Pastor belga Laekenois

El pastor belga laekenois, poco popular pero excelente mascota

Lo primero que debes saber sobre el pastor belga laekenois es:

  • Altura: 55 – 65 cm.
  • Peso: 27 – 34 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 14 años.
  • Estilo de vida y aptitudes: Casas, campo, familias, pastoreo, deportes…

Historia del perro pastor belga laekenois

Historia del perro pastor belga laekenois

(Foto via: wikipets)

El perro pastor belga no es nada fácil de clasificar, incluso algunas asociaciones caninas difieren en cuanto a cómo llamarlo.

1891 se considera la fecha de nacimiento de la raza laekenois, de mano de Adolphe Reul, un Veterinario de la escuela de Cureghem (Bélgica) cuando fundó el Club del Perro Pastor Belga. Al año siguiente se redactó el primer estándar de la raza, declarando que el pastor belga se desglosaba en  cuatro razas diferentes (Laekenois, Malinois, Groenendael y Tervueren); la principal diferencia entre ellas es el tipo de pelaje.

Hasta entonces, este perro se había considerado un perro de trabajo humilde, sin el prestigio de otras razas. Nada más comenzar el siglo XX se registraron los primeros ejemplares y se empezaron a estabilizar las diferencias entre las varidades de la raza de pastor belga. Este asunto es un tanto controvertido: en Bélgica se reconocen las cuatro razas, mientras que en EE. UU sólo están reconocidas tres de ellas. El FCI, por su parte, considera que todos los pastores belgas son una única raza con ciertas características físicas diferentes.

El laekenois, a quien dedicamos este artículo de Wakyma, es el menos popular de los cuatro pastores belgas. Es curioso que, a pesar de esto, logró ser el favorito de la reina Enriqueta de Bélgica; de hecho, el nombre “laekenois” proviene de una de las residencias de esta monarca.

Características físicas del pastor belga laekenois

Características físicas del pastor belga laekenois

(Foto via: tuanmigoelperro)

El laekenois es un perro de trabajo de tamaño mediano a grande, de musculatura delgada pero muy fuerte y poderosa. Sus proporciones son perfectas, muy equilibradas y dando un aspecto rústico y robusto, pero a la vez muy elegante.

El pastor belga laekenois tiene lo que llamamos un cuerpo cuadrado, es decir, la altura a su cruz es igual o casi igual a la longitud horizontal de su cuerpo. Sus patas no son muy largas, pero sí muy fuertes y ágiles. Tiene una cola de longitud media y muy fuerte y gruesa.

En la cabeza encontramos un hocico pronunciado y unos ojos oscuros de forma almendrada. Las orejas son triangulares, medianas y erguidas.

El pelo del laekenois, como decíamos es lo que realmente le diferencia del resto de pastores belgas. En este caso, encontramos un perro de pelaje duro, áspero, fuerte y seco. El color es rojizo, con zonas oscuras (carbón) en el hocico y la cola.

Temperamento del pastor belga laekenois

Temperamento del pastor belga laekenois

(Foto via: escaparatedemascotas)

El laekenois es un perro todo terreno. Destaca en concursos de obediencia, es un perro pastor excelente, es hábil en deportes como el agility o el flyball y también un estupendo guardián y perro de defensa. Por este motivo, es una raza de perro muy apreciada, aunque como hemos dicho anteriormente, no goza de tanta popularidad como sus razas hermanas.

El pastor belga laekenois es un perro inteligente y activo, permanentemente en alerta. Además, rara vez son agresivos, aunque no tienen miedo a nada. Son una mascota muy leal y cariñosa, buena con los niños, dócil y fácil de adiestrar.

Eso sí, el laekenois no es apropiado para cualquiera. Necesita una familia activa, que como él, disfrute de las actividades al aire libre, los deportes, las salidas al campo… El pastor belga laekenois adora y necesita moverse y ejercitarse con mucha frecuencia. El sedentarismo le produce depresión y ansiedad, pudiendo desarrollar comportamientos inadecuados por el estrés.

Te enseñamos cómo cuidar a un pastor belga laekenois

Este fuerte y rústico perro no necesita cuidados especiales ni complejos más allá de los habituales. Es muy importante, sin embargo, darle la oportunidad de hacer ejercicio cada día. Mantenerse activo es la única manera de conservar la salud, tanto física como mental. Le conviene vivir en una casa grande, ya que necesita espacio, e idealmente en un entorno rural o cerca de zonas de campo. Salir a correr y jugar libremente es su pasatiempo favorito. Recomendamos dos o tres paseos cada día, a poder ser déjandolo libre de correa unos minutos cada vez. Para completar, los juegos vienen muy bien, y si tienes oportunidad de llevar a tu perro laekenois a practicar deportes caninos, mucho mejor.

El mantenimiento de su pelaje no es demasiado complejo, pero eso no significa que debamos descuidarlo. Dos o tres cepillados semanales serán suficientes para eliminar el pelo muerto y la suciedad y mantenerlo sano y brillante. Báñalo una vez cada 4 – 6 semanas.

Pastor belga Laekenois

(Foto via: pinterest)

Salud de los pastores belgas laekenois

Por lo general, sí. Se trata de una raza bastante fuerte y resistente, poco propensa a sufrir enfermedades hereditarias. No obstante, todas las razas de perros tienen algunos problemas; en mayor o menor medida, el pastor belga laekenois puede desarrollar:

  • Displasia de cadera: muy habitual en los perros de talla grande. Se produce cuando el ejercicio al que sometemos al animal es excesivamente intenso. Para evitarlo, atiende siempre a las necesidades de tu mascota; no le fuerces si ya está cansado.
  • Epilepsia.
  • Problemas de tiroides.
  • Enfermedades del páncreas.

Aunque todos los perros pueden sufrir enfermedades, ¡no te asustes! Lo mejor para prevenirlas es cuidarlo como se merece. Dale siempre comida de buena calidad, evitando la sobrealimentación. No dejes de lado la ejercitación y no dudes en llevarlo al veterinario cada 6 meses para que revise su salud. Además, las vacunas y desparasitaciones completarán la perfecta salud de tu peludo amigo.

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post