Cómo reanimar a un cachorro recién nacido

¿Cómo reanimar a un cachorro recién nacido?

Si tu perra está preñada y has decidido asistir tú mismo el parto en casa, deberás estar preparado para todo lo que pueda ocurrir. Esperamos que no, pero por si los perritos tienen algún problema, vamos a enseñarte cómo reanimar a un cachorro recién nacido.

Cómo reanimar a un cachorro recién nacido

Cómo reanimar a un cachorro recién nacido

(Foto via: mundoperro)

En ocasiones, por algunos motivos, las perras mamás no están en condiciones de ocuparse de sus cachorritos recién nacidos, y estos necesitan ayuda para respirar por primera vez. Lo mejor en estos casos es que un veterinario asista el parto, pero si no puede ser y tienes que hacerlo tú, te contamos cómo.

Si tus perritos necesitan reanimación neonatal, tendrás que imitar en la medida de lo posible lo que su madre hace: estimular su respiración con masajes, dándoles calor y limpiando sus vías respiratorias. Los pasos a seguir para reanimar a un cachorro recién nacido son:

  1. Lo primero es sacar al cachorro del feto. Rompe la bolsa con los dedos o unas tijeras de punta redondeada. Saca al cachorrito con mucho cuidado.
  2. Corta el cordón umbilical. Para ello, coloca una pinza especial para ello o un hilo de seda entre el abdomen del cachorro y el punto donde vas a cortar el cordón. Corta cuando esté bien sujeto y deja la pinza en el sitio unos minutos para facilitar la coagulación.
  3. Limpia sus vías respiratorias. Puedes usar una pera para enemas, una jeringuilla, un bulbo de succión o sacudiendo al cachorro de la forma apropiada. Te enseñaremos cómo hacerlo más adelante.
  4. Ahora hay que favorecer su respiración. Frota rápidamente su tórax con una toalla. Si no es suficiente, recurre a gotas de estimulación respiratoria en su lengua o nariz y, como último recurso, balancea al perro arriba y abajo, para contraer y extender su diafragma.
  5. Estimula su resiración, masajea el filtrum, es decir, el surco entre las fosas nasales.
  6. Si nada de esto funciona, habrá que reanimar con oxígeno. Puede ser con una máquina o boca a boca natural. Coloca tu boca pegada a la suya y dale pequeñas bocanadas de aire con cuidado mientras presionas suavemente (basta con dos dedos) su pecho en la zona del corazón. ¡Ten cuidado, es muy pequeño y frágil!

¿Ya has conseguido que el cachorro respire? ¡Genial! ¿Qué hacer ahora?

que debes hacer con un cachorro recién nacido

Ahora que ya sabes cómo reanimar a un cachorro, toca seguir los siguientes pasos antes de devolvérselo a su madre:

  • Seca suavemente al cachorro con una toalla. Procura que su temperatura esté siempre entre 32 y 36ºC
  • Utiliza povidona yodada para desinfectar el cordón umbilical.
  • Ahora, el cachorro necesita mamar cuanto antes el calostro de su madre. ¿Qué es el calostro? Llamamos calostro a la primera leche materna, que contiene todos los anticuerpos y nutrientes que necesita el cachorro en un momento tan delicado. Le aporta un alto contenido en grasas, esencial para comenzar correctamente su desarrollo.

 

Así se hace la limpieza de las vías respiratorias de un cachorro recién nacido

Así se hace la limpieza de las vías respiratorias de un cachorro recién nacido

(Foto via: misanimales)

Esta tarea es muy delicada, pero también muy importante. Ten cuidado de no hacer daño al cachorro. Esto es lo que vas a necesitar:

  • Puedes utilizar una jeringuilla, una pera para enemas, un bulbo de succión para extraer el líquido amniótico.
  • Papel o toallas para limpiar su nariz.
  • Guantes de látex.

El procedimiento para limpiar las vías respiratorias de un cachorro es:

  • Limpia con una toalla o papel su cabeza y hocico. A la vez, masajea el tórax para estimular la respiración del cachorro.
  • Cuando hayas elegido uno de los objetos anteriormente mencionados, abre su boca e introdúcelo para succionar el líquido. Haz lo mismo con sus fosas nasales. Repite el proceso hasta estar seguro de que no quedan residuos.
  • Si aun así no logra respirar, cógelo con firmeza pero cuidado entre las manos, mejor envuelto en una toalla, pero con la cabeza descubierta. Sujeta bien su cabeza y sacúdelo con cuidado hacia abajo; de esta manera intentamos mover el líquido que pueda quedar e irá saliendo.
  • Cuando salga, continua succionando, limpiando y estimulando su respiración. ¡Seguro que consigues estabilizarlo!

La responsabilidad de traer cachorros al mundo

La responsabilidad de traer cachorros al mundo

(Foto via: tugoldenretriever)

Aunque te hemos enseñado cómo reanimar a un cachorro recién nacido, lo ideal es que un veterinario realice este proceso en su clínica, ya que se trata de una tarea extremadamente delicada.

Además, tener cachorros es una gran responsabilidad, ¡no lo olvides! No incentives el embarazo canino si no estás dispuesto a llevar a cabo todas las responsabilidades que los cachorros van a requerir.

Por otro lado, a veces las perras no pueden, o no quieren, ocuparse de todos sus cachorros. En ese caso, serás tú el que deba ocuparse de cuidarlos para que sobrevivan. ¡Debes estar dispuesto a hacer todo lo que haga falta antes de decidir que tu perra tenga cachorritos! Sé responsable.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post