Cómo evitar que tu gato muerda los cables

Cómo evitar que el gato muerda los cables

Los gatos son animales curiosos por naturaleza y eso les empuja a morder cosas que no deberían… ¡como los cables! En estos casos es esencial tomar medidas, ya que no es un comportamiento apropiado y sí muy peligroso. Por ello, te damos algunos tips para evitar que tu gato muerda los cables.

Material útil para evitar que un gato muerda cables

Las maneras de hacer que un gato se aleje de cables u otras cosas que no debería tocar son muchas. No obstante, para poner en práctica todas ellas es necesario contar con algunos elementos que te pueden ayudar con estas tareas.

Algunos de esos elementos son:

  • Juguetes y rascadores.
  • Cartón.
  • Productos repelentes: cítricos, vinagre…
  • Cintas.
  • Catnip.

Material para evitar que el gato muerda los cables

Pasos para que el gato deje de morder los cables

Ahora, veamos algunos de los trucos para intentar evitar que tu gato muerda los cables.

Identifica puntos de riesgo eléctrico

El primer paso para evitar que un gato muerda los cables es tener identificados los puntos de riesgo.

Echa un vistazo a todas las zonas a las que tu gato pueda tener acceso donde haya cables.

No descartes las que estén en algún lugar elevado. Como sabes, los felinos son perfectos escaladores y pueden subir hasta puntos que a priori no imaginarías.

No conectes muchos cables a una misma toma

Debes intentar evitar que haya muchos cables enchufados a una misma toma de corriente. De esta manera no solo podrás prevenir una sobrecarga, sino también que tu gato lo vea como una maraña de tiras divertidas. ¡Como le podría parecer un ovillo de lana!

Además, a la hora de enchufar aparatos eléctricos, mantén los cables cerca de la toma para que no te tropieces, el felino piense que ese movimiento es por diversión y quiera participar él también. 

Esconde los cables

Intenta redistribuir los muebles o elementos decorativos para que puedas ocultar bien los cables y estos queden recogidos sin estar a la vista de tu mascota.

Bloquea accesos

Si los cables están por detrás de un mueble que está junto a una pared, pero queda suficiente espacio como para que el gato se cuele, puedes intentar bloquear esos accesos.

Esto lo puedes hacer de diferentes maneras:

  • Poniendo cartones doblados entre la pared y el muble.
  • Colocando un repelente justo al lado del acceso. Los olores a cítricos y a vinagre no gustan nada a los felinos. Por ello, son una buena opción para evitar que los gatos muerdan los cables.
  • También puedes colocar un rascador. Su atención se dirigirá directamente a él y se olvidará de los cables.

Pasos para evitar que el gato muerda los cables

Protege los cables

Puedes usar cintas de doble cara, aislantes o de papel de estaño para fijar los cables al suelo, que no queden sueltos y, a la vez, cubrirlos para evitar que el gato vaya a por ellos.

Además, existen productos concretos cuyo fin es impregnar los cables con esencias cuyo olor repele a los felinos.

Coloca sensores de movimiento

Por otro lado, los sensores de movimiento que emiten sonidos son otra posibilidad para evitar que el gato muerda los cables.

Colocando uno cerca de los mismos, cada vez que se aproxime tu mascota, el sonido desagradable que producirá lo ahuyentará.

Usa el catnip

La hierba gatera o catnip es una planta que fascina a la mayoría de los felinos. Tanto su olor como su sabor son muy atrayentes para ellos, pero, además, ingerirla tiene un efecto sobre ellos que les llena de felicidad.

Por ese motivo, no dudes en ofrecérsela de vez en cuando para que tenga esa opción en lugar de buscar otra cosas que morder mucho más peligrosas.

Desvía su atención

Mantén cerca de ti un juguete que guste a tu mascota. Cada vez que este se aproxime a los cables, llama a tu gato por su nombre, muéstrale el juguete y lánzalo al lado contrario de donde se encuentre.

Educa a tu gato

Por supuesto, la educación del felino es esencial para que este no muerda los cables o no lleve a cabo otro tipo de acciones negativas.

Para ello, debes acostumbrar a tu mascota al “NO”. A pesar de haber utilizado alguno de los métodos anteriores, si pillas a tu gato intentando acercarse a la zona de los cables, díselo firmemente.

Ojo con los cables temporales

Por último, ten especial cuidado con los cables de uso temporal. Estos son, por ejemplo, el de la plancha, el secador de pelo o de las luces de Navidad.

Suele pasar que somos muy precavidos con aquellos cables que están ahí siempre, pero nos olvidamos de que un cable es peligroso en cualquier momento, aunque solo esté a la vista del felino durante una hora. Si lo muerde, las consecuencias pueden ser igual de fatales que si muerde el cable del ordenador que está enchufado todo el año.

Por ello, no te olvides de proteger también esos cables o evitar que el animal llegue a ellos mientras los usas.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 3 =