La oruga procesionaria en perros

La oruga procesionaria en perros

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar el peligro que tiene la oruga procesionaria en perros. ¿Sabes qué es la oruga procesionaria? Vamos a explicarte todo sobre la oruga procesionaria y su relación con los perros, para que sepas cómo reconocerlas y prestar atención a que no afecten a tu amigo. Mantener a raya los problemas de la oruga procesionaria en los perros es una tarea vital para asegurar a nuestros peludos amigos una buena salud, ya que esta puede ser incluso mortal para ellos.

La oruga procesionaria en perros

La oruga procesionaria en perros

La oruga procesionaria se puede encontrar en cualquier lugar de los que frecuentas al pasear a tu perro, pero es mucho más habitual encontrarlas en entornos con pinos y otros grandes árboles. Presta especial atención cuando acaba el frío, al inicio de la primavera, pero no descuides tu atención a la procesionaria hasta abril o mayo.

La oruga procesionaria tiene hasta 500.000 pelos envenenados que sólo con rozar pueden provocar urticaria. Pero es que ¡también pueden propagar el veneno por vía aérea! Por eso es tan peligrosa la oruga procesionaria para los perros.

Mucho cuidado cuando vayas a zonas de jardines, campos, pinares o parques. ¡Puede acechar en cualquier lugar!

Mi perro ha tocado una oruga procesionaria

Mi perro ha tocado una oruga procesionaria

Si vemos a nuestro perro olisquear o lamer una oruga procesionaria, necesita ir al veterinario urgentemente.

Algunos de los síntomas de contacto entre oruga procesionaria y perro son:

  • Dolor de boca, por lo que le verás intentando rascarse.
  • Manchas rojizas, parecidas a las ampollas, en la lengua.
  • Comportamiento inquieto o nervioso.
  • Inflamación en la boca.
  • Inflamación de la cabeza.
  • Fiebre.
  • Problemas para cerrar la boca.

Esto, si se ignora, podría suponer incluso pérdida de zonas de la cavidad bucal, incluso problemas en la laringe si la infección se extiende. Por este motivo no hay tiempo que perder, la procesionaria en perros es muy peligrosa. Mientras llegue el momento de llevarlo al veterinario, que debe ser lo antes posible, lávale la boca con agua templada para aliviar las molestias. Una vez llegues a la consulta, el veterinario aplicará un tratamiento de corticoides.

¿Conocías los peligros de la procesionaria en perros?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post