Los perros de la raza Borzoi

La raza borzoi, el lebrel de Rusia

Lo primero que debes saber sobre la raza borzoi es:

  • Altura: 70 – 85 cm.
  • Peso: 35 – 50 kg.
  • Esperanza de vida: 10 – 12 años.
  • Estilo de vida ideal: Casas, pastoreo, deportes, caza…

Los perros de la raza Borzoi

(Foto via: pinterest)

Origen de la raza borzoi

En realidad, el vocablo ruso “borzoi” es un término genérico que designa a todos los sabuesos de rastreo visual. De hecho, en Rusia existen diferentes variedades de lebreles que se denominan comunmente “borzoi”; estos son el chortai, el tasy y el taigán, entre otros.

Lo que hoy conocemos los occidentales como raza borzoi, probablemente descienda de cruces del perro saluki y otros perros ovejeros. El perro borzoi ha estado durante siglos muy ligado a la cultura rusa y a la aristocracia; hay evidencias de la presencia de perros borzoi en Rusia ya en el siglo XI.

El Gran Duque Nicolai Nicolaevitch y Dimitri Valtsev inauguraron un criadero, el Perhinskaya Okhota, responsable de la difusión y popularidad de la raza borzoi en Occidente a partir del siglo XIX.

Los perros borzoi estuvieron a punto de extinguirse debido a las malas condiciones de vida propiciadas por la Revolución Rusa, pero lograron salvarse, aunque no son tan frecuentes como entonces.

Características físicas del perro de raza borzoi

Características físicas del perro de raza borzoi

(Foto via: mundoperros)

El perro borzoi, también llamado lebrel o galgo ruso, es un perro alto, de líneas armoniosas y elegantes y cuerpo alargado y porte digno y aristocrático. Como ocurre con todos los galgos, el borzoi es un perro delgado, pero no por ello frágil; de hecho, es bastante fuerte.

Los perros borzoi suelen presentar un diformismo sexual muy evidente: las hembras, aunque más cortas de altura que los machos, suelen tener el cuerpo más alargado. Ambos tienen igualmente huesos fuertes, aunque no gruesos, y una musculatura no muy desarrollada. Como sabrás, todos los perros galgos suelen tener una complexión muy fina.

La cabeza del perro borzoi es alargada y delgada, con un hocico largo que se estrecha hacia la punta. Las orejas van plegadas hacia atrás. El cuerpo termina en una cola larga, curvada y fina.

El pelaje de los perros borzoi es de longitud media y variable según la zona del cuerpo. Lo encontramos más largo en el pecho y los muslos. El color puede ser blanco, dorado, gris o canela, ya sea de manera uniforme o combinados entre sí.

El temperamento de los perros borzoi

El temperamento de los perros borzoi

(Foto via: blogvitalcan)

El perro borzoi es utilizado como animal de compañía y también en actividades cinegéticas. Es un perro espontáneo, alerta y activo, muy veloz y con una agudísima visión, lo que le hace idóneo para la caza; antiguamente, los perros borzoi estaban especializados en la caza del lobo, pero a día de hoy se utilizan más para la caza de animales más pequeños, como liebres o zorros.

La raza borzoi es muy familiar, equilibrada y cariñosa. Se muestran amables, tranquilos y son muy sensibles y compasivos, además de inteligentes y, por tanto, fáciles de adiestrar y educar. Suelen comportarse bien con niños, con los que son incluso protectores y tienen buena relación con otros perros, pero suelen desconfiar de los desconocidos, aunque no suelen ser violentos o de actitud impredecible.

Cuidados de los perros de raza borzoi

Cuidados de los perros de raza borzoi

El perro borzoi requiere un alto nivel de ejercicio y es más adecuado para la vida en zonas rurales que urbanas, donde tenga mayor posibilidad de salir libremente al campo y poder correr y jugar. ¿Eres activo y te gustan las actividades al aire libre? Entonces eres el amigo perfecto para un perro de raza borzoi. Como solemos decir siempre en Wakyma, un perro que obtenga todo el ejercicio y estimulación que necesita puede adaptarse a la vida en una ciudad o una casa pequeña, pero esta no es la situación ideal para perros como el borzoi. Ellos adoran el ambiente rural, las salidas al campo y ejercitarse corriendo y jugando con su familia. Se vuelven muy activos en el exterior y parecen no cansarse nunca del juego. De hecho, si pasan demasiado tiempo en casa, encerrados o solos, pueden desarrollar conductas destructivas y nerviosas, además de volverse ladradores.

¡Cuidado con las altas temperaturas! El perro borzoi tiene una tolerancia muy mala al calor excesivo. Es mejor evitar las horas de sol intenso durante el verano; en esos momentos, lo mejor para el perro borzoi es permanecer fresco dentro de casa.

El mantenimiento del pelo de la raza borzoi requiere cepillado regular, cada dos días. En época de muda es mejor hacerlo a diario para que no suelte pelos por casa. Es suficiente con un baño al mes. ¡Ojo con su pelo después de salidas al campo! Revísalo exhaustivamente en busca de posibles espigas o parásitos, especialmente las patas, pies y orejas.

Por otro lado, el perro borzoi necesita los mismos cuidados que cualquier otro: visitas periódicas al veterinario y un seguimiento perfecto del calendario de desparasitaciones y vacunas asegurarán una buena salud y larga vida del perro borzoi.

¿Suele tener enfermedades el perro borzoi?

Por lo general es bastante sano, de hecho no se relaciona ninguna enfermedad congénita con el perro borzoi. Pero como ocurre con todas las mascotas, y con nosotros mismos, existen algunas dolencias que le pueden afectar y a las que debemos prestar atención y evitar en la medida de lo posible. Algunas de las más habituales son las enfermedades óseas metabólicas, la torsión de estómago y la displasia de cadera, que suele estar vinculada a una intesidad del ejercicio demasiado fuerte.

Por otro lado, la borzoi es una raza algo propensa a desarrollar sensibilidad o alergia a algunos químicos, como preparados antiparásitos, anestesias, etc.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post