chocolate para gatos es bueno o no

¿Pueden comer chocolate los gatos?

Para muchas personas, el chocolate es un alimento exquisito. Incluso algunos tipos del mismo, consumido en pequeñas cantidades, tienen propiedades muy beneficiosas para nosotros. Sin embargo, ¿pasa lo mismo con los animales? Por ejemplo, ¿el chocolate es bueno para los gatos? ¡Hablamos sobre ello!

Chocolate para gatos: ¿es bueno para estos animales?

Seguro que más de una vez has cogido en la mano una tableta de chocolate y tu gato se ha acercado curioso a ver de qué se trataba. ¿Te has preguntado si podrías dárselo a probar? Pues la respuesta es no. El chocolate es un alimento tóxico para los gatos.

¿Por qué no hay que darle chocolate a los gatos?

El chocolate contiene dos sustancias que no son nada buena para los felinos, pues su organismo no está preparado para digerirlas.

Una de ellas es la cafeína, presente en bebidas muy habituales para los humanos como el café. Así que no, el café tampoco es bueno para los animales.

La otra sustancia es la teobromina. Se trata de un compuesto que se encuentra presente de forma natural en las semillas del cacao, aunque también se puede añadir al chocolate de manera artificial.

Pero, ¿cuál sería el motivo de añadir teobromina al chocolate durante su manufacturación? La respuesta es que la teobromina es la sustancia encargada de producir la sensación de placer, felicidad y relajación que nos da este alimento.

Aunque su acción es menos potente que la de la cafeína, su efecto dura más en el tiempo, actuando en el sistema nervioso de forma directa. Eso implica que cuando actúa lo hace en las funciones respiratorias, musculares y cardíacas.

el chocolate no es bueno para los gatos

Por ese motivo, consumido de forma moderada, a nosotros nos puede aportar una acción energizante, antidepresiva o estimulante. Por el contrario, el chocolate en gatos y perros, al no poder metabolizar esas sustancias que lo componen, es altamente tóxico para su organismo.

Pero es que además de lo mencionado, el chocolate posee azúcares y grasas, otros ingredientes muy nocivos para la salud del animal que podrían provocarle aumento de peso, de glucosa en sangre y de colesterol.

La leche suele ser otro elemento presente en muchos chocolates. Para quien no lo sepa, al contrario de la creencia popular que dice que la leche es buena para los felinos, la mayoría de los gatos son intolerantes a la lactosa cuando se hacen adultos.

Poniendo en cantidades lo anterior, solo unos 20 mg de chocolate por cada kilo de peso del felino, podría perjudicarle. Cuando la cantidad sube a los 80 mg, la intoxicación ya sería severa. Superar los 200 mg por kilo del animal pueden acabar con la vida del gato.

¿Qué síntomas presentará mi gato si ha comido chocolate?

Si por error o por desconocimiento el chocolate ha acabado en el organismo del gato, sus consecuencias se verán reflejadas dependiendo de la cantidad que haya ingerido el animal.

Eso sí, hay que tener en cuenta que los síntomas no aparecerán de inmediato, sino pasadas unas horas desde que lo coma. Puede que, incluso, lleguen entre las 24 y 48 horas posteriores.

Entre los síntomas más comunes cuando las cantidades no son altas, se encuentran:

  • Vómitos.
  • Diarreas.
  • Alteraciones en la conducta normal.
  • Nerviosismo,
  • Hiperactividad.
  • Ansiedad.

Sin embargo, si el gato ha comido chocolate en gran cantidad, los síntomas serían mucho más severos. Algunos de ellos:

  • Temblores.
  • Letargia.
  • Taquicardias.
  • Convulsiones.
  • Dificultad de movimiento.
  • Dificultad para respirar.
  • Fallo respiratorio.

el chocolate no es bueno para los gatos

¿Qué hago si el gato come chocolate?

Las papilas gustativas de los felinos no reconocen el sabor dulce, por lo que el chocolate puede no ser un alimento atractivo para estos animales. Sin embargo, eso no implica que no sea peligroso dejarlo a la vista del animal.

Si por cualquier motivo se sospecha que el animal ha ingerido chocolate, lo mejor es llevarlo ante un profesional veterinario que examine al gato y valore las posibles consecuencias. Basándose en eso, establecerá un tratamiento.

Cuando las cantidades ingeridas son pequeñas no suele hacer falta recurrir a ningún tipo de procedimiento si no hay síntomas. Si se han producido vómitos y diarreas prolongadas quizás hay que someter al gato a la fluido terapia para que se recupere de la deshidratación.

Por otro lado, si las dosis consumidas de chocolate son altas, puede presentarse la necesidad de hacerle un lavado gástrico. Además de esto, si sufre convulsiones o arritmias, quizás sea necesario el empleo de medicamentos.

 

Como veis, el chocolate no es bueno para tu gato. Y no es aconsejable pensar que una pequeña dosis no le hará daño, pues aunque esto pueda ser así, lo aconsejable es que no lo pruebe en ningún caso.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =