La fiesta de San Antón, el día grande de las mascotas

La fiesta de San Antón, el día grande de las mascotas

San Antón es el patrón de las mascotas, y parte de la tradición es acudir a la iglesia para recibir su bendición. Por ello han sido muchos los que han madrugado y han acudido a la cita, cientos de perros, gatos, cobayas, pájaros y hasta un burro han sido los protagonistas de este año en la iglesia de San Antón de Madrid.
Como parte de la celebración, Wakyma ha estado presente repartiendo a todos los viandantes con mascota, snacks para amenizar las esperas.

San Antón, el gran día de las mascotas

La fiesta de San Antón, el día grande de las mascotas

Conscientes de la importancia de acabar con el abandono y el maltrato animal, desde el año 2016 la celebración de San Antón se ha convertido en la “Fiesta de los animales” en la que se promueve la adopción y tenencia responsable de las mascotas. Aun siguiendo la tradición de bendecirlas, el objetivo final es influir en los ciudadanos para que mejoren y garanticen la calidad de vida de todos los animales.
Otro de los objetivos de estas fiestas ha sido el fomentar la convivencia respetuosa en las zonas públicas, de forma que lo que se ha intentado es trasladar la importancia de mantener zonas limpias para todos y de esta forma abordar el grave problema de abandono de excrementos en parques y vías públicas.

San Antón, el gran día de las mascotas

San Antón, mucho más que una fiesta

Como todos los años, la Iglesia de San Antón en Madrid, ha sido ha sido uno de los lugares escogidos por cientos de personas para celebrar este día con su mascota. 

El padre Ángel, fundador de la ONG Mensajeros de la Paz y párroco de la iglesia de San Antón, ha iniciado las bendiciones a las 9 de la mañana de ayer desde una de las puertas del templo, que está abierto durante las 24 horas del día para acoger a las personas sin hogar (y a sus mascotas).

El año pasado se bendijeron más de 13.000 animales siguiendo así una tradición “muy antigua”, y este año ha rondado las mismas cifras.

La ceremonia ha transcurrido por turnos. Las personas cogían una cita previa donde se les asignaba una hora a la que debían asistir, para garantizar el orden del evento y así poder recibir al mayor número posible de mascotas.
A la salida de la Iglesia se han reunido los asistentes y curiosos para continuar con la fiesta. Animales disfrazados y dueños sonrientes se divertían posando ante las cámaras de sus amigos, disfrutando de un rato diferente.

 

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post