cómo socializar a un perro

Cómo socializar a un perro: todo sobre la socialización canina

Hablar de la socialización en perros es hablar de un proceso importantísimo que marcará la vida de nuestra mascota y, por consiguiente, afectará a nuestra convivencia con ella. Si quieres que, en ese sentido, todo vaya bien, debes saber cómo socializar a un perro, tanto si es cachorro, como si llega a ti siendo adulto. ¡Hablamos sobre ello!

¿Qué es la socialización y por qué es tan importante?

Se podría decir que la socialización es un proceso de aprendizaje, de hecho, uno de los más importantes del animal.

Durante ese proceso, el perro aprenderá a relacionarse con su entorno y todos los elementos que hay en él. Esto es: personas, otros animales, escenarios, ruidos y situaciones.

claves para saber cómo socializar a un perro

Saber cómo socializar a un perro correctamente es importante, pues de ello dependerá que el peludito acabe siendo un adulto equilibrado.

De no ser así, las consecuencias pueden ser muchas y muy negativas. Entre ellas:

Aunque la socialización en perros debe empezar desde cachorros, en ocasiones esto no es posible, puesto que el perro llega a nuestro hogar siendo adulto y sin haber sido socializado.

Quizás en esas ocasiones, los problemas de conducta anteriormente mencionados ya estén presentes, pero no por ello debemos descartar la socialización. Para ello, más adelante, también os daremos algunos consejos.

Ahora sí, ¡veamos cómo socializar a un perro!

Cómo socializar a un perro cachorro

Lo primero que debes saber es que, aunque un perro puede estar aprendiendo a lo largo de su vida, el periodo de socialización más importante comprende la etapa que va desde las 3 semanas de su nacimiento hasta los 3 meses de vida.

Socializar con otros perros

Ya desde que nace, el perro comienza a relacionarse con su madre y sus hermanos. Es esta quien le va enseñando ciertas conductas y el pequeño ya conoce a otros de su especie.

Tanto si el perro se va a separar de su madre y del resto de la camada de manera permanente como si no es así, no hay que esperar a que cumpla los 3 meses para comenzar a socializarle con otros y con el entorno.

A la hora de socializar a un cachorro con otros perros, es importante que empieces, a ser posible, con perros que estén en su mismo momento vital. De esta forma todos saldréis favorecidos.

Luego, será importante que se relacione con otros perretes de diferentes razas, tamaños, edad.

Dado que durante los primeros meses de vida los perros no tienen todas sus vacunas puestas, asegúrate de que los otros perros estén sanos y evita los contactos muy directos o continuados.

Socializar con las personas

cómo socializar a un perro cachorro

Una de las cuestiones más importantes a la hora de saber cómo socializar a un perro con las personas es que no se debe forzar tal situación.

El perro de por sí tiene un carácter curioso y debe ser él quien se acerque a conocer a las personas sin obligarle.

Eso sí, es super importante que conozca a personas de todo tipo y se relacione con ellas: desde bebés a ancianos, de diferente etnia, diferente sexo…

Con los niños pequeños debes prestar especial atención para evitar que le hagan daño al perro. De suceder, el perro podría desarrollar conductas miedosas o agresivas hacia los niños y eso te puede poner en situaciones muy comprometidas a lo largo de su vida.

Nuestro consejo es que invites a personas a casa para que interactúen con tu mascota; también que salgas a la calle con él aunque sea en brazos o transportín si aún no tiene las vacunas puestas; paséalo en cuanto puedas; acude con él a lugares pet-friendly, etc.

Socializar con el entorno

En este sentido se trata, no solo de presentarle todos los elementos cotidianos del hogar, sino otros elementos del ambiente.

Por ejemplo, es muy importante que conozca el ruido del tráfico, lo que es una bicicleta, etc.

En general, los ruidos fuertes suelen causar temor a los perros. Por eso, aunque no hay que ir asustándolos continuamente con estos sonidos, sí que deben relacionarse con algunos de ellos.

Para esto, es importante que tu perro no viva alienado en el hogar. Igual que para socializar con otras personas y perros, es necesario que salga de casa.

Socializar con otros animales

Dentro de todo el proceso sobre cómo socializar a un perro, también es importante la socialización con otros animales.

Esto es necesario en cualquier caso, pero especialmente si tienes a otras mascotas en casa o vas a llevarlas en algún momento.

Las presentaciones con otras mascotas, como los gatos, deben hacerse de manera progresiva. Ya sabemos que los gatos son seres muy territoriales y puede ocasionarles mucho estrés la presencia de otro animal.

cómo socializar a un perro con otros animales

La relación entre ellos, además de progresiva, debe ser natural. No obligues a ambas especies a estar juntas, por ejemplo, encerrándolas a las dos en una misma estancia.

En el caso de otras mascotas como hámsters, cobayas o pájaros, el perro cachorro debe ser consciente de su presencia, de su olor de sus ruidos, pero al ser animales más pequeños que él, es mejor que no tengan contacto directo. Por lo menos no de primeras.

En caso de vivir en el campo, es probable que el cachorro se encuentre con otros animales mayores que él: cabras, ovejas, vacas…

Debes dejar que también se relacione con ellos, aunque siempre con vigilancia. Lo normal, por ejemplo, puede ser que las ovejas huyan de él, pero no queremos que ocurra un accidente.

Cómo socializar a un perro adulto

Cuando un perro no es socializado siendo cachorro, es muy probable que muestre algunos problemas conductuales al crecer.

Para hacerle frente a esos problemas será necesario mucho tiempo de trabajo con el animal. Además, lo ideal en esos casos es que acudamos a un educador profesional. Esto es así por varios motivos:

  • Aunque cada perro es un mundo, los profesionales tienen conocimientos generales para cada problema y pueden enfocarlo bien en el caso de tu mascota.
  • Además, también son conocedores de las posibles respuestas que puede tener el animal ante ciertas circunstancias.

Para socializar a un perro adulto habrá que detectar primero dónde están los problemas surgidos de la no socialización.

cómo socializar a un perro adulto

Puede tratarse de que no esté acostumbrado a otros perros y se asuste o se ponga agresivo cuando ve a otro. O puede tratarse de inseguridad o miedo al salir a la calle. O que no pare de ladrar a los niños.

Sea cual sea el problema o problemas, hay que tenerlos bien claros.

Luego, se irá trabajando en la introducción del estímulo que cause el comportamiento inadecuado en el perro, de manera muy progresiva, sin forzarlo.

Además, se usará, como en cualquier proceso de adiestramiento, el refuerzo positivo.

Por último, cabe destacar un punto importante a la hora de abordar el tema de cómo socializar a un perro: la mordida canina.

Cuando se trata de perros cachorro, la enseñanza se llama inhibición de la mordida. Esto consiste en que, durante el proceso de socialización y antes del cambio de dientes de leche a los definitivos, se debe enseñar al perro a no responder ante nada (juegos, enseñanza, etc.) con mordidas.

En el caso de los perros adultos, esto se trata de un aprendizaje mayor, ya que el perro ya está acostumbrado a responder mordiendo y hay que corregir esa conducta.

En cualquiera de los dos casos, trabajar esto es muy importante. Un perro que no sabe inhibir su mordida puede ser un perro peligroso.

 

Ahora ya conoces las claves de la socialización canina. ¡A por ello!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − 3 =