por qué los peces se persiguen

Los peces se persiguen: ¿por qué lo hacen?

Elegir a tu mascota según tu estilo de vida es un factor importante. Esto quiere decir que si no dispones de mucho tiempo libre, quizás te venga bien tener en casa animales que no requieran de tanta atención como un perro o un gato. Una buena opción en ese caso son los peces. Sin embargo, para muchas personas los peces son seres desconocidos con comportamientos algo extraños a veces. Por ejemplo, ¿sabes por qué los peces se persiguen?

5 motivos por los que los peces se persiguen

Tener peces como mascotas en casa es una responsabilidad. Como cualquier animal, los peces requieren de cuidados relevantes para que puedan sobrevivir, aunque, como mencionábamos al principio, sus atenciones no son tan constantes como las de un perro u otra mascota común.

Además, la pecera aporta belleza al hogar, pues hay peces con unas características físicas muy bellas. Y no solo eso: observar el suave movimiento de los peces puede ser muy relajante.

Puede ser en esos momentos de observación cuando te des cuenta de que, en ocasiones, los peces se persiguen. Las razones por las que esto sucede pueden ser varias.

Motivos por los que los peces se persiguen

1. Es un ritual de apareamiento

Dentro del ritual de apareamiento de los peces se contempla la persecución entre ellos. Si en tu pecera has introducido peces machos y hembras de la misma especie y detectas una persecución, es probable que estén a punto de reproducirse.

Aun así, lo ideal es que investigues un poco sobre las características del apareamiento de la especie concreta que tienes en el acuario para asegurarte de que se trata de esto y no de algún problema de comportamiento.

2. Rivalidad entre machos

También puede suceder que si los peces se persiguen y son machos, lo hagan por la rivalidad que puede surgir también durante la época del apareamiento. Esto se da cuando el número de hembras que hay en el acuario es insuficiente para el número de peces masculinos.

Lo aconsejable es que haya dos hembras por cada pez macho. Siempre, por supuesto, teniendo en cuenta que el tamaño de la pecera debe ser el adecuado para el número total de ejemplares que vivan en ella.

3. Protección del territorio

Los peces también pueden ser agresivos si se dan ciertas circunstancias que les afecten y pueden mostrar actitudes violentas con tal de proteger su territorio.

Por ejemplo, es muy común que eso suceda cuando:

  • El acuario está muy sobrecargado de elementos.
  • Por el contrario, hay pocas plantas u objetos para que los peces se puedan camuflar y sentirse protegidos.
  • La pecera es muy pequeña.
  • Están criando y no desean que otros peces se acerquen a su lugar de nido.

Cuando el problema es el tamaño, la falta o el exceso de elementos, hay que evaluar siempre bien las dimensiones de la pecera basándose en el número de peces y actuar acorde a ello.

En cuanto a la cría, lo ideal siempre es usar un acuario exclusivo para la reproducción y el desarrollo de los huevos. De esta manera proteges a los peces que van a nacer y se evitan situaciones estresantes o desagradables entre los adultos.

Razones por las que los peces se persiguen

4. Caracteres incompatibles

Otra razón por la que los peces se persiguen es porque, posiblemente, se hayan juntado en una pecera diferentes especies que no se llevan bien entre sí.

Exacto, no todos los peces son compatibles: los hay más pacíficos y otros más territoriales y dominantes. Estos últimos pueden llegar a ser, incluso, agresivos con especies que no son la propia.

Es muy normal que quieras darle todo el colorido posible a tu acuario, pero ten presente que juntar especies sin conocimiento, puede ser muy perjudicial para las más débiles.

Puede ser que unos peces persigan a otros, sin embargo, en el peor de los casos, ¡los más débiles pueden terminar siendo devorados!

5. Falta de comida

El instinto de supervivencia sale a relucir en cualquier animal en muchos momentos. Uno de ellos es cuando el alimento escasea.

Aquí entran en juego dos factores importante que la persona responsable de la pecera debe tener en cuenta:

  • Hay que saber qué cantidad exacta de comida se debe administrar.
  • Se debe tener presente que cada especie de pez requiere una alimentación concreta, que debe ser lo más completa posible.

Por supuesto, muchos ejemplares coincidirán en la dieta. No obstante habrá otros a los que haya que administrar un alimento con ingredientes adicionales.

Si notas que en tu acuario los peces se persiguen, quizás sea porque consideren que la comida escasea. Entonces aparecerá la rivalidad y competencia entre ellos por sobrevivir.

 

¿Conocías los motivos por los que los peces se persiguen? Ahora que lo sabes, tenlos muy en cuenta en caso de tener una pecera en tu hogar.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − siete =