que ha hecho algo bien cada vez que se pulsa y escucha el sonido.

Por eso, es una manera muy eficaz de recompensar sus comportamientos buenos y entrenarle, sobre todo, porque en este adiestramiento debes emplear snacks que le ofrecerás justo tras presionar el clicker. De esta manera, los resultados serán mucho más rápidos.

Además, esto también sirve para mejorar la comunicación con tu mascota, ya que este sonido es una forma mucho menos compleja de entender que algunas palabras.

¿Qué es un clicker?

Cómo entrenar a las mascotas

Antes de seguir hablando del clicker debes tener claro primero cómo es la manera que tienen los perros y los gatos de aprender. Con los animales no se debe usar jamás refuerzos negativos. Es decir, no podemos castigar, enfadarnos o mostrar nuestro desacuerdo cuando hacen algo mal. Eso no sirve de nada.

Tu mascota no va a entender que algo que le hace sentir mal, por ejemplo, un grito, está relacionado con una acción anterior que hizo y que para ti no fue correcta.

El refuerzo negativo solo genera incomodidad en el animal, además de bloquear su disposición a aprender y abrir en él un deseo de alejarse de ti y de no comunicarse contigo.

Por esa razón, lo que sí funciona en la educación canina y adiestramiento de un animal es el refuerzo positivo que se basa, normalmente, en una orden o petición. Cuando esta se completa correctamente por parte del mismo, surge un premio para él de manera instantánea.

Cómo usar el clicker con tu perro

Ya hemos mencionado que el clicker sirve para asentar un refuerzo positivo. Veamos un ejemplo para ver cómo podrías utilizarlo con tu mascota.

Lo primero es que empiece a asociar el clicker con algo positivo.

  • Elige un lugar tranquilo y sin distracciones. Lleva ahí a tu perro, el clicker y unos cuantos snacks de sus favoritos.
  • Llama su atención para que te mire. En ese momento, pulsa el botón del clicker y acto seguido, dale un pedacito de premio.
  • Su atención debe ser plena en el aparato. Eso significa que no debes hacer ruidos ni movimientos extraños cuando lo uses.
  • Repite la acción anterior varias veces, hasta que detectes que el perro se pone feliz al oír el clicker. Por ejemplo, levanta las orejas, mover la cola… Cualquier signo de alegría significará que ha aprendido a asociar el clic con algo bueno.

Una vez se haya familiarizado con el clicker y lo que él implica, podrás empezar a usarlo en sus entrenamientos. Imagina que quieres enseñar a tu perro a que te dé la pata.

  • Primero deberás enseñarle el término a emplear para la orden. Por ejemplo “patita”. Obviamente, el perro no sabe lo que es una patita, por eso, tendrás que llevar su pata a tu mano.
  • Acto seguido pulsa el clicker y dale un premio.
  • Con el tiempo, el perro asociará que hacer lo que tú le pides implica un clic y un premio.

Cómo usar un clicker con tu perro

¿Por qué funciona tan bien el clicker en el adiestramiento canino?

El uso del clicker en el adiestramiento o educación de un perro tiene muchas ventajas.

Es cierto que los premios funcionan muy bien por sí mismos, sin necesidad de este instrumento. Sin embargo, cuando utilizas el clicker, lo que haces es poner el foco en dicho sonido.

El animal esperará escuchar un clic para cerciorarse de que lo ha hecho bien, convirtiéndose en un aliciente extra para él, más allá de que después haya premio o no. Ese sonido será el equivalente a un “¡Lo has hecho genial, buen chico!”.

De esta manera, ese sonido es un elemento de comunicación y de refuerzo más, que se coloca al mismo nivel que el premio que sabe que vendrá a continuación.

La gran ventaja del clicker es su claridad y su cohesión. Este aparato siempre emite el mismo sonido, sin alteraciones en el tono y sin influencia de factores externos, como ruidos y distracciones.

Eso sí, para que esto sea una verdadera ventaja, es esencial ser muy coherentes con el uso de esta herramienta. Eso implica no jugar con él sin sentido, dar siempre premio después de accionarlo en los entrenamientos y no utilizarlo sin sentido. Recuerda trasladar esta información a todos los miembros de la familia para que lo empleen adecuadamente.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − cinco =