Heces amarillas en perros

Heces amarillas en perros, ¿qué significan?

El aspecto de las heces de nuestros perros nos pueden revelar montones de cosas sobre su salud. Tanto el color como la consistencia nos dan pistas sobre el estado de su organismo. Por ejemplo, ¿qué significan las heces amarillas en perros? Te lo contamos en este post.

 

Causas de las heces amarillas en perros

Causas de las heces amarillas en perros

Las heces amarillas en perros pueden ser provocadas por causas muy diferentes:

  • La composición de su comida, es recomendable revisarla antes de elegir el alimento más adecuado para tu mascota. Si tu perro tiene las heces amarillas, lo primero que debes hacer es descartar esta posible causa.
  • Parásito que causa la giardiasis. Debido al daño que causa, el intestino comienza a echar un lubricante de color amarillento para protegerse, que se pega a las heces y les da este particular color.
  • En los perros ancianos es habitual que el intestino se vuelva más sensible y tenga más dificultad a la hora de digerir ciertos alimentos, por lo que también pueden aparecer heces amarillas.

Tratamiento de las heces amarillas en perros

Tratamiento de las heces amarillas en perros

Si has observado que tu perro tiene las heces amarillas, es muy importante que acudas al veterinario. El caso del moco amarillo pegado a las heces indica que existe algún desequilibrio en su intestino y este necesita tratamiento urgente.

Por supuesto, el tratamiento dependerá de cuál sea la causa de estas heces amarillentas:

  • Si se piensa que es por la comida, habrá que irla retirando y sustituyendo progresivamente por otra con una composición más adecuada para las necesidades específicas del perro.
  • Disminuir la ingesta de fibra.
  • Si es necesario, reposición de líquidos con suero para evitar la deshidratación.
  • Desparasitación.
  • Vacunas.
  • Antibiótico si existen infecciones paralelas.

Además de estos tratamientos, es importante cuidar al perro en su día a día para que se recupere y para evitar que vuelva a recaer. Por ejemplo, es esencial no dejar que coma cosas de la calle o alimentos que le dan alergia, así como impedir que beba agua estancada, o de charcos. Vigila bien por dónde paseas a tu perro, las plantas con las que tiene contacto y los perros con los que socializa; nunca le dejes comer heces de otros perros.

 

Recuerda que las heces amarillas en perros son señal de que algo no funciona como debería. ¡Acude pronto al veterinario!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post