Descubre lo que pueden comer los gatos de la comida humana

Descubre lo que pueden comer los gatos de la comida humana

Hoy te tenemos una muy buena noticia, ¡puedes compartir algo de tu comida con tu mejor amigo! Sabes que la mayor parte de la dieta de tu gatito debe ser un alimento para gatos nutricionalmente completo, pero, puedes darle un regalo de tu plato de vez en cuando. Solo necesitas saber que pueden comer los gatos de nuestra comida para poder darles refrigerios felinos con los nutrientes que necesitan.

Los alimentos que pueden comer los gatos de nuestra cena

Los alimentos que pueden comer los gatos de nuestra cena
Foto vía: petsworld.in

Cuando amamos mucho a nuestro lindo gatito, puede ser difícil resistirnos a consentirlo con un regalo especial de nuestra cena. Pero como sabemos los sabios dueños de gatos, muchos alimentos humanos pueden ser inseguros para ellos, pues tenemos necesidades nutricionales muy diferentes. Incluso algunos tipos de alimentos que nuestro felino adora y suplica pueden causar graves problemas en su sistema digestivo.

Pero, como te dijimos antes ¡hay algunos alimentos humanos con los que puedes alimentar a tu amigo felino! Lee a continuación para saber qué pueden comer los gatos de forma segura y cómo se puede beneficiar su salud.

Carne

La carne en definitiva es uno de los alimentos humanos que pueden comer los gatos, pues son carnívoros por naturaleza. Nuestros amigos felinos deben recibir las proteínas de este alimento para tener un corazón fuerte, buena visión y un sistema reproductivo saludable.

La ternera, el pollo y el pavo cocidos son una excelente manera de alimentarlos y hacen parte clave de los alimentos humanos que pueden comer los gatos. Recuerda, ¡la carne cruda podría enfermar a tu felino! así que aléjala de el.

Granos enteros

La avena tiene una gran cantidad de proteína por caloría, y es fácil de hacer. A muchos gatos les gusta también el maíz y la Polenta, una harina de maíz molida, tiene una buena textura para ellos. Puedes probar el arroz integral, la cebada y las bayas de trigo, pero es posible que tengas que machacarlas primero.

A los gatos les gustan también los granos más pequeños como el mijo y el cuscús. Solo asegúrate de que los granos que le des estén cocidos para que tu gatito pueda digerirlos por completo. Las migas de pan integral también están bien para ellos.

Pescado

Es muy obvio que el pescado es uno de los alimentos que pueden comer los gatos. Los peces tienen una gran cantidad de ácidos grasos omega-3, que ayudan a que los ojos de tu gato se mantengan nítidos y mejora la artritis, las enfermedades renales y los trastornos cardíacos.

El pescado enlatado o cocinado está bien, pero no compartas tu sushi: el pescado crudo no es una buena idea.

Huevos

Los huevos son otra súper fuente de proteína para tu gato. Pero asegúrate de que estén cocidos. Al igual que la carne y el pescado crudo, los huevos crudos pueden dañar a tu gatito.

Vegetales

No a todos los gatos le gustan las verduras, y aún menos las frutas (los felinos no pueden saborear los sabores dulces). Pero son una rica fuente de vitaminas, y están cargadas de fibra y agua para ayudar con la digestión.

Como vegetales que pueden comer los gatos puedes probar pepino o melón fresco, brócoli al vapor o espárragos frescos. Pero es posible que tengas más suerte dandole una hamburguesa vegetariana, ¡de verdad!

Alimentos que los gatos no deberían comer

Alimentos que los gatos no deberían comer
Foto vía: mundogato.net

Recuerda, debes alejarte de estos alimentos cuando compartas la cena con tu gato, pues son tóxicos: chocolate, uvas y pasas, cebollas y ajo, nueces de macadamia, masa de pan y xilitol, un edulcorante artificial que se encuentra en chicles y caramelos sin azúcar. No olvides guardar los alimentos peligrosos para tu gato en un lugar al que el no pueda llegar.

Cuidado con los alimentos que pueden comer los gatos ¡todas las calorías cuentan!

Tienes que tener claro, tu gato solo debería obtener “extras” de vez en cuando. Sus comidas regulares deben ser alimentos para gatos de alta calidad; si le das comida destinada a personas, habla con tu veterinario sobre qué y con qué frecuencia debes agregarla a su dieta. La sobrealimentación puede provocar un gato con sobrepeso y problemas de salud.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post