Mi conejo no orina

Mi conejo no orina: ¿qué le pasa?

Si tu conejo no orina, debes actuar con rapidez y acudir a un centro veterinario. La causas por las que tu mascota deja de orinar pueden ser varias. Sin embargo, en la gran mayoría de casos, si se toman medidas con rapidez, el problema se puede solucionar.

Entendiendo el aparato urinario de los conejos

El aparato urinario del conejo está formado por dos riñones, una vejiga de la orina, dos uréteres y una uretra.

Los riñones son grandes, de color oscuro y con superficie lisa. Cumplen un papel esencial en el metabolismo del calcio, puesto que son capaces de excretarlo o conservarlo según las necesidades metabólicas de cada momento.

La vejiga de la orina del conejo está en la zona caudal del abdomen. De esta sale la uretra, la cual se encarga de transportar la orina desde la vejiga al exterior durante la micción.

Micción que a veces sucede encima de una persona. Sí, quizás te haya pasado que tu conejo orine encima de ti.

Pero en este caso, lo que nos interesa es saber por qué el conejo no orina, en general.

Causas por las que mi conejo no orina

Causas por las que mi conejo no orina

Para empezar, habría que distinguir entre anuria y oliguria. La anuria es la detención total de la diuresis (la excreción de orina), mientras que la oliguria es la disminución de la misa.

Ambos casos se pueden dar por alteraciones o patologías del aparato urinario. Esas patologías podrían ser:

  • Prerenales (antes de los riñones).
  • Renales (en los propios riñones).
  • Postrenales (después de los riñones, en las vías urinarias).

Las más comunes son las postrenales.

Veamos ahora las patologías que pueden dar respuesta a por qué un conejo no orina.

Urolitiasis

Se trata de la presencia de cálculos o urolitos en el tracto urinario. La formación de cálculos está propiciada por hipercalciuria junto a la reducción de la ingesta de agua, el cambio del pH de la orina debido a infecciones o las dietas ricas en oxalato cálcico.

Además de la urolitiasis hay otras causas que pueden provocar obstrucciones en el tracto urinario como pueden ser:

  • Tumores.
  • Abscesos.
  • Coágulos.
  • Adherencias.

Cuando una obstrucción urinaria se mantiene durante mucho tiempo, se podría llegar a producir una rotura en las vías urinarias. Eso provocaría la salida de orina a la cavidad abdominal.

Hipercalciuria

Cuando un aporte de calcio es excesivo en la dieta del conejo, este será expulsado vía renal. En ese caso se puede producir un depósito de carbonato cálcico en la vejiga de la orina y eso, a su vez, provocará una fuerte dilatación del órgano.

Eso puede ser el causante de que un conejo no orine. Pero además de esto, otros síntomas que podría presentar:

  • Sangre en la orina (hematuria).
  • Dificultad para orinar en caso de oliguria.
  • Signos generales (depresión, pérdida de peso, anorexia).
  • Orina muy densa y más blanquecina de lo habitual.
  • Dermatits en la piel del periné debido a que los depósitos de carbonato cálcico de la orina son irritantes sobre la piel.

Lesión renal aguda

Otra razón por la que el conejo no orina podría ser la lesión renal aguda (LRA). Aquellas patologías donde se produzca un daño agudo en las nefronas (unidad funcional del riñón), dará lugar a una LRA.

Entre las principales causas de la LRA están la nefritis, nefrotoxicosis y necrosis isquémica.

Parálisis de la vejiga

Se trata de un problema de origen neurológico que hace que la vejiga pierda su capacidad contráctil, impidiendo la micción. Debido a ello, la vejiga se dilata excesivamente.

Azotemia prerenal

Cualquier causa que haga que el flujo de sangre al riñón disminuya hará que también disminuya el volumen de sangre que se filtra y, por lo tanto, también el volumen de la orina.

Las causas serán: shock, deshidratación, patologías cardíacas y trombosis arterial renal.

Qué hacer si mi conejo no orina

Mi conejo no orina: ¿qué hago?

El primer paso será acudir al veterinario cuanto antes. En muchos casos, la situación puede ser reversible. De no hacerlo y no actuar, el problema podría derivar en una insuficiencia renal irreversible.

Cuando la vejiga esté muy distendida, habrá que proceder a su vaciado mediante una punción vesical o sondaje. De esa forma se evitará la rotura de las vía urinarias y su consecuente uroabdomen (que la orina se vaya al abdomen) y también se prevendrá la hidronefrosis por acúmulo retrógrado de orina en el aparato urinario, el cual llegaría hasta el riñón.

Si las causas son la hipercalciuria o la urolitiasis, se deberá tratar el factor que haya propiciado el proceso (motivar la ingesta de agua en el conejo, el ejercicio, reducir la ingesta de calcio, etc.).

Se recetarán analgésicos para el dolor y se administrarán. Si los cálculos se pueden eliminar con tratamiento farmacológico se realizará así y si no, será necesaria una intervención quirúrgica para extraerlos.

Cuando las causas son renales, además de tratar de manera específica la causa primaria, se rehidratará al animal con la fluidoterapia adecuada.

Para causas prerenales, se establecerá un tratamiento adecuado para poder aumentar el flujo de sangre renal y de este modo revertir la azotemia.

 

A pesar de que ahora tengas la información sobre por qué tu conejo no orina, como has visto, es esencial que acudas con él a un centro veterinario para que sea tratado. Recuerda que la salud de tu mascota está en tus manos.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − Trece =