feromonas en gatos

Feromonas en gatos: ¿qué son? ¿Es bueno usarlas?

¿Has oído hablar de las feromonas en gatos y de su uso artificial alguna vez? Tanto si es el caso como si no lo es, en este artículo te contamos lo principal que debes conocer sobre este aspecto.

¿Qué son las feromonas?

Las feromonas son unas sustancias químicas que los seres vivos producen a través de unas glándulas específicas. Una vez secretadas, esas feromonas tienen la función de “lanzar un mensaje” a otro ser de la misma especie, que lo recibe en un órgano también específico para ese fin.

Es decir se trata de un medio de comunicación, que en la mayoría de ocasiones repercute en un cambio de comportamiento cuando se recibe el mensaje.

En el caso de los gatos, las feromonas pueden influir mucho en la actitud del animal, especialmente en épocas de celo, donde los felinos se pueden volver más territoriales.

También tienen un papel importante en el estrés felino y es ahí donde nos vamos a centrar más adelante.

qué son las feromonas en gatos

Tipos de feromonas en los gatos

Existen diversos tipos de feromonas en los felinos y estos las reciben a través del órgano de Jacobson o vomeronasal.

Las feromonas son expulsadas a través de la orina, pero también de las heces, de unas glándulas que tienen en su rostro o por flujo vaginal, en el caso de las gatas.

Por un lado están las feromonas sexuales. Son aquellas que el gato secreta cuando está excitado sexualmente. Se asociada al celo felino, ya que permite establecer comunicación entre gatos de diferente sexo cuando quieren copular.

También hay feromonas de marcaje territorial, que caen sobre aquellos objetos del entorno del gato que este marca como suyos propios.

Las conocidas como feromonas sociales son las que los gatetes secretan sobre otros seres que pueden ser de su misma especie o no para distinguirlos como conocidos. ¿Sabes cuando tu gato restriega su cabecita por tus piernas, por el perro o por cualquier ser vivo que vive en casa? ¡Pues está haciéndolo para identificaros como su familia!

Por otro lado, están las feromonas de la tranquilidad, que son las que en este caso más nos interesan. La segregación y recepción de esta feromona hace que el gato se sienta relajado. Algunas de estas feromonas son, por ejemplo, las que segrega la madre mientras da de mamar a sus gatitos para hacerlos sentir seguros.

Tipos de feromonas en gatos

El uso de feromonas en gatos

Llegados a este punto quizás te preguntes qué implica el uso de feromonas artificiales en gatos.

Para ello, debes saber que se ha descubierto que la presencia o no de ciertas feromonas en el entorno del felino influye mucho en su comportamiento. Especialmente en lo que al estrés se refiere.

Cuando hablamos de estrés nos referimos a las reacciones que se producen en un organismo ante un desafío o una demanda. El “problema” es que en esa reacción, el sistema nervioso central eleva su actividad y se secretan muchas hormonas con alguna que otra consecuencia negativa.

En el caso de los gatos, cosas tan sencillas como una visita o un cambio de mobiliario pueden ser suficiente motivo para la aparición de estrés en el felino.

El estrés en gatos puede traer graves problemas a la salud del animal. Algunos solo desarrollan conductas de marcaje mucho más evidentes que las que tenían, pero otros pueden dejar de comer, escaparse, presentar caídas de pelo, etc.

Es por este motivo que se han llegado a sintetizar feromonas para fabricar productos que las contienen, con el fin de ayudar emocionalmente al gato, entre otras prácticas clínicas.

La gestión del estrés en gatos ayuda a evitar sus síntomas, bien porque este haya aparecido de manera directa o como efecto de una enfermedad, como pueden ser las relacionadas con el tracto urinario.

Especialmente se trata de productos con sustancias análogas a la feromona de la tranquilidad, ya que es la que ayuda a calmar el estrés y la ansiedad de los gatos.

Estos artículos de feromonas sintéticas se encuentran en collares, difusores, sprays, etc. por lo que introducirlas en el entorno del felino es bastante sencillo.

uso de feromonas en gatos

Uso con complementos

Su uso ha demostrado una respuesta positiva frente a problemas de marcaje o de estrés, aunque siempre es recomendable combinar su aplicación con otros procedimientos.

Por un lado, suelen incluirse algunos suplementos dietéticos calmantes. Para su uso, siempre es recomendable que consultes el caso con tu veterinario de confianza.

Además, es obligatoria una revisión del entorno del gato y su modificación en caso de ser necesaria. Por ejemplo, aumentar la higiene de sus objetos propios (platos, juguetes y, especialmente, cajón de arena), proporcionarle un pequeño refugio donde pueda esconderse si lo desea y sentirse seguro, rascadores, etc.

Antes de finalizar queremos destacar que no solo hay productos con feromonas tranquilizantes sintetizadas. También los hay con una base de feromonas sociales y se emplean para mejorar la relación entre dos gatos o reducir los efectos negativos que puede producir a un felino la llegada de un nuevo miembro a la familia.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.