La rata canguro como mascota

La rata canguro como mascota

¿Te gustaría tener una rata canguro como mascota? La rata canguro es un pequeño mamífero roedor de cola larga y curiosas patas. ¡Son animales adorables! Por eso, no nos extraña que cada vez más gente quiera tener una en casa. Pero ¿se puede? ¿Qué hay que hacer para cuidar a esta mascota? ¡Hablamos de ello!

¿Se puede tener una rata canguro como mascota?

La rata canguro es un roedor, pero no es exactamente el tipo de roedor al que estamos acostumbrados, sino que tiene un aspecto bastante peculiar. Por eso a muchas personas les llama la atención y quieren tener una como mascota.

Se adapta sorprendentemente bien a ambientes cálidos y secos y es muy resistente. En su vida salvaje, se alimenta de pequeños insectos y semillas y es capaz de recorrer largas distancias. Les encanta estar limpitas, así que se higienizan a menudo revolcándose en arena; además, se les da muy bien cavar hoyos para refugiarse de sus depredadores.

Estas costumbres y necesidades, ¿a qué se traducen cuando la rata canguro pasa a llevar una vida de mascota doméstica? Pues necesitará mucha luz y ejercicio, ¡son muy activas! No pueden estar encerradas en un espacio pequeño. Además, deberás proporcionarle un ambiente cálido para que se sienta a gusto.

Ten en cuenta que es un animal salvaje, no está domesticado. Deberás estar muy seguro de que puedes darle todo lo que necesita para que el cambio de hábitat no le suponga un shock. La rata canguro no está habituada a vivir en una casa.

Cómo hacerte con una rata canguro

¿Cómo hacerte con una rata canguro?

Como hemos comentado, la rata canguro no es un animal doméstico, es decir, vivir en una casa no es lo mejor para ella. Pero si aun así crees que puedes hacerla feliz y estás dispuesto a dedicarle tiempo y esfuerzo, ¡allá vamos! Si quieres tener una, estas son las opciones que tienes:

  • La mejor opción de todas es buscar en un refugio. Muchas personas se sienten atraídas por las mascotas exóticas y luego las abandonan porque no saben cómo cuidarlas o no quieren hacerlo. ¡Es una pena! Si buscas en refugios de animales, podrás darle una segunda oportunidad a un animal abandonado.
  • Si quieres comprar, asegúrate de acudir a un vendedor que te inspire confianza y te dé el certificado CITES (Convención Internacional del Comercio de Especies en Peligro). La rata canguro es una especie amenazada, sólo con este certificado sabrás que su captura ha sido regulada, además de garantizarte un buen estado de salud en el animal.

Y estas son las opciones que deberías descartar:

  • No confíes en particulares que quieran venderte una, estarás fomentando el comercio de animales.
  • Tampoco deberías coger tú mismo una salvaje. Son animales muy sensibles e incluso podría morir del susto o el estrés al ser atrapado.

Cómo cuidar a una rata canguro

Cómo cuidar a una rata canguro
(Foto via: cuantafauna)

Si vas a tener una rata canguro, esto es lo que necesita:

  • Mucho espacio exterior, en el que poder correr y cavar todo lo que quiera. El problema es que tendrás que esforzarte en evitar que se escape; tendrás que vallar la zona, pero ten en cuenta que es un animal muy pequeño y se puede fugar fácilmente.
  • Para que pueda cavar cómodamente, el sustrato de su terreno debería ser fino y blandito.
  • Alimentar a una rata canguro no es fácil. Necesitará comer raíces, hojas y semillas como el quenopodio, el caramillo y otras plantas endémicas de Estados Unidos. Puede que te cueste encontrarlas.
  • Necesitará relacionarse con otras ratas canguro o se sentirá sola.

El comportamiento de la rata canguro

El comportamiento de la rata canguro
(Foto via: pinterest)

Si te has decidido a tener una rata canguro como mascota, es importante que sepas que al no ser un animal doméstico, se desconoce su comportamiento.

Mientras que otros roedores como los hámsters o los conejos han sido domesticados y populares mascotas desde hace décadas, la rata canguro sigue siendo un animal salvaje. Las reacciones que pudiera tener esta mascota al entrar al nuevo hogar son impredecibles. De hecho, es casi seguro que le cueste tiempo confiar en ti y habituarse al contacto.

 

¿Conoces a alguien que tenga una rata canguro? ¡Cuéntanos su experiencia!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post