Los perros pueden comer castañas

¿Los perros pueden comer castañas?

Cada temporada cuenta con ciertos alimentos propios muy característicos. En otoño e invierno, uno de ellos son las castañas. No solo las encontramos disponibles en tiendas o puestos callejeros, sino que por zonas por las que paseamos con nuestra mascota, también es muy común verlas caídas de los árboles. Entonces, nos puede surgir la duda: ¿los perros pueden comer castañas? ¡Veámoslo!

¿Los perros pueden comer castañas?

Aunque los piensos de alta calidad están hechos para ser una comida muy completa para nuestra mascota, es muy normal que le ofrezcamos, de vez en cuando, otro tipo de alimentos de los que comemos nosotros. Por ello, es importante conocer qué alimentos son tóxicos para los perros y cuáles no.

Las castañas son un alimento que contiene ciertos nutrientes muy beneficiosos: hierro, fósforo, potasio, fibra, ácidos grasos Omega 3 y 6,calcio, sodio, proteínas, vitaminas A, B6, C, etc.

De la misma manera que estos nutrientes son buenos para nosotros, también lo son para los canes. Por lo tanto, sí, los perros pueden comer castañas, tienen beneficios para ellos, pero hay que dárselas adecuadamente.

Los perros pueden comer castañas con moderación

¿Cómo le doy castañas a mi perro?

Los perros pueden comer castañas en pequeñas cantidades y de vez en cuando. Eso significa que lo correcto es no darle más de una seguida.

Además, no es bueno darles castañas todos los días.

La primera vez que vayas a ofrecerle una castaña a tu perro, lo aconsejable es probar con un pequeño trozo primero y observarle muy de cerca por si se produjese algún tipo de alergia alimenticia.

En caso de que todo vaya bien, entonces podrás ofrecérsela entera la siguiente vez. Eso sí. Cuando decimos entera, nos referimos a en su totalidad, sin embargo, esta debe ser partida en trozos pequeños para evitar el atragantamiento del animal.

Piensa que la castaña, además de que puede ser muy grande para tu perro si este es de raza pequeña, tiene una consistencia dura.

Otro punto importante a tener en cuenta es que los perros pueden comer castañas, pero sin cáscara. 

Dado que al tostarlas se facilita mucho el pelarlas, algunas personas optan por dárselas asadas. Sin embargo, para los perros siempre es mejor ofrecer el fruto sin sal añadida y crudo. Eso sí, hay que evitar las que estén muy verdes, pues son indigestas.

En caso de querer tostarlas o asarlas, solo deberían estarlo levemente. No es aconsejable ofrecerle castañas al perro como las cocinamos para nosotros, en almíbar o fritas.

En cuanto al tipo de castañas que puede consumir tu mascota, los perros pueden comer castañas del mismo tipo que las que comemos nosotros.

Estas son las producidas por el castaño común. Es decir: la castaña japonesa, americana y china. Toda aquella castaña que no sea apta para el consumo humano, no se recomienda tampoco para el animal.

Beneficios de las castañas para los perros

Beneficios de las castañas para los perros

Sabiendo que los perros pueden comer castañas y cómo se las debemos ofrecer correctamente teniendo en cuenta los aspectos mencionados, podemos determinar cuáles son los beneficios que estas le pueden aportar a tu mascota.

Estimula su sistema nervioso

Gracias a los minerales y vitaminas del grupo B que contienen las castañas, estas ayudan a mantener el funcionamiento del sistema nervioso correctamente estimulado.

Esto mejora su salud y previene patologías neuronales.

Son buenas para la salud ósea, incluyendo sus dientes

Dado que contienen una buena cantidad de calcio, las castañas son muy buenas para la salud.

Eso sí, en lo que a sus dientes se refiere, es importante mantener una buena higiene dental en el animal.

Beneficiosas para el tránsito intestinal

Las castañas también son ricas en fibra, por lo que también son buenas para facilitar el tránsito intestinal.

Eso sí, su alto contenido en fibra solo es bueno en pequeñas cantidades.

Óptimas para el corazón

Como sucede con otros frutos secos, las castañas también poseen ácidos grasos omega 3 y 6. Estos ayudan a mantener una buena salud cardiaca, previniendo la aparición de enfermedades del corazón.

Eso sí, todos estos beneficios solo serán reales si se le da la castaña al perro con moderación y siguiendo las pautas indicadas.

Los perros pueden comer castañas en pequeñas cantidades y crudas

Mi perro ha comido muchas castañas

Un exceso en el consumo de castañas puede ser muy perjudicial para el animal, provocándole ciertos problemas de salud:

  • Diarrea.
  • Vómitos.
  • Malestar.
  • Gases.
  • Dolor estomacal.

La gravedad de estos problemas dependerá del número de castañas que el animal haya ingerido. Lo que debes tener muy en cuenta es que si los síntomas persisten, debes acudir de inmediato a un centro veterinario. Tu mascota puede requerir ayuda para recuperarse.

Además de esto, ten presente que si tu perro se traga una castaña entera por accidente y esta se le queda atascada en la garganta podría morir asfixiado. Por ello, nunca dejes castañas a su alcance en casa ni permitas que juegue con ellas en los parques.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =