El recorte de plumas

El recorte de plumas, ¿realmente es necesario?

Una de las prácticas más polémicas de la avicultura es el recorte de plumas, también llamado clipping, que se practica para limitarles la capacidad de vuelo. ¿Es realmente necesario y está justificado o es un capricho de los seres humanos? ¿Por qué se hace? Te lo contamos todo en este post.

¿Qué es el recorte de plumas?

Lo primero de todo es explicar que el recorte de plumas y el mancado son cosas diferentes. En el recorte de plumas como tal, se recorta la pluma en sí, sin afectar directamente a la estructura corporal de las aves, sin causarles un daño físico directo.

Por otra parte, el mancado es una práctica habitual en zoos que consiste en cortar la punta del ala, esto sí, mutilando y provocando una herida en el animal, una pérdida de parte de sus alas. En muchos lugares esto está prohibido.

Dicho esto, nos centraremos en el recorte de plumas. ¿Cómo se realiza? Siempre lo lleva a cabo una persona con experiencia, preferiblemente un veterinario, ya que se trata de una práctica con inconvenientes, especialmente si se hace mal. Un recorte de plumas mal hecho será indudablemente peligroso para el animal.

Tipos de recorte de plumas

Tipos de recorte de plumas

  • El llamado recorte estético: se corta poco, respetando la forma del ala y dejando las plumas primarias. No limita demasiado la capacidad de vuelo.
  • Recorte completo: se cortan todas las plumas del ave, primarias y secundarias, imposibilitando completamente el vuelo y planeo.
  • Recorte estándar: un término medio; se cortan las plumas primarias, respetando las secundarias. Se limita el vuelo pero el ave sigue siendo capaz de frenar en caso de caída.

Recorte de plumas, ¿maltrato animal?

Para algunos sí, para otros no. ¿Por qué querríamos limitar el vuelo a las aves? Estas son algunas de las principales razones del recorte de plumas:

  • Para evitar que escapen
  • Para poder sacarlas de paseo sin que huyan
  • Para tenerlas sueltas por casa o el jardín

Como ves, todas ellas responden a una misma motivación: los caprichos deseos de los humanos. Recordemos que las aves, aunque por supuesto también pueden caminar, están diseñadas para volar.

Las aves no están diseñadas para pasear en nuestro hombro, pregúntate si de verdad esto supone una ventaja para tu ave suficiente para que compense el cortarle las plumas. ¡Si le impides volar, estarás robándole una práctica fundamental de su especie!

En algunos lugares, como Estados Unidos, se recurre al recorte de plumas, o incluso al mancado, para evitar la huida de ciertas especies que podrían suponer un problema medioambiental. En España, sin embargo, en este caso se prohíbe la tenencia de ciertas aves, sin más, en lugar de limitarles el vuelo.

¿Tiene el recorte de plumas alguna ventaja para el animal?

Tiene el recorte de plumas alguna ventaja para el animal

Bien es cierto que algunos dueños deciden recortar las plumas a sus aves para poder tenerlas en el jardín sin que escapen, en lugar de tenerlas en la jaula. Entonces, podríamos decir que gozan de cierta “libertad”: a cambio de no poder volar, pueden disfrutar de aire libre, subirse a algún árbol, trepar… en lugar de vivir en una jaula.

¿Es esto realmente una ventaja? Vivir en una jaula no es natural para un ave, pero tampoco lo es no poder volar. De una forma u otra, se las está coartando, limitando su libertad, quitando sentido a su existencia y a su naturaleza. Otra opción es dejarla volar sólo dentro de casa, cerrando puertas y ventanas para que no escape. Una vez más, sus capacidades serán plenas pero nunca disfrutará de un vuelo al aire libre.

Entonces, podríamos decir que un ave mascota nunca es libre de ninguna manera, ya sea por vivir entre barrotes o por no poder volar por falta de plumas.

¿De verdad sirve para algo el recorte de plumas?

De verdad sirve para algo el recorte de plumas

El recorte de plumas, especialmente si es de tipo estético, no impedirá que tu loro pueda salir volando por la ventana. Pero sí impedirá que pueda aprovechar ese vuelo y caerá al vacío. Querías conseguir que no se escapara y sólo habrás conseguido que se mate.

El recorte de plumas tampoco sirve para amansar a un ave salvaje, sólo limita su capacidad de vuelo para facilitar su captura. Si recortas las alas a un ave agresiva, no sólo no lo solucionarás, sino que además estarás castigándola en vez de educarla bien.

Si te estás preguntando si este recorte hace daño al pájaro, no se lo hace en sentido físico, igual que tampoco duele que se le corten las uñas. Dicho de otra manera, en el recorte de plumas no hay sangre, no hay dolor. ¡Pero esta no es la única forma de hacer daño! Sólo el proceso de verse atrapado, sujeto para ser recortado, ya es suficientemente traumático, además de la consecuencia de no poder volar más de manera normal. Además, si se hace mal, sí que podrías herirle o entorpecer su vuelo y hacer que se choque o se lesione.

 

Antes de lanzarte a cortar las plumas a un ave, pregúntate si de verdad lo necesita. El pájaro, no tú. Si lo que quieres es una mascota que poder sacar a pasear, ¡quizás un ave no es lo que buscas!

Recuerda: cuando tenemos una mascota, debe ser porque queremos lo mejor para ella.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post