Los gatos pueden beber leche sí o no

Los gatos pueden beber leche, ¿sí o no?

Si es la primera vez que un felino llega a tu vida, quizás tengas muchas dudas. Una de ellas, seguramente, esté relacionada con su alimentación. Y dentro de la alimentación, quizás quieras saber si los gatos pueden beber leche o no. Lo cierto es que te interesa conocer la respuesta, ya que, aunque la imagen de un felino bebiendo de un tazón de leche es muy habitual, no siempre es lo acertado. ¡Te lo explicamos con detalle!

¿Los gatos pueden beber leche?

La respuesta no es ni sí ni no al 100% en cada caso. Depende de muchos factores que iremos desgranando y que si tienes un felino como mascota, te recomendamos que conozcas.

Los gatos pueden beber leche materna

La leche en gatos cachorros

Cuidar la alimentación de los gatos cachorros es esencial si queremos que estos sobrevivan a las primeras semanas en este mundo.

Los pequeñines nacen muy débiles y la única forma que tienen de recibir todos los nutrientes y anticuerpos que les harán ir creciendo sanos es mamar de su madre.

La leche materna es fundamental para que puedan sobrepasar su periodo de cachorro lactante hasta que se produzca el destete. Este suele llegar de manera completa alrededor del mes y medio de vida del felino, cuando ya puede comer otro tipo de alimento sin depender de la leche.

Si el gatito ha sido separado de su madre, es importante que la leche que ingiera sea un preparado especial de leche maternizada de venta en los centros veterinarios. Darle cualquier otro tipo de leche, podría provocarle la muerte por varios motivos (no recibe las vitaminas que necesita, puede contener mucha grasa, etc.).

Para ofrecérsela, deberás hacer uso de una jeringuilla o biberón especial, hacerlo con mucho cuidado y en las tomas necesarias.

¿Y los gatos adultos pueden beber leche?

Aquí es donde se empiezan a plantear las grandes dudas. Y es que si un gatito cachorro puede y debe beber leche, ¿por qué un gato adulto no podría hacerlo?

Los gatos pueden beber leche siendo adultos o no

Con los gatos sucede lo mismo que con las personas, y es que nuestro tracto digestivo cambia con el tiempo y puede verse modificada la producción de ciertas enzimas.

En este caso, debes saber que los gatitos cuando nacen y mientras son cachorros producen mucha enzima lactasa. Dicha enzima tiene como función digerir la lactosa presente en la leche.

¿Qué puede pasar a medida que el gato crece? Pues que al reducir el consumo de leche, también se reduce la producción de lactasa, lo que puede desembocar en algunos casos en intolerancia a la lactosa.

Esto no sucede en todos los felinos. Algunos no ven alterada de manera tan grave la producción de dicha enzima, con lo cual, pueden seguir ingiriendo leche durante su vida adulta.

Sin embargo, hay que hacer un apunte muy importante y es que aunque tu gato tolere el consumo de leche, esta bebida no debe ser la principal fuente de alimento del animal, ya que no recibirá ni una mínima parte de las vitaminas, nutrientes, etc. que necesita para estar correctamente alimentado y sano.

Por ello, y en caso de no resultar intolerante a la lactosa, podrías darle pequeñas cantidades de leche a tu gato.

Esta puede ser de vaca, aunque la más recomendable siempre será la sin lactosa y desnatada, especialmente si no estás completamente seguro de que sea capaz de digerirla.

¿Cómo sé si mi gato puede beber leche o no?

Como hemos dicho, los gatos pueden beber leche en pequeñas cantidades (nos referimos ahora a los adultos) siempre y cuando no presenten intolerancia o alergia a la lactosa.

síntomas que indican que mi gato no puede beber leche

Para identificar estas patologías, estaremos atentos a los síntomas que puede presentar el felino después de ingerir leche.

Una intolerancia a la lactosa, provocada por la reducción de producción de la enzima lactasa, se presenta en el gato con vómitos, diarrea, hinchazón abdominal y gases, principalmente.

Una alergia a la lactosa, en la que se ve afectado el sistema inmunitario, se reflejará en picores, urticaria, tos, vómitos, diarreas, dificultades al respirar, entre otros.

A modo de resumen sobre si los gatos pueden beber leche

Aquí te dejamos un pequeño resumen sobre lo comentado. ¡Es muy importante que lo tengas en cuenta!

  • Los gatos cachorros pueden y deben beber leche materna o maternizada durante su periodo lactante.
  • A los cachorros solo se les puede dar ese tipo de leche específico. Cualquier otro puede traer consecuencias negativas para el pequeño.
  • Hay gatos que al crecer desarrollan intolerancia a la lactosa. No sucede en todos los casos.
  • La intolerancia o la alergia a la lactosa se presenta en unos síntomas concretos. Retira inmediatamente la leche de la alimentación de tu gato y no dudes en acudir al veterinario si detectas esos síntomas.
  • En caso de que tu gato no sea intolerante o alérgico, puede beber leche, siendo la mejor opción la leche sin lactosa y desnatada.
  • A pesar de todo ello, tu gato no debe beber leche de manera muy habitual y tiene que ser en pequeñas dosis.
  • Y recuerda: los gatos no necesitan tomar leche para estar sanos. Lo importante es que cuides su alimentación y le aportes una dieta equilibrada.

Los gatos pueden beber leche en poca cantidad

Esperamos que hayamos resuelto tus dudas sobre si los gatos pueden beber leche o no. Aun sí, siempre te recomendamos que ante cualquier duda que te surja consultes con tu veterinario.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.