Mi perro tiene miedo a las escaleras

Mi perro tiene miedo a las escaleras

¡Las escaleras están por todas partes! En la calle, en tu edificio, en el transporte publico. Diariamente subimos y bajamos muchas escaleras, por lo que si tu perro tiene miedo a las escaleras, ¡hay que buscar una solución! ¿Cuántas veces tu perro se ha quedado asustado mirando a las escaleras? ¿Cuántas veces tu perro ha bajado las escaleras “a la fuerza”?

Un perro que tenga miedo a las escaleras es posible que cuando las vea, ¡se quede paralizado! No te preocupes, hoy en Wakyma te contamos todas las causas de este miedo, y qué cosas puedes hacer para ayudar a tu amigo perruno. ¡Conseguirás que tu mascota tenga una mayor confianza y pierda su miedo a las escaleras!

Mi perro tiene miedo a las escaleras, ¿por qué?

Mi perro tiene miedo a las escaleras

Aunque pueda parecerte increíble, es bastante común que los perros tengan miedo a subir o bajar escaleras. Lo primero que debes saber es que este miedo suele aparecer alrededor de las 12 semanas de vida, ya que es el momento en el que se produce el final de la etapa de socialización del cachorro.

Si acabas de adoptar a un cachorro, ¡es fundamental que le acostumbres a conocer diferentes situaciones! Es decir, acostúmbrale a conocer a diferentes personas, animales, niños, objetos, ¡así evitarás que desarrolle miedos! Muchas veces, se debe justamente a esto, que los perros desarrollan miedo.

Otra de las causas más comunes por las que los perros desarrollan miedo a las escaleras es…¡Si han tenido alguna experiencia traumática! Es decir, si tu perro se ha caído alguna vez, se ha hecho daño en una pata, ¡cualquier pequeña cosita!

Una de las últimas causas que hace que algunos perros cojan miedo a las escaleras simplemente por el ruido que estas hacen al bajarlas. Para muchos perros, mirar a unas escaleras, ¡es una de las cosas que más miedo les provoca!

Hay otro factor más que influye a la hora de que tu perro tenga miedo (o no) a las escaleras y es…¡El factor genético! Si los padres de tu cachorro eran muy miedosos, ¡es posible que tu perro desarrolle el mismo comportamiento que sus padres! Los animales imitan muchos comportamientos que ven en sus progenitores.

Consejos para hacer que mi perro pierda el miedo a las escaleras

Consejos para hacer que mi perro pierda el miedo a las escaleras

Lo primero que vas a necesitar para ayudar a tu perro es…¡Paciencia! Y es que…¡No existen soluciones milagrosas!

Lo mejor es que hagas entender a tu perro (poco a poco) que las escaleras realmente no son un problema para el. ¿Cómo puedes lograrlo? Para conseguirlo, lo mejor es que uses el refuerzo positivo, es decir que premies a tu mascota cada vez que está calmado.

¡Recuerda! Cuando los perros tienen miedo, suelen actuar de dos maneras:

  • Huyen
  • Atacan

Si obligas a tu perro a hacer algo que NO quiere hacer, ¡es probable que termine mal! E incluso puede que tu mascota pierda su confianza en ti.

Cómo conseguir que tu perro pierda el miedo a las escaleras

Cómo conseguir que tu perro pierda el miedo a las escaleras

Para conseguir que tu perro pierda totalmente el miedo a las escaleras, ¡necesitarás trabajarlo con el paso a paso! Tanto si tu mascota tiene miedo a subir las escaleras, como si su miedo es bajarlas, ¡sigue estos consejos!

  • Espérale sentado cerca de las escaleras y llámale para que se acerque a ti.  Cuando se acerque a ti, ¡dale uno de sus juguetes favoritos! Si no le ves muy convencido, intenta usar para atraerle, algo que para el sea irresistible (¿tiene algún juguete o comida favorita?).
  • Intenta que esta “terapia” con tu perro, sea bastante corta, ¡así pasaréis un rato jugando y educándole cerca de las escaleras, pero sin estrés! Con el tiempo, tu mascota, asociará las escaleras con los premios.
  • Juega con tu perro cerca de la zona conflictiva, así se olvidará de su miedo, y confiará más en ti.
  • Cada día, acércate un poco más a las escaleras, de esta forma, ¡cada día tu perro estará jugando un poco más cerca de ellas! Poco a poco, el mismo se irá acercando a las escaleras por su propio pie.
  • Cuando tu perro no tenga miedo a jugar cerca de las escaleras, ¡prueba a poner unas golosinas en el suelo e ir trazando un caminito hasta el primer escalón! Y lo más importante, ¡repite este ejercicio durante varios días!
  • Si quieres que poco a poco vaya bajando (o subiendo) un escalón, ¡no dudes en darle premios con tus propias manos! Otra opción es animarle con tu voz.

Con este sistema, tu perro irá mejorando de forma progresiva. Si tu perro muestra miedo o está reticente, ¡es posible que estés intentando avanzar demasiado rápido!

Cuando hayas conseguido que tu perro suba todos los escalones sin miedo, ¡puedes esperarle arriba! Lo mejor es que uses un juguete o un premio, ¡de esta forma, le animarás aún más!

Una vez llegue a ti, felicítale, ¡que entienda que lo ha hecho bien! ¡Ojo! Recuerda que no vale con conseguirlo solo una vez, ¡repite este entrenamiento todos los días! Así poco a poco, tu perro perderá el miedo a todas las escaleras.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post