sacar-a-pasear-al-gato-a-la-calle

¿Es necesario sacar a pasear al gato o no?

Una de las ventajas de elegir a los gatos como animales de compañía es que, gracias a su independencia y a lo higiénicos que son, no es necesario salir a la calle con ellos todos los días. Sin embargo, habrá personas que se pregunten si no sería conveniente sacar a pasear al gato. En este post intentaremos sacaros de dudas.

es-necesario-sacar-a-pasear-al-gato-o-no

Sacar a pasear al gato: hablan los expertos

La mayoría de los profesionales están de acuerdo en que no es recomendable sacar a pasear al gato. Como ya sabemos, hay situaciones que para nosotros son muy normales, pero a los gatos les causan un gran estrés.

Salir a la calle puede resultar verdaderamente angustioso para ellos. Uno de los motivos es que los felinos van dejando por toda la casa su olor (en rincones, muebles, etc.). Esto les hace sentirse seguros, pues marcan el que es su territorio.

En la calle estarán alejados de esas marcas, olerán las de otros, se cruzarán con muchísimas personas y otros animales. Todo ello acabará provocándoles ansiedad y posiblemente unos buenos sustos si algún perro les ladra.

Quizás, si observas que tu gato tiene tendencia a escaparse de casa, puede ser recomendable dar un paseo corto con él. Si no es así, es mejor evitarlo.

Recomendaciones si vas a sacar a pasear al gato

Por otro lado, hay personas que opinan que sacar a pasear al gato puede reportarle algunos beneficios, como el mantenerse en forma, evitar la obesidad y disfrutar de la naturaleza.

Además, hay gatos que son muy sociables. Si tu gato es uno de ellos y finalmente decides que te apetece sacarlo de paseo, te recomendamos que sigas ciertos pasos que ayudarán a tu felino a sentirse cómodo.

En primer lugar, cómprale un arnés adaptado a su tamaño para que al ponérselo le quede justito. Cuando lo tengas, déjaselo para que lo curiosee y no lo reconozca como un peligro.

Antes del primer día de paseo con tu gato, ponle el arnés y la correa en casa y paséalo por tu hogar. De esta forma se irá adaptando a la situación.

Si notas que está calmado, prémiale. Haz lo mismo si su conducta es adecuada cuando salgas por fin a la calle.

También, antes de sacar a pasear al gato, asegúrate de que tiene su vacunación al día para que no haya riesgo de contagio de ninguna enfermedad.

Cuando por fin toque salir a la calle, da paseos cortitos. Recuerda que ellos no necesitan hacer sus necesidades fuera, que les gusta su arenero.

Además, intenta ir a sitios que no sean muy frecuentados. Evita, sobre todo, los parques para perros.

Ya sabes que no es necesario sacar al gato a pasear, pero en tus manos está la decisión. ¡Cuídalo!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post