Conoce la estupenda dieta BARF para perros

Conoce la estupenda dieta BARF para perros

La dieta BARF para perros, también llamada dieta ACBA, es una dieta natural para perros basada en alimentos crudos. Para muchos, es la mejor alternativa para la correcta nutrición de sus mascotas.

Si lo recuerdas, el perro es un descendiente directo del lobo, lo que pasa es que a día de hoy está muy domesticado, habituado a vivir entre humanos. Pero por eso no deja de ser salvaje su naturaleza y… ¿qué comen los lobos? son carnívoros, viven de sus propias habilidades de caza, no de piensos ni galletitas compradas en el supermercado. Si los perros volviesen a su estado salvaje, volverían de nuevo a alimentarse de carne cruda, como liebres, conejos, etc. Al ser presas herbívoras, cuando un lobo (o perro) se alimenta de su carne, también le benefician todos los nutrientes de los vegetales que comió ese animal antes de correr tan mala suerte.

Esta idea es en la que se basa la dieta BARF para perros, opuesta a la alimentación a base de piensos comerciales, que tienen muchos componentes que los perros no necesitan. La dieta BARF para perros plantea una alimentación canina basada en sus orígenes, en lo más natural de sus necesidades orgánicas, con una base de carne cruda complementada con pequeñas dosis de vegetales. De esta manera, según la dieta BARF para perros, nuestras mascotas se desarrollarán saludables y fuertes, sin tendencia al sobrepeso que muchos piensos comerciales provocan. Lo vemos en detalle a continuación.

¿Cómo se hace la dieta BARF para perros?

Realmente es muy fácil alimentar a tu mascota con la dieta BARF para perros. La materia prima base son la carne y los huesos carnosos, que puedes conseguir en la carnicería. ¡Es un perro! No necesita un enorme bistec o un solomillo, basta con los restos de carnes de despieces y órganos. ¡No será caro! Por otro lado, debemos elegir huesos de tipo carnoso, no demasiado duros. Por ejemplo, las carcasas de pollo o pavo, que tienen muchos nutrientes y son muy fácil de digerir para un perro. Los huesos de cerdo, por ejemplo, son más duros y no aportan ningún beneficio que no te den el pollo o el pavo. ¡Ve a lo sencillo!

Es muy, muy importante tener en cuenta que nunca deben cocinarse. Ni la carne, ni los huesos, especialmente los huesos, que al cocinarse se vuelven más duros y se astillan con facilidad, siendo más probable que el perro se atragante o se haga daño. Ahí es donde nace la idea de que los huesos son malos para los perros; las personas que dan huesos a sus mascotas, se las dan de los restos de su propia comida, cocinada. Y eso no debe hacerse; pero no hay ningún problema ni peligro en que un perro coma un hueso crudo.

La cantidad que tu perro necesite variará igual que ocurre con los piensos o cualquier otro tipo de alimento. A más peso del perro, mayor ración de comida, teniendo siempre en cuenta su estilo de vida y nivel de actividad física. En la dieta BARF para perros conviene ofrecerle dos tomas de comida al día, una por la mañana y otra por la noche, en las que el perro adulto coma entre el 2 y el 3% de su peso, mientras que el perro cachorro necesita llegar en torno al 10% de su peso cada día. Por ejemplo, para un perro de 25 kg, lo ideal será darle dos tomas de 370 gramos al día, que suman un total de 740 gramos, aproximadamente el 3% de sus 25 kg de peso.

dieta barf para perros

(Foto via: google)

Cómo preparar comida para la dieta BARF para perros

Cuando vayas a preparar comida de dieta BARF para tu perro, recuerda que puedes elaborar una gran cantidad y congelarla en raciones individuales. Así, podrás ir sacando una a una las raciones del congelador y será mucho más cómodo. Por ejemplo, recuerda sacar a descongelar cada noche las dos raciones del día siguiente.

A la hora de programar la dieta BARF para tu perro, puedes ir variando los alimentos y las proporciones, siempre intentando mantener estable el porcentaje base de proteínas. Con una batidora de vaso o trituradora te será muy sencillo picar los ingredientes, aunque también lo puedes hacer a mano. Una vez preparados los ingredientes, van directos al plato de tu perro, o al congelador si haces mucha cantidad. También hay opciones de comprar la dieta BARF para perros ya elaborada, pero recomendamos que si puedes la prepares tú, es la mejor forma de controlar bien las proporciones de los alimentos.

¿Te parece mucho lío? Realmente no lo es, es sólo una rutina diferente, pero si decides llevarla a cabo no tardarás en acostumbrarte. Además, es mucho más natural y sano para tu mascota y también ahorrarás dinero.

Conoce los numerosos beneficios de la dieta BARF para perros

Si te animas a alimentar a tu mascota basándote en la dieta BARF, podrás comprobar la cantidad de ventajas que suponen para tu amigo:

  • Absoluta felicidad

Una dieta natural, equilibrada y sabrosa hará feliz a tu perro. De verdad vas a notar que está mucho más vital.

  • Mejor pelo

Su pelo tomará un brillo estupendo y mucha fuerza, estará mucho más sano. Además, reducirás su olor corporal.

  • Incremento de la energía

La vitalidad de una mascota alimentada con la dieta BARF para perros es excelente. Las grasas animales y las proteínas naturales de la carne lo llenarán de energía cada día.

  • Mejor digestión

Los alimentos naturales reducirán muchísimo el volumen y olor de las heces, ya que absorbe un mayor porcentaje de nutrientes. Además, él también sentirá que sus digestiones son mucho más ligeras.

  • Estupendo sistema inmune

El sistema inmune se refuerza notablemente con la dieta BARF para perros, ya que cubre todas las necesidades que tu amigo tiene de vitaminas, grasas y minerales. De este modo, su organismo será mucho más fuerte y hará mejor frente a infecciones y enfermedades.

  • Mejor hidratación

El alimento húmedo natural hidrata más que los piensos comerciales, evitando que el hígado y los riñones tengan que hacer frente a un alimento deshidratado y nada natural. El porcentaje de humedad de la carne y vegetales crudos está entre un 70 – 90%.

  • Huesos fuertes y peso ideal

El índice de obesidad en los perros alimentados con la dieta BARF es casi nulo, igual que la diabetes o los problemas digestivos. Tu perro perderá grasa corporal y ganará masa muscular..

  • Dientes fuertes y encías sanas

Los huesos carnosos crudos son lo mejor para mantener la salud dental de tu perro. La alimentación natural de la dieta BARF para perros elimina el mal aliento y reduce la placa.

¿Los veterinarios recomiendan la dieta BARF para perros?

beneficios de la dieta BARF para perros

Recuerda que los veterinarios son médicos para los perros, no nutricionistas, por lo que muchas veces desaconsejan este tipo de prácticas por mero desconocimiento. Un veterinario sabe de todo lo que tiene que ver con la salud de los animales, pero no es especialista en alimentación, igual que tampoco lo es un médico de cabecera.

Otras veces insisten en el consumo de alimentos comerciales porque se llevan comisión por las ventas. Por otro lado tenemos constantemente presente la persuasión publicitaria, con las grandes marcas de alimentos comerciales intentando convencernos de los estupendos beneficios de su comida procesada.

Te invitamos a probar por ti mismo los beneficios de la dieta BARF para perros, verás las ventajas con tus propios ojos.

¿Querrá mi mascota comerse a personas si se acostumbra a la dieta BARF para perros?

¿Te parece esta pregunta tan absurda como a nosotros? Esperamos que sí. Obviamente, no, tu perro no querrá comerse a tus hijos, vecinos o amigos por alimentarse con la dieta BARF. Igual que tú, ellos saben diferenciar perfectamente a una persona de su comida; si un perro muerde a una persona, se debe a que esa persona lo atacó, o bien a un problema o fallo en su educación, no en que coma carnes crudas.

¿Tiene algún riesgo la dieta BARF para perros?

beneficios de la dieta BARF para perros

La carne cruda puede contener algunas bacterias, pero estas son destruidas durante la digestión por los ácidos del estómago de tu perro. Existe cierto riesgo de que esas bacterias proliferen, pero sólo ocurrirá si le das carne en mal estado o huevos con cáscara.

Para acabar con las posibles bacterias, lo mejor es congelar la carne y los huesos previamente y volverla a descongelar antes de dársela.

Comiendo pienso industrial, un perro puede tardar entre 4 y 8 horas en digerirlo por completo. Sin embargo, con la dieta BARF para perros este tiempo se reduce a 1 o 2 horas. ¡Menuda diferencia!

¿Dónde puedo comprar la dieta BARF para perros ya preparada?

Aunque la dieta BARF para perros se puede preparar en casa, existen opciones si no dispones de tiempo suficiente para hacerla tú mismo. Por ejemplo, venden dieta BARF para perros en raciones en Cookieswil.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post