señales de artritis canina

7 señales de artritis canina

La artritis canina es cada vez más frecuente, debido al estilo de vida que llevan los perros. A día de hoy viven más años que antiguamente, por lo que tienen más tiempo para sufrir achaques. Por otro lado, los perros domésticos a menudo comen lo que no deberían y desarrollan obesidad, lo que les afecta a las articulaciones. ¿Crees que es el caso de tu perro? Te contamos 7 síntomas de la artritis en perros.

La artritis canina, una enfermedad cada vez más habitual

La artritis canina

La artritis en perros no sólo está creciendo, sino que además es una de las principales causas de dolores crónicos en los perros.

¿Qué es la artritis canina? Se trata de una enfermedad degenerativa en la que el cartílago que protege y amortigua las articulaciones se va desgastando. Esto provoca dolores por roce, además de un crecimiento anormal de los huesos y reduce la movilidad.

La Fundación para la Artritis afirma que, en Estados Unidos, uno de cada cinco perros tiene artritis. ¡Eso es un 20% de los perros! Es muchísimo. Y en Inglaterra, un estudio demostró que entre 2012 y 2o15 la artritis canina había crecido más de un 300%.

Por qué cada vez hay más artritis canina

Por qué cada vez hay más artritis canina
(Foto via: free pic)

La principal causa de la artritis en perros es la obesidad. Cuando los huesos tienen que mover más peso del que pueden, el perro acaba sufriendo consecuencias.

En España, entre un 25 y un 30% de los perros tiene obesidad. Y es que la vida doméstica de los perros ha reducido sus niveles de ejercicio físico y ha incrementado la cantidad o empeorado la calidad de su dieta. Es decir, comen más de lo que deberían (y cosas que no deberían, como comida para humanos) y llevan una vida sedentaria.

¿Es la obesidad la única causa de la artritis canina? ¡No! Sí es la más habitual, pero existen otras causas, como:

  • Edad: con la vejez aparecen achaques y enfermedades, la artritis es una de ellas. Empieza a aparecer en perros a partir de los 8 años de edad.
  • Los perros de raza grande o gigante son más propensos a sufrir artritis y otros problemas de huesos, como la displasia de cadera y de rótula.
  • Predisposición genética. Algunas razas sufren más de artritis que otras; algunas de esas razas son el golden y el labrador retriever, el pastor alemán, los galgos, el rottweiler y el bóxer.

Síntomas de artritis canina

Síntomas de artritis canina
(Foto via: pinterest)

¿Cómo saber si tu perro tiene artritis? Los síntomas más frecuentes de artritis en perros son:

  1. Un paso más lento, a veces incluso incapaz de seguir tu ritmo, se va quedando atrás en los paseos.
  2. Tiene dificultades para encontrar una postura cómoda, le molesta levantarse y sentarse.
  3. No quiere pasear mucho y pierde las ganas de jugar. En general, de moverse demasiado.
  4. Antes subía ágilmente escaleras, al coche, al sofá… pero ya no lo hace o le cuesta mucho más.
  5. Tiene cojera o el reparto de su peso es desigual entre patas (se apoya más en una que en otra). Ocurre especialmente cuando empieza a caminar después de estar un rato en reposo.
  6. Siente dolor, que demuestra gimiendo o llorando, cuando tocas ciertas partes de su cuerpo.
  7. Hay otros cambios en su comportamiento general o estado de ánimo: duerme más, está apático, irritable, se lame compulsivamente las patas…

Crees que tu perro podría tener artritis

Crees que tu perro podría tener artritis
(Foto via: recreoviral)

Si tu perro muestra alguno o varios de estos síntomas de la artritis canina, acude al veterinario cuanto antes. Si el diagnóstico confirma la artritis, le recetará medicamentos para mejorar su calidad de vida y te dará consejos para ayudarle a sentirse mejor:

  • Analgésicos y antiinflamatorios.
  • Suplementos como la glucosamina o la condroitina para fortalecer sus huesos y frenar el avance de la enfermedad.
  • Consejos para regular la dieta y perder peso.

Recuerda que nunca debes medicar a tu perro por tu cuenta, podría ser peligroso. Sólo el veterinario puede dar un diagnóstico acertado y un tratamiento a medida. ¡La salud de tu peludo es lo primero, no juegues con ella!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post