Cómo adiestrar a un cachorro

Cómo adiestrar a un cachorro,¡consíguelo de forma fácil!

Cuando un nuevo cachorro llega a casa, es nuestra responsabilidad esforzarnos para darle una buena educación, enseñarle a convivir en este nuevo entorno. No te vamos a engañar, requiere tiempo y paciencia, ¡así que no esperes conseguirlo en dos días! Pero si quieres saber cómo adiestrar a un cachorro, nosotros te damos las claves para darle las primeras pautas de comportamiento en casa.

Cómo adiestrar a un cachorro

Si tienes un cachorro, debes empezar a educarlo por las órdenes más básicas y las actividades fundamentales para pasar el día a día, como aprender a hacer sus necesidades donde y cuando toca, adquirir hábitos de aseo y aprender a comportarse con otros perros y con las personas.

Vamos a ver cómo lograr todas estas cosas:

Cómo adiestrar a un cachorro

Hacer sus necesidades en casa

Si tu cachorro acaba de llegar, lo más seguro es que aún no tenga puestas sus primeras vacunas y por tanto no pueda salir a la calle. En ese caso, necesita hacer sus necesidades en casa; pero para que no sea un desastre, tendrá que aprender a hacerlo en un sitio concreto. Para ello, utilizaremos unas cuantas hojas de papel de periódico que harán las veces de baño para tu perro.

Los primeros días, inevitablemente hará sus cosas por la casa. Para que vaya familiarizándose con el papel, llévalo allí varias veces al día y déjale olisquear.

Los momentos después de comer, al despertarse por la mañana y después de las siestas son clave a la hora de hacer sus necesidades. Lleva a tu perro al papel en esas ocasiones para que haga pis. Cuando lo consiga, por supuesto, dale una recompensa, el refuerzo positivo favorece la repetición de buenos comportamientos.

No tardarás mucho en reconocer cuándo tu perro está a punto de hacer sus cosas. Cuando le veas coger postura, interrumpe el proceso y llévalo al papel, así irá entendiendo que tiene que hacerlo en ese otro lugar y, antes de lo que crees, irá por su cuenta.

 

Adquirir hábitos de aseo

Los cepillados, limpieza de orejas, corte de uñas, lavado de dientes, baños… van a ser necesarios para la higiene de tu mascota. Te recomendamos que, dentro de lo posible, le acostumbres a ello desde el primer día, así lo verá como algo bueno y luego no te costará. Si no cepillas a tu perro nunca y pasan unos meses, después no querrá que lo hagas y será más complicado.

Ten en cuenta que no se debe bañar a los perros que aún no han recibido sus primeras vacunas, y después tampoco con demasiada frecuencia, una vez al mes como máximo.

Cómo adiestrar a un cachorro

Aprender modales: la socialización del cachorro

La mayoría de los cachorros se caracterizan por ser muy efusivos al relacionarse. Esto puede ser bueno, pero también puede ser malo si el perro crece y no se le han puesto límites.

Es importante socializar a los perros, pero hay que hacerlo de forma correcta. Cuando un cachorro llega a casa, es fundamental que empiece a socializar gradualmente, primero con las personas (y si las hay, otras mascotas) que viven con él. Después, puedes ir invitando a otros familiares y amigos a visitaros, para que vaya habituándose a relacionarse con desconocidos.

Puede reaccionar de dos maneras que no queremos: tener miedo o ser demasiado entusiasta. En cualquiera de los dos casos, es importante ir poco a poco para que neutralice el comportamiento. Si tiene miedo, no agobies ni obligues a tu perro a socializar, pero intenta que vea la experiencia como algo positivo; por ejemplo, dale a esa persona que él ve como una amenaza un premio para tu perro. Al dárselo, lo percibirá como un amigo.

Por otra parte, si lo que le ocurre es que se pasa de emocionarse (algunos perros llegan incluso a hacerse pis) hay que evitar alimentarle ese comportamiento, por lo que es recomendable no hacerle caso hasta que se haya tranquilizado un poco.

Posteriormente, cuando tu perro ya pueda pasear, podrá conocer a otras mascotas y otros entornos.

Cómo adiestrar a un cachorro

Adiestramiento en obediencia

Es fundamental que enseñes a tu perro órdenes básicas de obediencia para poder comunicarte con él. No hay que complicarse al principio, será suficiente con:

  • Enseñarle a que responda a su nombre: desde el primer día, es necesario que repitas su nombre, dirigiéndote a tu perro y mirándolo directamente, para que lo asocie consigo mismo. Utiliza siempre un tono amable y alegre para que lo vea como algo positivo. No tardará en reaccionar cuando lo oiga.
  • Sentarse y tumbarse: las órdenes más necesarias y sencillas para que su comportamiento sea adecuado. Tenemos artículos específicos para lograrlo, ¡échales un vistazo!
  • Venir: que tu perro venga a ti cuando lo llamas es necesario para después enseñarle cosas más complejas. Utiliza premios o juguetes como refuerzo positivo para llamar su atención y dáselos cuando responda a la orden que le des.
  • Utilizar la correa: no está permitido ni es seguro llevar al perro suelto por la calle, así que es tu obligación enseñarle a usar la correa. Es fácil de conseguir, sólo tendrás que ponérsela dentro de casa y pasear junto a él durante períodos de tiempo cortos, que podrás ir alargando gradualmente. Pronto estará listo para salir a la calle con ella.

Recuerda que siempre debes elegir palabras cortas, fáciles de recordar y muy diferentes unas de otras para adiestrar a un cachorro en obediencia. Elígelas bien, porque no podrás cambiarlas luego o se confundirá.

 

¡Ya sabes cómo adiestrar a un cachorro! Hace falta tiempo y paciencia, pero los resultados son muy gratificantes. Recuerda ser siempre comprensivo y agradable, ¡está aprendiendo! Basa su educación en el refuerzo positivo y lo conseguirás antes de lo que piensas.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post