Cómo hacer que mi perro no se escape

Cómo hacer que mi perro no se escape

Salir corriendo durante un paseo o escabullirse en cuanto abres una puerta. ¿Te suena? Son situaciones frecuentes entre los perros, que a menudo ceden a sus instintos y a su curiosidad y se escapan, no siendo conscientes de los peligros a los que se pueden enfrentar fuera de casa. ¿Cómo hacer que mi perro no se escape? Te enseñamos cómo conseguirlo, ¡no tendrás que volver a preocuparte!

Por qué se escapan los perros

Por qué se escapan los perros

Las razones por las que un perro se puede escapar de casa son muy variadas:

  • Ha detectado una perra en celo en la zona: si tu perro es macho, al detectar a una perra en celo cerca querrá salir de casa a toda costa para encontrarse con ella. Estas liberan feromonas para que los perros las encuentren y así poder tener descendencia.
  • Demasiada energía: los perros necesitan hacer ejercicio diario, si se ven encerrados en casa demasiado tiempo no dudarán en irse a correr un rato a su aire en cuanto tengan oportunidad.
  • Curiosidad e instinto: las ganas de explorar y el instinto de caza a menudo se adueñan de nuestras mascotas. Se pasan la vida olfateando y son capaces de detectar  montones de cosas de su interés a gran distancia. Si huele algo rico, ¡querrá salir de casa para encontrarlo!

 

Cómo localizar a un perro que se ha escapado

Cómo localizar a un perro que se ha escapado

Estar pendiente del perro las 24 horas es imposible, por lo que puede ocurrir que se escabulla en un descuido. Sin embargo, hay ciertas cosas que puedes hacer para que sea más fácil encontrarlo:

  • La inserción de microchip identificativo es obligatoria en España. Ayuda a identificar a tu mascota con un número único, además de recoger los datos personales de su propietario.
  • Además, puedes ponerle a tu perro una chapa con tu teléfono y su nombre. De esta manera, si alguien lo encuentra podrá localizarte para devolvértelo.
  • Un método más sofisticado de búsqueda es colocar un GPS en su collar, de modo que a través del teléfono móvil controlamos su ubicación en todo momento.

¡Se previsor y adelántate a posibles escapadas, toma medidas para encontrar a tu mascota!

Cómo hacer que mi perro no se escape de casa

Cómo hacer que mi perro no se escape de casa

Si tu problema es que tu perro se escapa de casa cuando está en un jardín o cualquier otra zona exterior, ten por seguro que conoce mejor que nadie todas las posibilidades de huida. Es muy importante de que te asegures de limitar o cercar bien toda la zona exterior en la que vaya a estar tu mascota, eliminando posibles salidas. Comprueba de vez en cuando que el vallado no se ha roto o que no hay hoyos en la arena por los que pudiera salir bajo las vallas.

Si el problema es que tu perro se escapa en cuanto abres la puerta de casa, ahí estás ante un fallo de educación, tu perro no ha aprendido correctamente a respetar la puerta de casa y a salir sólo con permiso.

Para enseñarle a salir sólo con permiso, coge la correa y ponte en la puerta, haciendo amago de salir. Si intenta salir sin la correa puesta, dile claramente NO. Sal sólo cuando esté atado; tendrás que insistir unas cuantas veces, pero poco a poco entenderá que sin correa no se sale.

Cómo hacer que mi perro no se escape durante los paseos

Cómo hacer que mi perro no se escape durante los paseos

Ten en cuenta que en zonas urbanas es obligatorio llevar al perro atado con correa, sólo debes soltarlo en zonas de campo o similares donde no moleste ni corra peligro.

De todos modos, antes de hacerlo asegúrate de enseñarle bien las órdenes de venir hacia ti y responder a su nombre. Esto debes comenzar a entrenarlo en un espacio cerrado, ya que en el exterior hay más distracciones y mayor facilidad de huida, por lo que será más difícil que te haga caso.

Cuando tu perro haya acudido a la llamada, ofrécele una recompensa (una golosina, caricias, palabras amables, clicker…). Con insistencia conseguirás que confíe en ti y te haga caso siempre, sin necesidad de premiarle por ello. No dejes a tu perro suelto en espacios abiertos mientras no haya afianzado bien este conocimiento. ¡Si se escapa lejos de ti podría correr peligro!

Evita zonas conflictivas que sabes que fomentan la huida de tu perro o que hacen que se ponga nervioso, como por ejemplo perros agresivos, perras en celo, zonas de mucho tránsito o con olores a comida. Si es necesario, modifica la ruta de tu paseo.

 

¡Recuerda! El ejercicio es fundamental para que el perro no acumule demasiada energía y quiera huir por “necesidad”. ¡Ejercita a tu perro todo lo necesario!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post