Mi hámster me muerde, ¿por qué lo hace?

Mi hámster me muerde, ¿por qué lo hace?

Los hámsteres son mascotas muy comunes en los hogares por sus maravillosas características. Sin embargo, a veces puede tener actitudes que no nos gustan mucho, como el hecho de morder. Si te preguntas, «¿Por qué me muerde mi hámster?», debes saber que las razones son varias.

El hámster en la naturaleza

El hámster en la naturaleza es un animal que se convierte en presa fácil de otros muchos.

Eso implica que deban estar en alerta continua ante cualquier posible depredador y que frente cualquier amenaza cercana, se intenten defender como puedan. Es decir, mordiendo.

¿Duele la mordedura de un hámster?

Sí, es bastante probable que te duela, aunque no será un dolor inaguantable. El problema es que, a veces, al morder, se enganchan y nos cuesta mucho soltarles.

Lo importante es saber que si un hámster te muerde, en general, es porque actúa bajo una sensación de miedo y lo peor que se puede hacer es asustarlo más.

Por otro lado, es considerable tener en cuenta que la mordedura de un hámster no es peligrosa, aunque puede suceder que se den ciertas infecciones transmisibles.

Son tres los tipos de infecciones que podría transmitirte esta mascota:

  • La tularemia. Es una infección bacteriana con unos síntomas similares a los de la gripe.
  • El hantavirus. Se trata de una infección viral.
  • La coriomeningitis linfocítica. Se da por una reacción a la saliva del hámster.

No obstante, es relevante recalcar que las posibilidades de que este animal transmita dichas infecciones son mínimas.

Aun así, si tu hámster te muerde, no descuides la zona. Lávala y protégela de cualquier infección por agentes externos.

¿Duele la mordedura de un hámster?

Razones por las que mi hámster me muerde

Te mostramos, a continuación, los motivos más comunes que llevan a un hámster a mordernos.

No ve muy bien

La vista no es el sentido más desarrollado del hámster. Por eso, normalmente se guían por el olfato.

Por esa razón, si tus dedos huelen a comida, el hámster puede pensar que ese dedo que va hacia ellos es un pedacito de alimento.

Sabiendo esto, es importante, para evitar un «mi hámster me muerde», que te laves las manos siempre antes de acercarlas a tu mascota.

Amenaza

Dado su estado de alerta continuo por sentirse como presas, el hámster atacará y morderá si siente que hay un peligro cerca.

Por ello, no lo asustes, no te dirijas a él bruscamente ni lo agarres sin delicadeza.

Necesita familiarizarse

Cuando un hámster llega a tu vida, todo es nuevo para él. Va a necesitar un tiempo para poder familiarizarse con su entorno y eso te incluye a ti.

Por ese motivo, ante la inseguridad, puede que reaccione mordiendo en ciertas ocasiones.

Por exploración

Igual que sucede con otros animales, además de emplear el olfato para conocer su mundo, este roedor también puede usar otros sentidos para acercarse a él. Por ejemplo, el del gusto.

En ese sentido, puede que te llegue alguna que otra mordida.

Mal humor

En épocas más «hormonales» puede suceder que tu mascota se encuentre más irascible e inquieto de lo normal. Por esa razón puede que actúe mordiéndote si invades su espacio y su tranquilidad.

Razones por las que mi hámster me muerde

Mi hámster me muerde, ¿cómo lo evito?

Ante un «Mi hámster me muerde», la siguiente cuestión a plantearnos sería «¿Cómo lo puedo evitar?». Pues para ello hay respuestas y estos son los pasos a seguir:

Haz que se acostumbre a tu olor

Como se ha mencionado, si tus manos huelen a comida o, incluso, a otro hámster o animal, te podrían morder.

Por ello, lávate las manos y coloca a tu mascota en una cama o sofá. Déjalo que camine a su aire, pero de vez en cuando bloquea su paso con el dorso de tu mano.

De esa manera te olfateará y seguirá caminando, es decir, una vez te huela, permite que siga moviéndose.

Repite esta acción unos 15 días, todos los días. Poco a poco el animal se sentirá cómodo con tu olor.

Responde ante sus mordeduras

Cuando te muerda, a pesar de que te pille por sorpresa y te duela, no debes hacer gestos bruscos o gritarle. Lo mejor en esas situaciones para responder es soplarle el rostro con mucho cuidado. De esa manera le distraerás y posiblemente te suelte.

Además, ten en cuenta que los hámsteres no entienden el castigo, por lo que cualquier acto negativo solo funcionará para dañar vuestra relación.

Redirige su comportamiento

En realidad, el acto de morder para los hámsteres no solo les sirve a modo de defensa o de descubrir mundo, sino que también lo hacen para desgastar sus dientes.

Sin embargo, para ese fin hay que proporcionarle elementos destinados al mismo. Es decir, que si tu hámster muerde los barrotes de la jaula, por ejemplo, deberías evitarlo.

En ese sentido, el heno o las barritas de cereales son muy útiles.

No le molestes

No debes agarrar a tu hámster con las manos hasta que este se haya hecho con tu olor. Eso lo estresará y se sentirá amenazado.

Por último, si quieres evitar que te muerda, nunca lo asustes ni lo molestes si está comiendo, durmiendo o acicalándose.

Además, si mi hámster me muerde, sin zarandearlo ni agarrarlo agresivamente para tirar de él, debo dejarle en la jaula para que se sienta seguro. Cuando esté allí, él se soltará.

En definitiva, la clave para evitar que un hámster te muerda es tener paciencia mientras te conoce como alguien que no es un peligro, además de respetar sus características y necesidades.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =