Primeros auxilios ante la procesionaria del pino

Primeros auxilios ante la procesionaria del pino

Uno de los mayores peligros que tu perro puede encontrar ahí fuera es la procesionaria del pino, una oruga con unas púas muy venenosas, que pueden provocar desde alergias en los casos más leves hasta necrosis de los tejidos si existen contacto directo. ¡Ten mucho cuidado con la procesionaria!

Sin embargo, como los accidentes pueden ocurrir por mucho que nos esforcemos en prevenirlos, hay que estar preparado para actuar en caso de emergencia. Te contamos qué primeros auxilios puedes llevar a cabo para ayudar a tu perro.

 

Qué es la procesionaria y cómo afecta a los perros

Primeros auxilios ante la procesionaria del pino
(Foto via: srperro)

Las orugas procesionarias crean grandes nidos en los pinos, y es entre el final del invierno y el inicio de la primavera cuando suponen un grave peligro para tu perro, porque es cuando bajan al suelo. Los perros, curiosos por naturaleza, se acercan a la oruga para ver qué es y pueden verse afectados por sus púas venenosas.

Los efectos que puede producir la procesionaria del pino son muchos y de gravedad variable: alergias, malestar general, lengua hinchada y amoratada, ampollas, úlceras, vómitos, salivación excesiva… El perro corre incluso riesgo de morir.

Cuanto más directo es el contacto con la oruga, más graves serán los efectos, pero no debes descartar tampoco que tenga cierto contacto por vía aérea.

¿Qué hacer si tu perro contacta con los pelos de una oruga procesionaria del pino? Es indispensable acudir al veterinario, pero hay ciertas cosas que puedes hacer inmediatamente para intentar reducir los efectos.

 

Primeros auxilios contra la procesionaria del pino

Primeros auxilios contra la procesionaria del pino

Es posible que, presa de su propia curiosidad, tu perro chupe o incluso se meta en la boca a la oruga. Lo más probable es que al mínimo contacto la rechace y la escupa, pero si no es así, tendrás que sacársela inmediatamente de la boca. Y si se la ha tragado, ¡provócale el vómito!

Después tendrás que lavar bien la zona afectada con abundante suero o agua limpia. Lava hasta que los pelos se vayan cayendo, pero nunca ejerzas presión, ¡eso hará que suelten más toxicidad!

En cuanto puedas, acude al veterinario para que le ponga un tratamiento de corticoides, antihistamínicos o antibiótico, todo dependerá de la gravedad de la situación. Es importante actuar rápido, cuanto más tiempo tenga contacto con la toxicidad de la oruga, más riesgo correrá de morir asfixiado.

Los efectos de la oruga procesionaria del pino NO se pueden tratar con remedios caseros ni naturales, ni tampoco debes medicar a tu perro por tu cuenta con tus medicamentos de casa.

 

Ya sabes cómo actuar si tu perro entra en contacto con esta oruga, aunque lo mejor es prevenir. En época de riesgo, lo mejor es evitar zonas de pinos. Y si ves una oruga procesionaria, ¡no dejes que tu perro se acerque!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post