mi gato tiene miedo a las alturas

¿Mi gato tiene miedo a las alturas?

No es extraño ver a los gatos subirse a sitios altos y observar desde allí todo con atención. Sin embargo, puede que en el caso de tu felino, veas que, una vez arriba, se comporta de una manera extraña: se queda bloqueado, se pone nervioso… ¿Qué le pasa? ¿Acaso tu gato tiene miedo a las alturas? ¡Es posible!

razones por las que un gato tiene miedo a las alturas

¿Por qué mi gato tiene miedo a las alturas?

El instinto de los gatos les convierte en animales curiosos, con un gran espíritu explorador que sacan a relucir tanto en casa como fuera.

Es muy normal ver a gatos trepar muros altos y árboles, pero también sentarse en alféizares de ventanas o situarse en balcones para observar todo lo que queda debajo de sus patas. Son tan amantes de las alturas que, algunos, hasta sufren el síndrome del gato volador, algo que les hace precipitarse al vacío voluntariamente desde alturas superiores a los 7 metros.

Sin embargo, puede pasar que un día encuentres a tu gato sobre un armario mirándote con los ojos desorbitados, maullando nervioso y sin saber cómo bajarse. ¿Qué le pasa? Puede ser perfectamente que tenga miedo a las alturas.

¿Por qué sucede esto? Pues bien, ese miedo puede darse por varios motivos.

Por una mala experiencia

Si tu mascota ha sufrido una mala experiencia relacionada con la altura, eso puede haberle causado un pequeño trauma.

Imagina, por ejemplo, que al intentar bajar de un sitio alto tuvo una mala caída que le hizo daño. Es muy normal que recuerde esa experiencia negativa.

También puede suceder porque le obligaron a posicionarse en un sitio alto y le pilló desprevenido.

por qué mi gato le tiene miedo a las alturas

Debido al desconocimiento

Esto sucede, especialmente, cuando son cachorros y no han subido a una altura considerable voluntariamente. Es decir, si está en alto porque alguien los puso ahí.

El gato no sabrá cómo reaccionar y el miedo hará que se quede bloqueado sin saber cómo salir de esa.

Pérdida de agilidad

Cuando un gato va llegando a su edad anciana, sus facultades ya no funcionan al 100%. Esto les provoca una pérdida de agilidad en sus movimientos que los vuelve más temerosos.

Una enfermedad

Relacionando esto con el punto anterior, hay que decir que existen enfermedades que aparecen asociadas a la edad: artrosis, artritis… Estas patologías hacen que los animalitos sufran dolores que limitan sus movimientos y su agilidad.

Pero independientemente de la edad, hay otras enfermedades, como la ataxia, que pueden aparecer en cualquier momento, y que afecta a la coordinación del cuerpo del animal. Esto no le da la suficiente seguridad al gato para poder bajar de un sitio alto.

el gato tiene miedo a las alturas

Si mi gato tiene miedo a las alturas, ¿qué puedo hacer para ayudarle?

Lo primero que debes tener claro es que un gato con miedo a las alturas puede acabar subiéndose por sí mismo a un sitio alto por instinto: lo hacen si sienten que hay una amenaza cerca para poder observala desde arriba, o bien para escapar de ella.

Es decir, que si tu felino se asusta por cualquier motivo puede escalar un sitio alto para protegerse.

Una vez allí se dará cuenta de dónde se ha metido y es cuando puede comenzar el problema si el gato tiene miedo a las alturas.

Si ves a tu gato estresado y miedoso porque quiere bajarse, pero el temor le paraliza, puedes cogerle en brazos mientras le hablas con voz calmada y lo depositas en el suelo.

ayudar a un gato con miedo a las alturas

¡No le obligues a nada!

Por otro lado, para ayudarle a superar su miedo a las alturas hay otras cosas que puedes hacer.

Lo primero es no obligarle a subir a la fuerza ni ponerlo tú en alto para luego obligarle a bajar de malas maneras. ¡Eso nunca servirá!

Lo ideal es que relacione ese sitio con algo positivo. Esto, por supuesto, siempre que no sea un lugar peligroso.

Si tu gato amaba subirse a un mueble, pero por una mala caída ahora tiene miedo, puedes colocar una de sus golosinas favoritas encima de él (repetimos: siempre y cuando esto no sea peligrosos para él). Si se sube a por ella, haz que bajar le resulte apetitoso colocando otra golosina en el suelo. Pero si ves que, pasado un rato, no se ha bajado y que se desespera, bájale tú. Dale igualmente la golosina e inténtalo de nuevo pasado un tiempo.

En cuanto el miedo de los gatos a las alturas por falta de agilidad, es imposible luchar contra el paso del tiempo, pero siempre puedes hacer algo por él.

cómo ayudar a un gato que tiene miedo a las alturas

Para empezar, consulta a tu veterinario si sabes que tu mascota tiene dolores para que te recomiende un tratamiento que le alivie. Luego, haz que tu gato tenga un lugar algo alto pero muy accesible, como un rascador tipo árbol, de esos que tienen varios pisos y refugios.

Lo más importante, ante todo, será siempre la comprensión. Los miedos se tratan con amor y paciencia, ¡y eso es lo que debe recibir tu gato de ti!

Etiquetas: , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.