primera-condena-de-carcel-por-maltrato-animal-en-españa

Primera condena de cárcel por maltrato animal en España

Ha llegado el día, por fin el delito animal tiene su primera sentencia y Málaga ha sido la ciudad protagonista. En esta ciudad andaluza se ha condenado a Carmen Marín, responsable de una protectora de animales ubicada en Torremolinos.

El pasado día 13 ingresó en prisión tras ser condenada a tres años y 9 meses por exterminio masivo de mascotas, (más de 2100) falsedad documental y maltrato animal.

“La perrera de los horrores”

primera-condena-de-carcel-por-maltrato-animal-en-españa
(Foto vía: El confidencial)

Gracias a la labor de los voluntarios de la misma protectora y al Seprona, se han conseguido destapar todas las atrocidades que cometía esta mujer. Las sospechas se confirmaron en verano cuando se dieron cuenta que las tandas de exterminio llegaban a triplicarse por semana. 

El proceso que seguía para cometer estos crímenes era verdaderamente terrible. Compraba importantes cantidades de eutanásicos: concretamente llego a comprar 15 litros (una cantidad 25 veces superior a la que se consume en los centros veterinarios en el mismo período) y en tan sólo dos años, esta mujer sacrificó a más de 2.100 animales. Además, empleaba una dosis menor a la necesaria para una eutanasia, lo que producía una muerte lenta y agonizante en los pobres animales.

Cabe destacar que esta mujer lo hacía a solas, en una zona inhabilitada para los empleados a la que sólo ella tenía acceso y allí acababa con la vida de los animales sin importar su condición de salud. No le importaba si había cachorros o si estaban sanos, su estrategia era no tener que mantenerlos, conseguir la entrada en el refugio de más animales y por lo tanto, más donaciones y subvenciones.

La ex encargada del refugio además está acusada de intrusismo profesional por administrar un producto mortal sin la titulación requerida. Y a todo esto, se le suma el delito de falsedad documental, ya que la mujer falsificó tanto la firma como el sello del varios veterinarios de Torremolinos para poder cobrar el servicio del Ayuntamiento.

Además de cumplir su condena, deberá indemnizar a todos los socios del refugio de animales que pagaban una cuota anual para su correcto funcionamiento y a uno de los veterinarios que despidió.

Desde Wakyma esperamos que se haga justicia con esta criminal y que no vuelvan a cometerse atrocidades como esta ni ningún otro tipo de maltrato animal. 

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post